The words you are searching are inside this book. To get more targeted content, please make full-text search by clicking here.
Discover the best professional documents and content resources in AnyFlip Document Base.
Search
Published by amandab, 2018-12-18 17:09:30

HOTBITW_PDF_Reduced

HOTBITW_PDF_Reduced

La

Historia

De los

Vascongados

En el Oeste

De los Estados Unidos

Por

Sol Silen

Traduccione s ;por

Manuel J. de Galvan

Publicado por

New York 1917

& 1) n a l 1 py r i h 19 8 OI

)'

ta t s ubli hing
B oisc, I dah o,

",

SR. SOL SILEN

Introduccion

SE R I A imposible para mí hacer conocer Casta roa N evrthiz etan," impreso en Paris en
toda la historia del pueblo vasco en el 1657, fué aumentado con una segunda colec-
corto espacio que se me ha designado, ció n "Atsotizen Vrrhenquina. Los proverbios
por lo cual me reduzco a recoger las iueron editados por Francisco Michel ( P a ris
di scripciones de escritores de recono- J847) y la adición por P. Hariston (Bayonne
cida autoridad. (La Enciclopedia Bri- 1892) y por V. Stempp (Bordeaux 1894).
tánica) y los hechos observado s personalmen-
te por mí mi smo durante catorce años. Sobre el origen de lo s Vascos las principales
teorías existentes son : ( 1), que descienden
"A rna uld de Oinhenart ( 1592-1668) historia- de la s tribus indigenas que los griegos y los
dor y poeta vasco, nació en Mauleon, y estu- latinos llamaban Iberi ; (2) que pertenecen a
dió en Burdeos, donde se graduó de Doctor las tribus blancas bereberes ("Eurafricanas",
en Derecho en 1612.. Se dedicó a la práctica H e r ve) y a trav és de los antiguos lybios, de
de su profesión en la ciudad que lo vió nace:', una raza descrita en los monumentos egipcios.
y después de su matrimonio con Jeanne d'Er- (3) La teoría de la Atlántida, que dic e per-
doy , heredera de una noble familia de Saint tenecen al perdido continente de la Atl áutida,
Pa1ais, ejerció ante el Parlamento de Navarra. cuyos habitantes estaban representados por los
. Empleó todo el tiempo que tenía disponible
fuera de las obligaciones profesional es, así co- Juanchos de las islas Canarias y por una raza
mo su fortuna en la recopilación de documen
tos auténticos relativos a las antiguas provin- blanca de la costa occidental de Africa. (4);
cias Vascas y del Bearnes, y agregó a ellas el que son una raza indígena la cual jamás se
fruto de sus concienzudos estudios en los ar- ha extendido más allá de los límites de la re -
chivos de Bayona, Tol'osa, Pau, Perigord y gión que hoy ocupa." En materia de COStUIII-
otras ciudades imp ortantes. El resultado de bres, instituciones, administración, en su vida
su labor quedó incorporado en cuarenta y cin- civil y política, no se puede señalar nada que
co volúmenes manuscritos que su hijo Ga- pueda calificarse como exclusivamente vasco ;
briel envió al ministro Colbert, Veinte y tres pero el conjunto de las manifestaciones en
de esos volúm enes se conservan en la Biblio- todos los órdenes de su vida, los hace JUUY
teca Nacion al de París. ( Col!, Duchesne). distintos de los demás pueblos y especialmcn-
t e de sus vecinos.'
Oihenart publicó en 1625, una "Declaración
histórica de la inju st a usurpación y retención Ellos pueblan las tres provincias vascougu -
de la Navarra por los españoles" y un frag- das: Vizcaya, Alava y Guipúzcoa y Navarra
mento de una obra en latín sobre el mismo en España, y la jurisdicción de Bayona y Mau-
asunto, se encuentra incluso en la obra de Ga- leo n en Francia. El número de habitantes de
lland " M em o rias para la historia de Navarra" esa región que puede considerarse como de
( 1646) . Su obra más importante escrita en pura raza vascongada es 600.000 poco más o
latín es "Notitieutriusque Vasconiae, tum Ibe- menos, más 100.000, aproximadamente que han
rica, tum Aquitanias, qua praeter silum re- emigrado a América, principalmente a la re-
gionis et alia scitu digna, Navarrae regum gión de la Plata en la América del Sur.
coeterarumque ; in iis insignum vetustate et
dignitate familiarum. . . (París, 1638-1656) . Los rasgos más notables del carácter vas co
O sea una descripción de Gascuña y Navarra. son: el orgullo de su raz a: un inten so res-
Con más de quinientos proverbios Vascos in- peto propio y el ser obstinadamente con serva-
clusos en un volumen de su s poesías "Oten dores. Se ha tratado de ridiculizar la alega -
ción de que todos los vascos son nobles, pero
es un hecho constante tanto en las leyes es-

4 LOS VA SCO S D EL OEST E

pa iio las como en los fueros y en la práctica. atlántico, esposa e hijos, o al gunas veces la no-
T od o veci no vasco er a con s iderado hidalgo v via qu e esp er a s u re greso , A lg unos de ellos gas -
podí a desemp eiiar cualquier puest o público. tan e n esos viajes hast a ci nc o mil dó la res,
N o son una raza aficionada a aglo m era rs e en o tros mu ch o men os. Pocas veces ve nde n sus
ciudades. Un caserío vasco consta de pocas p rop iedades e inter eses, y regularm ente los
casas ; la población está en grupos esparcidos ron en en m anos de personas competentes y al re-
en todo el territorio va scon gado. No teme la so- g resar vue lve n a dedicarse a sus n eg ocios. N a -
ledad y esto mismo lo s hace ser excelentes emi- venta y ocho po r ciento reg resan a A mé rica.
grantes y misioneros. Son magníficos marinos y Ap re nde n a amar la ti erra donde han hech o
ad q uiriero n gran fam.a en o t ro s tiempos como fortuna y s on ciu dadano s leales y patrio-
pesc ad ores de ball enas e n la Bahía de V iz- tas. Dond e quiera qu e est ablec en s u hoga r
caya . Fueron lo s primeros en practicar la mej ora la comuni dad . Es un a raza inteligente ,
pe sca del bacalao en las costas de Terranova en ér gica y progresista ; adquieren valiosas pro-
y contribuyeron poderosam ente e n la obra del pieda des inmu ebles y con struyen só lido s edi-
descubrimiento y colonización de América. Lo s ficios com erciales y ca sas para sus familias
'1ombres va scos abundan entre las antiguas fa- qu e honran las comunidades dentro de cuyos
mili as coloniale s y se han publicado periódi- límites se construyen. Sus hij os so n robustos.
cos en el idioma va sco e n Bu eno s Aires, R e- sa nos y de inteligencia hrillante y aprovechan
pública Argentina y en los Angeles, California. todas las ventajas de la educac ión. La fra se
Como soldados están reconocidos por ser una "Vé a América primero" fué producida en
tropa sin rival en las marchas, pues conservan la con secu encia del gran núm ero de ciudadanos
tenacidad y fuer za de re sistencia qu e los ro- a me rica nos que iban a Europa todos los años
manos notaron y comentaron al h abl ar de los y ga staban d e $ 10 .0 0 0 a $ 2 5. 0 00 en el viaje. Y
Ib er os y lo s Celtíbero s. S on mejores para la esas per son as habían nacido y crecido e n es-
def en sa que para el' at aque. E n la s guerra s te país.
carlistas el fraca so de los a ta q ues contra Bil-
ba o det erminó la pérdida de aq ue llos levanta- L os vas cos han contribuído notablem ente al
m ie n t o s. desarrollo del comercio en el N uevo 1\1 undo.
E n las respectivas comunidades donde habi-
E n las institu cion es civiles y en lo que res- tan so n . fa cto res vigo rosos en todo lo qu e
pecta al derech o de propiedad, la s muj er es tien da a mej orar la s condici on es de su ho-
ocupaba n un a posición di stin guida. El pri- ga r adop tivo . Su clientela es so lici tada con
m ogéni to fu era varón o hembra heredaba la em peño por las instit ucio nes bancarias y el
propied ad de su s ma yores, y esto n o sólo ent re co m e rcio ello toda cla se de efectos . Compran
las clases elevadas sino tam bién en t re el pu e - lo m ej or, paga n su s obligacion es con pronti-
blo. En las leves fo ral es el in sul to a un a mu - t ud y goza n de cr édito ilimitad o en el mu nd o
jer, "o en presencia de un a m ujer, se ca sti ga com ercial.
con ma yo r seve rida d qu e la mi sma ofe ns a e n-
tre hombres. T iene n a ltos principios de hon or, mil es de
dólares cambian de mano s a nua lme n te entre
Co n fr ecu en cia oím os criticar a lo s vasc os ellos sin ningún contrato esc ri to. Son honra-
por ve ni r a Am ér ica reunir din e ro y volver a do s, íntegros, dignos de confianza, leales y
E u ro pa . Puede -al egarse mucho en su favor. fieles en todas las trasacciones de la vida. .
E llos lleg an a los Estado s Unidos como ex-
tranj er os en una tierra extraiia, cuyo idioma Los E st ados del Oe ste tienen la s ue rte de
y costumbres desconocen y a fuerza de abne· q ue vayan allí la mayoría de lo s va scos que
gación y de un trabajo duro y concienzudo llegan a este país, y éstos han llegado a se r
tanto en los temporal/es helados del invierno, un factor muy importante en la industria de
como bajo el sol abrasador del verano, a tra- la ganadería y crianza de ovejas, así de em-
vés de privaciones y peli gros ahorran el (line- pleados como de dueños. Su intachable hon-
ro suficiente para emprender negocios en una radez hace que sean buscados ansiosamente
humilde esfera. L a mayoría ,de los vascos se po r todo s, y muchos de ello s que han empe-
dedican a la crianza de ovejas o de ganados. Su s za do por des empeñar posiciones humildes
co stumbres y sus ra sgos característicos los ha - han terminado como socio s de su s antiguos
cen especialmente aptos para luchar victorio- patrono s.
s a m en te en esa línea de negocio. A fuerza
de frugalidad y perseverancia logran finalrnen- Su profunda religiosidad hace de ello s
te figurar entre los hombres ricos del Oeste. hombres de muy buenos principios morales,
M uy pocos regresan a E spaiia hasta que no que se establecen y forman familia s que hon-
poseen de $ 2 5. 0 0 0 a $ 150 .0 0 0 d óla res, y natu- ran a cualquier comunidad. Su reticencia
ralmente cuando han lo grado que la fortuna nacida a veces de su falta de conocimientos
les sonría de sean regresar a su ti erra natal, qui- del idioma es uno de sus ra sgos caracterist i-
zás a ver a un padre o una madre que ha per- coso Los va sco s. acostumbrados a vivir en
manecido en el hogar nativ o por ser demasiad o peq ueñ as corn unidades, se sien ten con fre-
viejos y débiles para poder realizar el viaje tras- cuencia renuentes a bu scar la am istad de las
pe rs o nas que no conocen o entienden , pero
una ve z gana da su amistad. la s excelentes



LOS VASCOS DEL OESTE

prendas qu e lo s ad o r na n, sus co stumb res sen - ,
cillas, y so b re t od o, su estricta ob servancia
de los principio s de h onradez, laboriosi dad y ¡lOS qu e nuestra, patria se enorgullecerá de
lea lt a d, hacen qu e sea n bu sc ados con empe - co n ta r en el núm ero de sus mejores ciudad a-
ño, por las personas que son capac es de apre- nos, y confí o en qu e no es tá lej o s el día
ciar sus virtudes. cua nd o el se r descendiente de vas co, sea un
título a la consideración y estima del público
Esa admirabl e raza es la que t engo a or- en gene ra l, como sucede ya en la República
g ullo presentar en este libro. He tomado em- Argentina.
peño en presentar en este libro a la may oría de los
vas cos que perten ecen a la fraternidad de lo s h om T odo el tra ba j o y cu ida do que se ha teni-
bres meritorios, entre los cuales hay quienes a d o pa ra p ro d ucir es te libro sin tener e n cuen-
co sta de sa c rificios , laboriosidad y buenos ta co ns ide ra cio nes pecuniaria s, lo consid era-
principios morales, es t á n convirtiendo a lo s mos bien recompensado si logra trasmitir la
E stados del O este en el má s grande de los a lta opinión en que tengo a ese maravilloso
em po r ios de A mé rica. So n lo s padres de 111- pue blo cuya historia en c ier ra algunas d e las
páginas más espléndidas e interesantes del
]J r og reso human o.

Introduction

1T would be imp ossible for me in the br ief !ect ion. A ts o rize u V irrh enq uina. Th e proverbs
space allotted to give a complete hi story .ywere edited by Francisque 'M ichel (Paris,
of the ' Basque people, so I confine my- ]847), and the supplernent P. Hariston

self t o sketches from recognized author- ( Ba yonn e, 1892) and by V. Sternpf (Bordeaux,
ities ( E ncy clo pa ed ia Britannica) and to
fact s I have personally ob served in the past )894·) "
)4 years.
"On the origin of the Basques, the chief
" A r na u ld De Oihenart ( 11:; 92- 1668) Ba sque
historian and pcet, was born at Mauleon, and theories are : -( 1) that they are descended
studied law at Bordeaux, where he took his
degree in 1612. He practiced first in his native from the tribes whom the Greeks and Latins

town, and after hi s marriage with Jeanne called Iberi; (2) that they belong to sorne ot

d'Erdoy, the heiress of a noble family of the fairerBerber tribes CEurafrican",
Saint-Palais, at the bar of the parlement of
Navarre, He spent his leisure and his fortune Herve) a nd through the ancient Libyans,
in the search for documents bearing on the
old Basque and Bearnese provinces ; and the from a people depicted on the Egyptian
fruits of these : studies in the archives 01
Bayo n no, Toulouse, Pau, Perigord and other monument s ; (3) the Atlantida theory, that
cities were embodied in forti-five 1IIS.
volurnes, which were sen t by his son Gabriel they belong to a lost Atlantic continent,
to Colbert. Twenty-three of these are in the
Bibliotheque Nationale of Paris (Coll, Du- whose inhabitants were represented by the
chesne).
Ga u n ches of the Canary Islands, a n d by a
Oihenart published in 1625 a Declaration
hi storique de l'inju ste usurpation et reten- fair raCe on the western coast of Africa ; (4)
tion de la Navarre par les Espagnol s and a
fragment of a Latin work on the sarne t hat they are an indigenous race, who have
su bj ect is included in Galland 's Memories
pour I'historie de Navarre (1648). His mo st never had any greater extensión than their
irnportant work is Notitia utriusque Vasco-
niae, tum Ibericae, tum Aquitaniae, qua present quarters", "In cu stoms, in in stitu-
proeter s ilu m , regionis et alia scit u digna
Navarre regum coeterarumque: in iis in - tio ns, in administration, in civil an political
sig n u m vetustate et dignitate farniliarum,...
life there is no o ne thing that we can say is
í Paris, 1638 and 1656) a description of
exclusively Basque; but their whole system
Ga scony and Navarre, His collection of over
five hundred Basque proverbs, Atsitizac ed o marks thern of from other people and especially

9Refravac, included in a volume of this poems from their neigh bo rs".
ten Ga staroa Nevrthivetan, printed in Parí s
In 1657, wa s supplemented by a seco nd col- "They inhabit the three Basque provinces

-Biscay, Alaba and Guipuzcoa- an Navarre

in Spain, and the arrondissement of Bayonne

am i Mauleon in France. The number of th ose

who can be considered in any sense pure

Ba sque is pro bably about 6oo,oou in Europe,

with perhaps 100,000 emigrants in the

Arnerica s, chiefly in the region of La Plata

in South America."

"The most marked features in the Basque

character are an intense self-respect, a pride

of race and an obstinate conservatism. Much

ha s been written in ridicule of the claim of

all Basques to be noble, but it was a fact

both in the laws of Spain, in the fueros ano

in practice, Every Ra sque fre eholder ( ve ci-

6 LOS VASCOS DEL OESTE

no) culd prove himself noble and thus eligible and erect substantial business structures and
to any office. They are not a town race; a homes that are a credit to their respective
Basque village consists of a few houses; the communities. The i r children are robust
population lives in scattered habitations. They healthy, bright, and they are given every
do not fear solitude, and this makes them educational advantage. The slogan, "See
excelent emigrants and missionaries. They America First" was brought about by the
are splendid seamen, and were early renown- great influx of American people into the
ed as whaile fisermen in the Bay of Biscay. European countries each year; many of them
They were the first to establish the cod-fish- going to Europe yearly and spending from
ery off the coast of Newfoundland. They took $ 10,0 00 to $25,000, for a trip. And they have
their full part in the colonization of America. been born and reared in America.
Basque names abound in the older colonial
families, and Basque newspapers have been The Basques have added materially to the
published in Buenos Aires an in Los Angeles,
California. As soldiers they are splendid development of the West. In their respective
marchers; they retain the tenacity and power
of endurance which the Romans remarked communities they are strong factors in all
in the Iberians and Celtiberians. They are
better in defence than in attack. The failure that tends to advance the interests of their
to take Bilbao was the turning point in both
Carlist wars. In civil institutions and in the adopted homes . Their patronage is eagerly
tenures of property the legal position of
woman was very high. The eldest born sought by banking institutions and comercial
whether boy or girl, inherited the ancestral
property, and this not only among the higher houses in all line! of business. They buy the
classes but among the peasantry also. In the
fueros an insult done to a woman, or in the best, meet their obligations promptly and
presence of . a woman, is punished more
severely than a similar offence among men". have unlimited credit in the commercial

We often hear the Basque people critized world. They have a high standard of honor-
for coming to America, attaining a com-
petency and then returning to Europe. Much thousands of dollars changing hands yearly
can be said in their defence. They arrive in
America, strangers in a strange land, lan- among them without a written contract.
guage and customs unknown and by self-
sacrifice and hard , conscientious work, in the They are honest and trustworthy ; staunch
.ice blasts of winter and the burning sun · of
summer, through privations and dangers, save and loyal ' in all transactions of life. .
sufficient money to enter the business world
in a humble way. Most of the Basques engage The western States are favored by the
in sheep and cattle raising, their environments majority of the basques who corne . to this
and characteristic particularly adapting them country, and they have become a very
to these lines of eudeavor. With frugality and important factor in the industry of sheep and
perseverance they finally are numbered among cattle raising, as employees as well as owners.
the wealthy men of the west. Very few return Their sterling honesty makes them to be
to Spain until they are worth from $25,000 eagerly sought by everybody and many of
to $150,000, and naturally when fortune has them, starting in very humble positions
smiled upon them they long to return to become partners of their former employers.
their native land; perhaps to see an aged Their deeply religious nature makes them
father or mother-e-to o old and feeble to cross
the water; wife and children, and often too, men of very good morals, who establish them"
a sweetheart, waits for them. On these trips selves and raise families that are an honor to
some of them spend $5,000, many a great deal any country. Their reticence, born some-
less. They seldom dispose of their interests, times of their lack of . knowledge of the
but place them in charge of some competent language, is one of their characteristic traits.
person and upon their return take up active The basques, used to live in small com-
business life. Ninety-eight per cent of them munities are naturally reluctant to seek the
return to America. They learn to love the acquaintance of those they do not know or
land of their adoption and are loyal, patriotic understand, . but once you gain their friend-
citizens. Whereever thev establish their ship, their good traits , their simple . habits.
homes, that community i~ the better. They and above all their strict observance of the
are an intelligent, energetic and progressive moral prnciples of honesty, truthfulness and
people ; they hold valuable landed estates 'l oya lty, make them men eagerly sought by
all the persons that are able to apreciate
their virtues.

This admirable race it is my pride to
present in this book. I have taken great pains
to present the majority of the basques .that
belong to the fraternity of real men who
through sacrifice, steady work, honesty and
good moral principles are making of the
western States the greatest emporioum of
America. They are the fathers of children
that our country will count with pride withni
the number of it s best citizens, and I am
confident that the day is not far off when
for a man to be of basque stock will be a
tittle to the consideration and esteem of the .

LOS VASCOS DEL OESTE 7

public at large, like already happens in the expenses I will consider well repaid, if it
Argentine Republic. succeeds in con veying the high opinion I
entertain about th e wonderful people whose
All the labor and pains taken to produce hi story emb odies some of the mo st interesting
this book, regardless of all pecuniary pages of human progress.

(page intentionally blank]

Sintesis Historica

De todo el

Pais Vasco

Su Origen, Protohistoria,
Reino Pirinaico,

Navarra, Vizcaya, Alava, Guipuzcoa,
Labourd y Soule

Instituciones Vascas: Cortes, Juntas y
Fueros Vascos

Por el Presb ítero

Dr. D. Eugenio Urroz Erro

El autor se reser va los derech o
de la propiedad literaria

"

Ñ\.A

CANTÁB .f\\

,

/ ...;~

.""."
", o

. '~

.1';

Croquis del actual u'
País Vasco de arribas
vertientes de los Piri-
neos, que se extiende
desde el río Adour de
Francia hasta el Ebro
de España.

Reseña Historica

L A general escase z, qu e segú n todos minaci ón romana, siguió la ocupacion de la
los h ist oriad ores tenemos de n oticias parte llana de Alaba y de Navarra,' cuyos te -
his tóricas de los tip os proto histó ri- rrit orios atra vesaban la vía romana, que de
cos de la peninsu la ibérica, to ca mu y Bu rdigala ( Bu rdeos ) se dirigía a As t úrica (As-

pa rt icula r me n te a las regiones sit ua- t orga ) .
da s en la parte m ás o rien tal de su Gra n número de escritores, que han tratado
de las antiguedades vascas han puesto singu-
costa cantábrica.
E s indecible e! ardo r y comp etencia con que lar empeño en demostrar que los romanos ja-
se ha disputado . Ia h ist oria del pueblo' vas co m ás penetraron en las act uales Provin cias
en este primer período pero es asimismo in- V asco ngadas. Que los romanos, o los natura-
dudable, que ningún hombre juicioso se halla le s romanizados, dejaron grandes huellas de
satisf ech o despu és de ta n r eñ id a s cont rovers ias . esa época dentro de la demarcación propia -
Todo el fruto que se consigue después de un mente llamada Vasconia - en la cual entraba
estud io in fa t iga ble y prolijo, se reduce a una enteramente la actual Navarra , no cabe ni si-
triste y .necesaria indecisión. Si nos propu- quiera dudar. Aparte de las ciudades comple-
siéramos reco pilar lo mucho qu e se ha escrito tamente romanizadas de Calahorra y Carcante ,
acerca del o rigen de los vascos, nuestra na rra- de la a n tig ua Vasconia, Pamplona fué tam-
ción, ap a rtá n dose de nuestros pro pósitos, ocu- bi én ciudad roman iza da donde se han hall ado
paría muchas páginas. Por eso. dejando a un re stos de templos o palacios romanos, y mo-
lado las opiniones recogidas por Abartiague sáicos y capiteles de la época ro m a na. E n el
en su si ng ula r folleto " D e l'origine des Bas - valle de Lana, sit uado cerca del de A raquil ,
q ues," en el presente ca so , lo más acertado es y en otros lugares de Navarra- se han en co n-
dec ir , qu e des de las épocas remot ísim as de trado también importantes ves tigios atri buídos
la protohi storia en las regiones hoy llamadas a los ro ma n os o a los romanizados de! país.
Alab a, V izcaya, Guipúzcoa, Navarra- Labourd . También a lo largo de la vía romana del te-
y Soul e ( Zu bcroa) , y en las zo na s que rodean rritorio ala vés se han hallado lápidas e inscrip-
a la s in dicadas regiones existió un pueblo, qu e ciones, y cr éese que el actual lu gar de Iru ña
constituye la Raza Eúskara, que puede vana- fué una de las man sion es u fo rtaleza s ' de los
gloriarse de no conocer su origen ..y_ de ser de roma nos.
la m ás a n tig uas de las razas de la vieja Euro- Por lo que se refiere a Guipúzcoa ni el andre
pa-, pu es su idi oma propio y peculiar, e! anti- . erregia de Oyarz ún , ni las monedas encontra-
quísimo eusk era, conserva voces de la época das, usadas en el tráfico com ercial, prueban
de la pie d ra, en las cuales entra el ' element o nada, y la fundación de Fuente rrabia. atribuí-
da a los rom anos, así como también la de Ber-
aits, pied ra, de la ed ad neolítica. ( 1)
meo, está muy lejos de ser cierta. Sin embar-

PROTOH ISTORIA go. los géógrafos antiguo s nos hablan del lu-
gar y promontorio de O iarso, Oearso- Olars o ,

Los albo res de la historia ' del país vasco Eason, O idasu n , Oedasun o Idanusa, va rian-

e mpiezan-..a ele varse en el mom ento en que el - tes de una misma voz, perteneciente a la an-

pueblo romano arroja sus cohortes á los te- tig u.a. Vasco nia - y que según las mayores pro-

rritorios más descubiertos del país vasco. ha bilidades se refieren al act ual Oyarsún y a l

A la conquista de las Ga lias, y sobre todo promonto rio de Higuer de Fuenterrabia. P li-

de la prim itiva Aquitania, hoy país vasco de ni o, refiriéndose sin duda, a los bosques de las

Francia, y a la anexión de los pueblos circun- ce rca nía s de Oearso nos h abla también del

vecino s de los eúskaros de Hispania a la do- V asco nwn sa ltus o selva de los vascones.

(1 ) Vid . L . d e Eleizalde, K.... .. L e n~aa "7 lfacién A u nq ue t odo hallazgo no demu esta una ver-
VaS('lls. Pá~. 7. da de ra dominación , puede sin embargo , darse

12 LOS VASCOS DEL OESTE

como cierto, que los romanos ejercieron su va den ominación q u e ria n alguno s incluir al
influencia en las ti erras del act ual territorio actu al territorio de A lava, Vizcaya y Gu i-
eús ka ro de fácil acc eso , aunque sin llegar a p úzcoa. P e ro ante la crítica histórica hoy se
q ue se perdiera el id iom a de sus naturales, ni recha za de plano aquella opinión, y es ad-
mitido por t odos que las gentes

que ocuparon el act ua l territorio

vas co de E spaña, en el cual, com o

es de justicia incluímos a Navarra ,

fue ro n los llamados antrigones, ca-

ristos, vándalos y vascones. La

Cantabria de la época romana es-

taba s it uada en tierras de Santan-

der y Asturias, y all í tuvieron lu-

gar la s famosas luchas de Augu s-

to contra los hi stóricos cántabros.

El n om bre que los vascos no s

damo s a nosotros mismos es el de

Euskaldunak, que equivale a "l os

qu e tienen o poseen e! euskera.

L os la tino s nos llamaron "vascones,

adaptación, según las mayores pro-

babilidades de la palabra eusko-

Palado d e la Diputadón provincial de Gnitúzcno, s it uad o en nes. (1).
San 8ehastiún. Moderno ellifido, con s t r u nl o después que fu eron s u -
primidas las Ilnmndas tandas d e F'ue ro d e la D íputa ci ón foral de REINO PIRINAICO
Gui¡nizcoa. La Diputa ción permanente se estableció primeramente en
Tolosa , en l SH , e n el edifiei o ocupado actualmente pOI!' el Colegio de E l caduco imperio romano de
E :'wn eln ~ P ías. los em pe rado res, de la desastrosa

penetrar en su parte montañosa. Por eso, .

la hipótesis de que los romanos jamás
p isaron el territorio de las actuales Pro-
vincias Vascongadas , no es admitida por
la mayor parte de los historiadores mo-
dernos, entre los cuales no se pueden
dejar de mencionar e! erudito cronista
de las Vascongadas, non Carrnelo Eche-
garay y el cultísimo historiador nava-
rro, Don Arturo Campi ón, sin que esto
quiera decir que sus habitantes llegaran
a soportar una aplastante y verdadera di-
minación, que de haber tenido lugar, hu-
bieran llegado a nuestro conocimiento
algunos vestigios de sumisión.

Hacia el año 56 anterior a nuestra Era

tuvo lugar e! primer encuentro entre los

romanos y los habitantes de la Aquita-

nia, dentro de cuya demarcación entra-

ban también los tarbelli o gentes de!

Lapurdum, Dicen las historias, que los

aquitanos fueron vencidos por Carso, lu-

garteniente del César, y que fueron so-

metidos al Imperio de los Césares, quie-

nes, más tarde, otorgaron a la Novempo-

pulania, o nueva Aquitania, la autono- Pelotaris del pats vasco-La destreza. fuerza y agili-
mía administrativa que logró obtener el ,]:\(1 de la raza vasca puso en prüctlcn el simpático de-
llamado Verus, magistrado de Hasparren. "')I"t~ de la pelota, que contribuye al desarrollo de las
un turales e n e r g ta s ~. pregonan por todos lo s ámbitos d e
También la geografía primitiva del la ti erra el vigor d e la vieja raza.

país vasco, base de su historia en sus

primeros períodos, ha sido objetó de las más decadencia, que asombraron al mundo con su s

enredosas y oscuras disertaciones, En tiern- crímenes y sus vicios, sus desvaríos y sus locu-

p.os pasados, el tema de mayor controversia (1) Arana Golr! y Carnpfñn ha cen observar que la
fué el geográfico de determinar la situación voz vas latina sonaba antes nas, <le dond e resulta qu e
y extensión de la antigua Cantabria, en cu- el euskones o uaskones de los latinos u u tiguos vino
a ser el vascones de los m od ernos.

lO

LOS VASCOS DEL OESTE

ra s, cay ó a p riuci p ios de l s iglo V de nu es- el em pe rad o r Ho norio les cedi ó toda la Aq ui-
t ra e ra baj o el em pu je bár baro de los tania primitiva, desde Tol osa de Fra ncia ha sta
pu eblos de diferentes ra za s. y lo s tam- el Ocean o, (2) pues el reinado visigo do en el
bién llama dos bárbaros sue vos, a la nos silin gos país va sco de Francia fu é tan e fí me ro, qu e des-
y vándalos y otros pueb los, que pa saron el Rhin , pués de la batall a de Vouillé ( 507) donde Clov is
derrotando a los franco s, entrando lu ego en la ve nció y mató a A la rico , los invasores se re-
Ga lia de los romanos (406) . De aquí pasa ron fugiaron en la Narbon ense, ext endiendo enton-
a España , a la sa zó n muy trabaj ad a por la s ces los francos su dominaci ón , se g ú n Dubara t,
g ue r ra s en t re los vario s qu e se di sputaban s u ( 1) hasta los Pi rine os . N o o bs ta n te lo indi-
mando. L a a lianza d e los rom an os con los y ¡- ca do , se g ún el mi smo mencion ado historiador,
sigodos de A la rico y de A ta ulfo, enca rgados de du ra nte todo el s iglo VI no es fácil conocer '
res ca tar las Ga lias , a t ra jo a la cordill era piri- el destino de la N o ve mpo pula n ia, actual paí s
ná ica a es tas ge ntes. qu e trasp asando los P i- vas co de Francia.
rineos por la parte o rie ntal de la N a r bo nense.
E n el lugar a n tes citad o asegu ra el mi sm o

; , ti b u li z. ~Te a Virgen de
de .. mplo <l elSuntuario sigl o XII ; j ora que e nc íee r u la
ro mu mco

E stlbalIz, tesor o müs preciado d e Al avn , que c o n d ucí r l u t odos los añ o s e.I d ia de S an .I u a n a l

cn mp o d e LUCll d e Aa-ríu gu , presnttn, llllf los "batzarres " d e la célebre Cof'rud ln o H ermnn dnd ala -
vesu : por e Ho 11II e,l e dectrse que e s III <a sa s o,l a l'i ~ga d el nohilisimo pueblo nlnvé s, "; empre
orjru l loso tl e 8 ('1' (] pft'll:"ol' de s u s orlrrtnn rto s f'ueros.

funda ro n en España el imperio gótico , que tocó benemérito escritor don Arturo Campión, que
el apogeo de la grandeza. los vascos del Sur y del N arte de Pirineos ali á-
ronse en 587 para conquistar o acaso recupe-
Los visigodos pretendieron apoderarse de la rar llanuras que a n tes había habitado en la
Vasconia, sobre todo de la parte latinizada , pe- A q uita n ia prim iti va.
ro los propiamente llamados vascones de la ac-
tual Navarra no soportaron la dominación , Los daños que a lo s va sc ones septentriona-
sosten iendo con ellos la encarnizada guerra, que les infligió la campaña de los Francos, hizo
duró tanto cuanto perduró la monarquía goda qu e buscaran apoyo después e n los Duques
de España. Según el in signe hi st oriador Carn- de Aquitania, y as í el año 660 lo s vascones sep-
pión los pueblos vascones de las márgenes del tentrionales proclamaron a Félix, patricio de
Zadorra, del Aragón y del Ebro, de sde Tudela Tol osa de Franci a, que regí a la Aquin ta nia CO II
a Miranda, y aún otras más interiores cambia- independencia de la monarquía merovingia. En
ron de señor (1) pero los habitantes de las la misma época surge en la Historia un joven
montañas de Vizcaya. G uipú zcoa y N avarra.
y los del Zaboud y del Suletino no sufrieron (1) VId. Camp í ün , Los ~a.kones 3' lo. Visigodos,
de manera continua, permanente y completa la en "Navarrn en su vida histórica."
dominación del imperio de los godos ., aunque
(2) Vid . Lon gnon. Géographie <le la Gaule an VIe
st éc le. Pág. 4:1. No. 4.

(1) Vid. Duburnt Le 1\lIs.el de Bayonne de 154a.
P ,¡¡:r. XXIII.

LOS VASCO S DEL OESTE

llam ado Lupus, q uizás un O cho a de famil ia REYES DE NAVARRA

pree m ine nte, qu e su cedió a Félix en el Ducado Pe rte ne ce n a la dinast ía , q ue podemos de-
de A q uitania y de V as co nia . Lo s dos ducados
nominar pirináica, Iñigo Jim én ez Ari tza, lla-
pe rma ne ciero n un idos hasta el año 768, en cu-
ya [e cha el Ducado de Aq uita nia quedó reu nido mado en los a n tig uos ca rt ula rios Eueco Semen,

(2) que reinó de 824 a 852.

Garcia I Jiménez o :\ cmen is, y co n

más propied ad Semen (852-860) . Garcia

n Euco o I ñiguez (860-882) . Fortun el

Monje, 882-905. Sancho I García (905-

920) que conquist ó los te rrenos y ca s-

t illos qu e lo s musulm an es poseían en

A ragó n y Rio ja y extendió su do mina -

ción má s allá de T udela y de N áj era.

García H I Sancho (926-970), que tomó

pa rte con R ami ro , rey de León , e n la

gu erra contra Abbd-el-Rahman el Nas -

sa r, ca lifa de Có rdova. También in te r-

vin o en las dise n siones de leo nes es y

castella nos invadiendo los territo rios de

F ern áu Go nz ález, conde de Cas tilla y

reu n ió a la corona el con dado de A ra-

gón. po r m atrimonio con la condesa AI1 -

dre Gota GaIíndez. Sancho n Garcia,

Aba rca 970-774, a sí llam ad o po rqu e cal-

P ala ci o <l e In Dlp utncl ón provinci al d e Alavn. Soberbio za ba la t osca A barca, a travesó lo s Pi-
e c1 i fi(Oio, douil« s e g ua r da n , e n t re ottr ns jo ya s a r t ís ti cas. her- rineos en a ux ilio de su cu ñado Gui-
m os os cu a d ro s d e It íb e ru . A n t es d el s igl o XVI n o h a b ía lo- lle rm o de Ga scuña, al pa recer in fra n -
q uea hles a la sazón co n las nieve s. García
ea l lij o )la r a la ee le h r ne ió lI d e las q ul utas f o rale s de Victo -
ria . gil l G:¡~ Alnvn hahilitr. pn m di eh o fin en e l Convento de
San l-'rum-Isco UBa mng n ítlc u sala . a rc h ivo )- armería .

a la corona de F ra nci a. E nto nces apa rece en Glo r iosa Universida d d el na ts vasco, f u n dada en
V ascon ia otro mi st erios o Lupus H, qu e perso- Oña t e p or el Ob isp o D o n Rodrigo d e :.IIercad o y Zua-
nifica la independencia del territorio vasco, zo la, hijo d e dich a vl 'lla. D esde 1545 , en que q ue d a r o n
a híe r ta s S\l S a u las . en ellas r ecibi ó su ed uc ación
El año 778 Carla Ma gn o recorrió todo el cíen t t ñca la j uve n t u d e u s ka ld u na .
pa ís de los vas co nes, con án imo de combatir a
los m oros de E spa ña, y qu izá s, con p ropósitos A r t, Los ba s cones y los fran co s . Origen d e la )[onar-
de ganar algun os ter ritorios . En t ró en Pam- quía navar-ra.
plona como a m igo y libertador, pero , sin duda,
no dejó de t om ar algun as di sposiciones para (~) " id . Juu rgntn , La l'asconie. Tom o n . P á g 191.
quebrantar el vigo r de un pu ebl o qu e tantas
desazon es ca usa ba a los monarcas fr a ncos por
cu ant o los vas cones, a la vuelta a s us do m inios ,
le a ta caron v le ve n cie ro n en la fa mosa refrie-
ga de O rreaga ( Ron cesvalles) .

Poco ti em po despu és j u nto a la Vasconia sep-
tentrional se erigió el R eino de Aquitania de
Ludovico P ío, qu e so me tió má s o m en os ef ec-
ti vamente a aq ue llos vas co ne s. ' Pe ro la familia
de l d uq ue vas cón Semen, llam ado Ximenis por
lo s latin os y m ás ta rde Jimeno se refugió en la
Va sco nia meridi on al o de E spa ña, y las gene o-
logias de las ram as re ales de Na va rra, de los
Iñi go Jim én ez Aritz a o Arista y de los Ga rcía
J im én ez radican en u n tal Jim eno, cuya familia
traspasó los Pi rin eo s.

Esoc ca ud illo s con q ui enes emp ieza la nó -
mina de los monarca s. h ér oes del Re in o P iri -
n áico, promovieron grandes tumultos contra los
im pe riales de Carla Magno, a quien los vasco-
nes, con el auxilio de los Beni Fortun, de ori-
gen va scóni co y mahometanos por ambición ,
derrot aron po r se gunda vez en RoncesvaIles. ( 1)

(1 ) Vid . Cn mpi6n , X nvu r rn e n ~11 v tda hi stóri ca.

LOS VASCOS DEL OESTE 15

IV el Te mbloso ~994-999) . Sancho nI Gar cés de la ilus tre estirp e pir maica , en cu yo reinado
el ' Mayo r (999-1035) , Monarca del má s dilatad o Gu ipú zcoa se hizo, " de l pendón y señorío del
señ o río qu e hu bo en la P en ín su la de Es paña Rey de Castilla." L ogró de su cuñado Ricar-
desde la des t rucción de la monarquía goda y a do Corazó n de León la devo lu ción de la lla-
qu ie n t odos los Re yes de España le t ienen por mad a Ba ja-Navarra, q ue de sde II 20 estab a
asc endiente. A s u muerte a su hi jo Garcia V unid a a l du ca do de Aqu itania ,

Sáncho el de N ájera ( 1056- 1054),
correspondieron el Reino de Pam-
plona, Alava (c uyo nombre en gl o-
ba a Viz caya y Guipúzcoa), N á-
ge ra (La R ioj a ) , la s tierras de T a-
raza na y So ria ha st a Garray, a nti-
gu a N u ma ncia, la p rim itiva Casti - _
lla y la s A st urias de L a red o. San-
cho IV Garcés el de Pe ñalerr ( 1054- -
1094). Pedro Sánchez, Rey de Pam-
plona y Aragó n ( 1094- 1104) . Alfon -
so I Sán chez el, Ba tallad or. Rev de
Pa mp lo na y Aragón ( Il O'¡- 1Í34) .

Ga rcía VI Ra mí rez el Res taura- Deta ll e de la pl aya d " la cos tn vnsca que en la é poc a ver nn lcza
do r (Il34-IISO), que h izo resurgir d ís f'r n tn e l f n vm- cl p ln fn m ll in ):(' :11 de E~Jln iin . En elln ~e r e úne n
la Monarquía navarra desp ués del la s mo u tnñn s y e l llI H,1', II C I'IllOS O:" y uel los nr r.u-t lvos qu e Liio s II O S
ab s urdo testamento del Batallador, Inu umorn blo s. .
q ue dejó sus estados a los Caballe -
r os del Temple. Sancho VI Garc és

el Sa bio ( 1150- Il 94) , es trechó lo s

M uerto Sancho el F uerte su ced ieron en el
tro n o de N av a r ra los reye s de la Casa de C harn-
pa g ue Don Teobaldo I (1234- 1253), sob rino de
Sa n ch o, Don Teobaldo n ( 1253- 1270), Enri-
que I ( 1272- 1274), los rey es de la Casa ele
F ra n cia Luis el Hutin, Re y de F ra n cia y Na-

va rra ( 1305- 1315) . Juan I el P óstum o (1315).
Juana n , es posa de Fe lipe III el Noble, co n-

de de Ev re ux y A ngu lema ( 1328- 1349) . Des-
pués de Juan el Póstum o re inaron de hecho
los reyes de Fran cia F elipe el L a rg o ( 1316- 1321
y Carlos el H e rmoso o el Ca lvo ( 1321-1328) . '

A Jua na Il s uce die ron en el T ron o de Navarra
Don Carlos n ( 1349- 1387) , Don Carlos In el
No ble ( 1387- 1425 y Doña B lanca I (1 425-1441 ),
es posa de Don Juan I1 , infante de Cast illa,
q ue co n los a g ra m onteses rein ó de hecho de
1442 a 1479, con la oposición a r mad a de los
bea mo nteses, defe nso re s, es ta vez, de la legi-
timidad de Don Carlos I V, P ríncip e de Ví a-

na ( 1442- 1461) , de Doña Blanca n ( 1461-1464
y de Doña Leonor I.

Arbol d e Gu érn ícn y Casa Qu intas de Vizcaya . En 1479 su bi ó a l Trono de N av ar ra Don
F rancisco I F ebo ( 1479- 1483), a quien suce-
la zo s de un ió n con Al av a y G uipúz coa die ro n Doña Catalina I ( 1483- 1517), que casó
repo bla n do a Sa n Sebast án, qu e le oto r- co n Don Juan n Albert Ü486-I5I6.L Duran te
gó en II SO el fue ro de J aca y fundando en su reinado el rev Don Fe rn ando de Ca stilla
118 1 'la ciudad de Vi toria en el lugar do norni- y A ra gón , qu e en 1512 'a me na zó al Maris ca l
n a do Ga steiz. Sancho vn Sánchez el Fuert e de N av a r ra de tom ar "po r fu e rza 10 qu e el Rey
( Il 94- Í234) , último m onarca por línea varonil don Juan de Nava r ra no qu ería dar de su vo -
luntad," se in tituló, p rimera m en te " deposita-
rio ele la corona de N ava r ra y del Reino y del
Se ño r ío dé l" y t erminó a l fin llamándos e " R ey
de Navarra." Pe ro el esta .lo legal de Navar ra
quedó incó lum e con sus co rtes au tóno ma s, y el
Rey de Castilla de Aragón y sus sucesores
a ñadieron a sus muy hOIlI osos tít ulos el

[6 LOS VASCOS DEL OESTE

muy glori oso títul o de Rey de Na va r ra. Si n En el siglo IX, después de la batalla de A r ri-
embargo, el a nt iq uísimo Reino de Navarra gorriaga contra el invasor D on A lo ns o de
fu é perdiendo sus prerrogativas y por una de León , los historiadores sorprenden al pueblo
la s leye s re volucionarias del pasado siglo qu e- vizcaí no alzando so bre el pavés a un tal Lo-
dó con stitu ído en p rovincia de la monarqu ía pe Zuria, caudillo que, dicen, fué encumbra-
españo la . Las últimas Cortes de! Reino de do al primer puesto de la república, e ri gién-
Na varra se reunieron en Pamplona e! añ o dosel e en jairn , seño r de lo s vizc aínos. Lo
1828. Durante el reinado de Doña I sabel II cierto es Vizcaya se go bern a ba con sus se ño-
la Diputación d e Navarra pid ió a la Reg ente la res en la primera mitad del "iglo X , pue s el
convocación de Co rtes, pero no logró su intento. llamado Momi o Mumio , conde de Vizcaya,
( 1) casó en 924 con V ela zq ue ta, hij a de Sancho
La dinastía de Don Juan II Albert traspasó I Garcia, rey de Pamplona.
e! Pirineo y continuó reinando, a la vez qu e
en el reino de Bearn en la antigua sexta me- J arregairi en su estudio hi stórico y crítico
ridional del pirináico reino navarro, más co- acerca de los orígenes de lo s reinos, ducados
nocida e n la historia con el nombre de Baja y condados de la V as co nia, a segura que E ueco
Navarra . M ás tarde, en 1607 lo s reyes del Lope, llam ado por otros Iñigo Lóp ez , fu é de
Bearn y de la Baja Na va rra unieron a su Co- la sangre va scona de Eueco Sem en A ritz a, fué
ro na la corona de los Rey es Cristi an ísim os de cr ea do conde de V izcaya por Sancho el Gr an-

Sant uario de San Ignacio d e Loyola. -l\Iagestuoso ed ifi cio, llam ado m aravilla deo Gulp úz-
coa , levantado ea e l ameno valle de l r aurqui de la villa de Azpeitia. Encierra d entro de s u s mu -
ros la ilu stre cns a sol a r d e L ov ol a , cu na del ine li t o Santo fundad or d e la Co m pa ñín d e J esú s ,
~. excels o P atrono d e Gni¡nízcoa J' V ízcavn.

F ra ncia en la persona de! bearnés Enrique IV de de -N a va r ra en 1033, y gobernador de Du-
de Barbón, desde entonces los Reyes de Fran- rango, que tam bién tuvo sus señores particu-
cia añadieron también a s us tí tulos e! título la res. Fueron sus sucesores Lope Eueco, se-
de Rey de Navarra. E ste Reino siguió tam- ñor también de Alaba, Guipú zcoa, y de Raro
bién gobernándose con su s E stados o parla- cuyo apellido trasmitió a la posterioridad ;
mento s autónomos ha sta 1789, pero desde el Diego Lope 1 de Raro, que entró al servicio
año ' sig u iente el Bearn y la Baja Navarra, con- de l Rey de Castilla. Diego Lope 11 de Raro
juntamente en la Soule y el Labourd consti- el Bueno , señor de Vizcaya de 1166 a 1214, y
tuyen el departam ento francés de Basses- Py- según Mora za y Ma richalar también señor de
rénées. Alaba desde 1200 a 1211. Contribuyó a la me-
morable victoria de las Navas en 1212. Lope
VIZCAYA, ALABA Y GUIPUZCOA D íaz de Ra ro , señor de Vizcaya y de Alaba,
(1214-1236), quien defendió bizarramente a
Las gentes eú skaras que habitaban el terri- Vizcaya, atacada por los Lara en tiempos de
torio de Vizcaya, Alaba y Guipúzcoa no ha- Don Eurique I. Diego Lope 11 de Raro, se-
llaban razón para que ni un a ni otra familia ñor de Vizcaya y de Alaba ( 1236- 1254) . Lope
de. la a ntigüedad se sobrepusie ra a las demás.
(1) vid. TI. de Toledo. De R eb u s H ls p . 1. V. C. 22.

LOS VASCOS DEL OESTE 17

Díaz In de R aro ( 1254- 1288. Diego Lope IV ta vas co j aurgain también ha hallado en viejos
de Raro, que murió hác ia 1295 sin desce nde n- ca rt ul arios a Señ ores de A la ba, o ri un dos de
cia. Diego Lope V de R a ro (1295-1 308) . Do- la ram a vasco na de los Eueco, de la primitiva
ña María, herm ana de D iego Lo pe I V, casa da Vas co n ia, q ue de biero n eje rce r e n A la ba el
con Don Juan, in fante de Cast illa , Se ño r de mando o go bie rno m ilita r. En 1332 por unión
Vizca ya en 1309 y regente de Cas tilla en 1314 . vo lun taria y pe rso na l la Cofradía de Arriaga
ag regó a la co ro na de Cas ti lla el se ño río del
Doña María n Díaz de Ra ro, ca sada con D on territo rio alavés.

Juan Nú ñez de L a ra, Don Nuño de Lara, q ue En ningun o de jos antigu os cronicones ha-
lla ma s . m em oria ex p resa de G u ipúzc o a y de
murió niñ o en 1352. Doña Juana de Lara, su rem oto pasado hi st órico. Se han form ado
casa da con el infante Do n T ell o, hij o de A l- op in ioncs y conjetu ras, much as de ell as sin
fon so XI de Cas tilla. Dura nte es ta ép oca, de iunda me n to re al, qu e contribuyen más que al
ve rdade ra revuelt a pa ra el Scño rio , el Rey Don esclarecimiento ele la historia a su lam entable
Ped ro de Castilla donó el señorío de V izca - con fusi ón . Gu ipúzcoa a ntes un ida con unión
ya al príncipe de Ga les, per o n o llegó a di sfru- pariforme a Nava rra . en 1200 se uni ó, también
tarle po rq ue lo s vizca ínos le recha zaron . Ex- con unió n pa rifo r rne o al que -p rincipal con Cas-
tin guida la de scen de ncia de los Raro y Lara tilla y desde esa fecha la hi storia militar de
la s uces ión de estas casa s recayó e n Doña
Juana Manuel, muj er del rey D o n Enrique 11

El A yu n t nm ten to !le Vtt o r ta . vu lg armen te llamado Ca sa d e lo Ciudad . s un t uoso e d i fici o,
<Io n de existen rec uerdos J' se co n s e rvu n docu men tos nntíq utstmos de g ra n mér ito J' va lo r 1I1st6-
r-ico, que a testi g u a n e l m od o de ser J' d e vi vir del solar va s co .

de Castilla, qui en di ó paso al Señ orí o de Vi z- Guip úzcoa va unida a la de aq uel Reino, por-
caya a su hijo prim ogéni to el infa n te Don Juan. que las luchas au e Castill a sostuvo con otros
Desde qu e es te señ or se sentó en el glo rioso Esta dos tu vo tam bién que sostene rlas Gu ipú z-
trono d e Ca s tilla sus monarcas han sido Se- coa, dá nd ose a veces el la stim oso es pec táculo
ñores de Vizcaya " co m o de un estado inde- de qu e los braz os de hermano s de una misma
pendiente agregado a s u corona" . ( 1) ra za se leva nta ra n para pelear unos contra
ot ros e n vez de unirse siem pre pa ra abrazarse,
En medi o de la s nebul osid a des qu e el ti em -
po ha ido esp arciendo so bre el pa sado hi stó- LABOURD y SOULE
rico del territorio vasco, la un ánime opin ión
de los hi st oriadores ha encontrado el gobie rn o Há c ia el año 8 19 la primitiva Vas co nia, de
ex cl usivo de la llam ad a Cofradía, he rmandad épo ca post eri or al im perio rom ano, se dividió
o batzar de Arriaga en el t errit orio ala vés. Sin en muchos esta dos independientes unos de
embargo, la clara perspicacia del geneol ogis- otros, siendo est os, en 824 el pequeño reino
de Pamplona, al cual en 852 se le unió el du-
(1) Vid , A. l\Ia rl chalar y C. Manrtqu e, lIist. d e la cado de Navarra, El condado de Alaba, cuya
leltlslaclón del derecho civil de ESplUio. Fueros de
Navarra Vizcaya , GUi¡.úzcoa y Alav". P ñg, :!73.

r8 LOS VASCOS DEL OESTE

denominación abarca a Vizcaya y Guipúzcoa, Labourd y la Soule, agregadas al Bearn y la
y el condado de Vasconia citerior, creado há- Baja Navarra, formó en 1790 los Bas sse- Pyré-
cia 820 por Pepino 1, rey de Aquitania, en fa- nées, departamento de la República francesa.
vor de Az nar Sancho, hijo de Sancho 1, duque
que fué de Vasconia, y comprendía la mayor INSTITUCIONES VASCAS. CORTES, JUN-
parte de la ' antigua Novempopurlania y algu- TAS Y FUEROS VASCOS

nas tierras de la actual Navarra, que después La legislación primitiva del país vasco fué
fueron incorporadas al Reino de Navarra. Más completamente consuetudinaria ,yen las diver-
tarde este Condado fué erigido en Ducado, y

Santo Cristo de Lezo.-Es de los mas venerado s y más antiguos del pa ís vasco. Las romeo
rrns que se celebran en Lezo son de las más tlpicas y concur r ida s de Gutp úzcoa ,

el año 862, a la muerte de su duque Arnaud, sas regiones que los acontecimientos históri-
Sancho III Semen, apellidado Menditarra, fun- cos aislaron a los pueblos de la misma raza,
dó el Ducado hereditario de Gascuña, que tuvo el poder que unió a los miembros de cada
por límites el Océano, el condado de Bordeaux, respectiva agrupación resurgió muy lentamen-
de Bazas y d'Apen, la Gascuña Toulousaine y te. La hermandad contra malhechores dió
el Condado de Comminges y el Reino Nava- vida en Guipúzcoa a sus celebradas Juntas Ge -
rro . Este ducado se dividió .nego en condados nerales, y la misma cau sa hizo su rgir en Na-
y vizcondaos, entre los cuales se encuentran el va rr a en tiempo de Sancho el Fuerte la Junta
de Soule, el señorío de Mixe y de Ostabaret, de' los infanzones de Obanos en la que se nom-
fiel de Labourd y el de Baigorry, que desde II93 braban los buruzagi o sobrejunteros confir-
formó parte de la merindad de Ultra-puertos del mados por el Rey, que moderaban el poder
Re ino de Navarra. real con el consejo de los ancianos. A esas
famosas Juntas so bresiguieron las no menos
El mismo año 11913 al Labourd se unió al famosas Cortes del Reino de Navarra, dándo-
Duque de Aquitania, Rey de Inglaterra, aun- nos las del añoI330 la primera prueba autén-
que conservando su autonomía originaria. Tam- tica de la facultad legislativa que les compe-
bién el vizcondado de Soule (Zuberoa) andu- tía. La compilación escrita de las leyes de
y.() en la misma forma a veces unído con Na- Navarra lleva el nombre de Fuero.
varra y otras veces con Inglaterra.
Las Cortes navarras constaban de los tres
Los reyes de Francia, que reinaron desde brazos, eclesiástico, noble y popular. Com-
Carlos VII sucedieron en el régimen de es- ponían el brazo noble los ricos-hombres, in-
tas regiones a los Reyes de Inglaterra, y la . fanzones y caballeros, a los cuales se agregó
revolución de fines del siglo XVIII con el luego el elemento militar. El brazo popular

(1) VI,!. Jaurgaln , I,a Vasconle, Tomo 2. PlIg l .

LOS VASCOS DEL OESTE 19

lo fo rmaban los p roc u rado res de las villas, que Po r ello los m o narca s fran ceses se intitulaban
tenían represen tació n. E l que n o reunía la "Ro i de F rance et de la Navarre". (2)
cualidad de natural de Navarra no tenía asien-
to en n inguno de los estados. Desde q ue los Las Juntas de Guernica, celebradas bajo el
Reyes de Castilla to maron posesión de l t ro no se cu la r ro ble, de fa ma m u ndial , eran otra de
de Navarra las Cortes eran convocadas por el las instituciones vascas o riginarias, p ropias y
Virrey, representa nte del Monarca, pero sus exclusivas de l Señorío de V izcaya, reunidas,
decisiones nunca las d eliberaban delante de l ordina riame nte cada dos años, para el rég im en
rey o su representante . A la derecha de l sa- de l Señorío. Para su cele bració n, q ue te nía
lón se reu nía el brazo eclesiás tico, a la izq uie r- luga r po r el m es de J ulio, los procuradores
da el noble y enfrente se col oca ba el tercer es- o represen ta n tes de los pueb los de l infanzona-
tado . La presidencia' de todo el Congreso per- do o tierra llamada Vi zcaya, en cuyo te rr ito-

Clá aíco «as erto vasco, bogar de c ris ti a n as y honrada s f amilias que han venido sucedlén -
,l o se bajo su amparo , enu ltecl eml o t on e l rudo trabajo y acri solada virtud )a a creditada nobleza

originaria de 8 1. lina j e. promu lgada por el muy limpio blasón . bellísimo orname nto de las vetu s-
ta s casa s so íu res eus kurd u uns.

t en ecí a al es tado ecl esiástico y las sesiones río se hall a el árbol, y los de las vi llas, de los
e ran sec retas . Antes de tratarse asunto algu- pueblos de las Encartaciones y de los de la me-
no se examinaba si el monarca había reparado rindad de Durango y los del vall e de Orozc o,
todos los co n t rafue ros recl a m ad os en anter io- en so lemne procesión se dirigía n desde Gue r-
nica al lugar señalado po r t radición se cu lar
res Cortes. Estas nombraban la Diputación para la ce lebración de las Juntas Generales, y
tomaban asiento en la sille ría de pied ra co ns-
permanente de Cortes, que era otra de las ga- t ru ída al rededo r del ve nerado rob le. Allí en-
tregaban sus po deres a la mesa presidencial
ra ntías "para que el reino de Nava rra quedase y el resto de las Juntas se celeb ra ba en el sa-
lón de Juntas, sin guardar los p ro curado res
po r sí y con sus fueros ", según fó rm ula de orden de p ue stos. Las sesi o nes que era n pú-
blicas, eran pres ididas por el Co rregidor, r e-
j u ra me nto que se pedía al m on a rca . presentan te del Seño r en el Seño río , pe ro no
tenía voto. En una de sus ú lt imas re uniones
También el rein o separado de la Baja Na- se hací a la ele cció n de Diputados para el bie-
va rra y unido bajo un mi sm o ce t ro con el de nio siguiente. Estos fo r maba n la Diputación
Bea rn, reunía sus Estados, y así, en 1607, E n-
rique IV de Borbón elegido rey de Francia: (1) V id. P . J o a n n e . Gé o g"r a p h ie de s Bas s es -pyrénée s,
de claró qu e la sobe ra nía de Navarra y de Bearn Púg. 38.
queda ría independiente de la Co rona de F ra n-
cia y q ue contin ua ría teniendo un gobierno (2) Vid . E x p d e l'ordenances d e L ouis XVI, r oi de
separa do . 1) En P au se es tab leció un con sej o F rance et d e Navarre s u r l e matier ci vi les e tc. T o u -
de Estado y ce rca del rey residía e n París un lonse 1743.
Se cretario de Es tado de Navarra y de Bearn.

20 LOS VASCOS DE L OESTE

Gen er al de Vizcaya, qu e residía en Bilbao, y púzcoa tuviesen su representaci ón en la Dipu-
qu e en ese interregno se encargaba del gobier- tación foral, en 1749 se dividió Guipúzcoa en
n o del Señorío y de la administración de la cuatro distritos, ' cada uno de los cuales elegía
justicia, en alzada de las p rovidencias del Co - D iputados de pa rtido o distrito y de signaban
rregidor o de su teniente general y en sustan- en Junta un Diputado que eran los llam ados
ciar en primera in stancia las filiaciones de la D iputación extraordinaria, que al menos, se
nobleza de quienes aspiraban a cargos públicos reunía una vez al año para preparar la Junta
del Señor. Gen eral.

Para evitar la reunión de J untas extraordi- El Corregidor, como representante del Rey ,
narias, a principios del siglo XVI se formó ( 1) era un funcion ario Real. Como delegad o
una ordenanza, en la que se disponía, que las del Monarca y con el p rincipal objeto de im -
Juntas ordinarias, nombrasen el llamado Re- pedir se tratase en Juntas nada contrario a las
gimiento General de Vizcaya, constituído por prerrogativas de la corona, presidía con voz ,
doce regidores, que unidos al Corregidor o su pe ro sin voto, las Juntas Generales. Formaba
teniente, o dos diputados, dos escribanos de además un tribunal de alzada de las sentencias
juntas y dos procuradores y dos letrados, reu - de los alcaldes ordinarios de las villas.
nidos todos en Bilbao, re solvían los casos ex-
trao rdinarios que se ne cesitaban durante el El Corregido r y la D ipu tación General, por
bienio, pero siemp re en ca lidad de dar cuenta tandas trie nales residían, alternadamente, en
en las primeras Juntas de Guernica. Sa n Sebastián, Tolosa, Azpeítia y Azcoitia.
Por esta razón estos pueblos eran llamados
Desd e que el Señorío de Vi zcaya iba a una pueblos de tanda. Guipúz coa , lo mismo que
con el Reino de Castilla en la Chancillería de Vizcaya, en su organización fo ral, no con oció
Valladolid residía el lla mado j ue z mayor de capitalidad ninguna. Solo un Real D ecreto
V izcaya que juzgaba las apelaciones de los de 1844 o rdenó la residencia fija de las auto-
vizcaínos según su Fuero o com pilac ión de ridades en Tolosa, declarándola entonces Ca-
sus leye s originadas. El Cor regide -~ tenía tres pital de Guipúzcoa. (2) En 1854 esa capita-
tenientes; uno llamado gene ral , que residía en lidad se trasladó a San Sebastián .
Guernica, era el designado para el infanzona-
do , que dividido en merindades, aba rcaba a El Señorio de Oñate, enclavado en Guip úz-
unos setenta y dos pueblos, y los ot ros dos , coa , al cual se unió en 1845, fué independien-
nombrados pa ra las Encartaciones y la merin- tem ente bajo el Señorío de los Ladrón de
dad de Durango, residían respectivamente en Guevara, Condes de Oñate, y tuvo también su
Abellaneda y Abadiano. o rganización parti cu lar.

L a Dirección de Guipúzcoa también residió Tanto en Guipúzcoa como en las demás re-
en las J untas Generales y en la Di pu tación. giones del país vasco, las villas y pueblos ,
ve cindades o universidades tenían sus consti-
Las J untas Generales de Guip úzcoa eran reu- tu cio nes municipales, que eran varias y diver-
nion es que seg ú n su s Fueros, o leyes qu e no sa s según los lugares. Pe ro dado el ca rácter
pr oced ían de ningun a concesión, privilegio o de nuestro escrito, no podemos entrar en esas
favor humano, ( 1) se celebraban' alternadamen- menudencias, ni en otras de l orden judicial,
te en dive rsos pueblos de Gu ipúzcoa, an tigua- militar y econó mico de todo el país.
mente dos veces al año, y una vez, en tiempos
más modernos. Todas las veces que las nece- En Alaba, antes de su unión parí forme con
sidades lo demandaban tenían luga r las 're u- Castilla tenía lugar en el campo de Lacua,
niones extraordinarias llamadas Juntas parti- junto al luga r de Arriaga, la célebre reunión
culares. de la Cofradía de . Arriaga, que se co m pon ía
"de fijosda lgo y lab rado res en procuración
La s indica das Juntas se constituían por pro- cierta de los otros, pudiendo pertenecer tam-
curador es o en viados de las villas, presididos bién a ella las du eñas y señoras principales
por el Corregidor de Guipúzcoa, o en su de - alave sas. el obi spo de Calaho rra, su a rcediano
fecto -p o r el Alcalde del lugar donde la reu- y los cl érigos de la provin cia ". L as juntas or-
nión tenía lugar. dinarias se celebraban en 24 de Junio de cada
año, después de una solemne procesión en que
Desde mediados del siglo XVI Guipúzcoa se llevaba la imagen de Nuestra Señora de
en su s Tuntas Generales nombraba cuatro D i- Estiboliz, y oída misa en la ermita de San Juan
putados: uno pa ta cada uno de los cu at ro pue- Bau tista. En ellas se elegían y nombraban a
blo s llamad os de tanda, o sea, por San Sebas- los cuatro alcaldes que habían de gobernar el
ti án, Tolosa, Azpeitía y Azcoitia, de los cuales año siguiente el territorio de Alaba.
el primero llamado Diputado General, junta-
mente con el segundo llamado Diputado ad - (1) Una ca r ta real de I s a b el 1 de 1479 da a Gulpúzcoa
ju n to, despachaba los as untos de tramitación el tltul o d e Reino de Guípúzcoa , A juzgar por sus ~Ie­
ordinaria, aunque también estos debían some- maria, Garibay e Idiaquez, tuvieron gran empeño en
t er todas sus decisiones a la prime ra Junta
Genra!. P a ra que todas lelo villas de Gui- 1593 en que se solicitara de nuevo su uso, pero Out-
p üzcoa no se preocupó en con serva r Ve, seIíbt,itru.l o. Vid .
(1) Vid Lnrramendl. Corol:'rafía de GuipÚzeoa. Loralu ce. H is t. d e G uf pú zco a. . Cap. I P:1g 43 .

(2) Véase nuestro CompendIo h Is t orial de la villa

de Tolosa. premiado en Certamen HistO ri co de 1913.

LOS VASCOS DEL OESTE 21

D es pu es q ue desa pareci6 la hist6rica Co- Bilzar de Us ta rit z ca da vez que juzgara nece-

fradia de Arriaga, la Hermandad de Alaba se sa ria la reuni6n, este derech o era exclusivo

reuni6 en Juntas Generales de Hennandad dos de l Sindico que ni los ofic ial es del rey podian

veces a l afio, por el mes de Mayo en V itor ia , provoca r estas reunion es, ni so me ter a eIlas

y por N oviembre en la villa 0 lugar que pre- ni n g un a proposici6n. L as atribuciones de los

viamente se acordare e n la junta de Vitoria. Sin dicos de La bo u rd, que desde 1603 se su-

La presidencia de las Juntas correspondi6 al ce diero n regularrn ente; se generaIizaron de tal

Diputado Ge ne ra l, qu e en tiem po de guerra, ma ner a qu e la administraei6n civil del pais es-

era ma estro de cam po 0 jefe m ilitar de Alaba. taba en su s ma nos. El Bailli e ra el rep res en-

Pero en esas Ju nt as el presidente tampoco tante de l Rey y teni a bajo su s 6 rd ene s a otros

emiti a vot o, . fu ncio na rios real es. Su teniente general cel c-

Ade rnas de es tas dos Jun ta s ordinarias, po- braba su s audiencias e n Ustaritz , se n tenciando
d ria n celebra rse otras ex t rao rdina ria s, pero pa- en t odos los as un to s civiles y c rim inal es del
ra ev ita r su reuni6 n o rde no : el Fuero, que ade- pa is.
mas de los dos comisarios que debian nom- '
br arse en la j un ta de n ovi embre, se elegiesen En So ule, habia dos S indicos , un o de lo s
en la mism a cuatro Diputados de Hennandad. cuales e ra desig nado pa ra la no bleza y a m bos
que unidos a lo s dos comisario s, entendian en e ra n n ombrados por los Estados de Bearn.
lo s asunt os de la hermandad general durante Des de 1467 ya se sabe qu ien es gozaron ese
el pc rio do a n ual de j u nta a junta de San pocle r.
Mart in .
T al es er an la s verdadera m ente dernoc raticas

ins t it ucion es vas cas, que desaparecieron en el

A nte s de la Revoluci6n Francesa tarnbien el Labo u rd, en el Soule y en la Baja Navarra al
L ab ourd y el Soule tuvieron sus inst ituciones
pa rt iculares y priva tivas y en Bilzar de Ustaritz empuj e de la pseudod ernocratica igualdad y li-
se reu n ian los maitres-abbes de lo s pueblos del
be rta d revolucionaria de Franeia de fines del
Labou rd. En esas Juntas Se nom braba al Sin- siglo X V III y qu e en el siglo XIXbajo el peso
dico general del pais de Labourd , a .quien de una Icy. sc hundie ron en Na va r ra, Vizcay a,
se confiaban todos los asuntos financieros y Alaba y Guip u zcoa, so me t idas a la constitu-
a d min ist ra tivos del pai s. E ste convocaba al do n espafiola y alas leye s e ma naclas de las
M a r i .d

The Vasco Country

T lI E few det ails th at the historians have the world. T he ir language, the ol d and peculiar
concerning the h istory of the Iberian " E uska ra" has be en traced as far ba ck as t he
pen ins ula, are ve ry clo sel y centred sto ne age, in to w hich com es t he elem en t
a ro und the 0 riental section of the "Aitz", st on e of t he " N eolit ic A ge ".
Cantabric coast.
ANCIENT HISTORY
The pa ssionate ardor which the history of
the Vasc o country was discussed in this first T he history of the Vasco Country dawned
period, is inconceivable, but it is . als o undoubt- wh en the Romans learned of the more develop-
ed that no serious minded man has been ed portions of the Vasco Country, and sent
satisfied after those tedious discussions. All th ere their cohorts.
th e fru it s it has given, after con stant an d tire-
less st udy is a sad doubt. If we tried- to gather With the conquest of Gaul and mo r eo ver
all that has be en written about the o rigin of of p rimit ive Aquitania, which is to day the
the Basques, o u r hi story would take many French Vasco Country , a nd w it h the a n nex -
volu me s, w hich is not our purpose. It is o n at ion of the village s in the neighborhood of
th a t account w e leav e aside th e opi ni ons t he " E uk a ros" of Spain by t h e Romans, foll ow-
ga t here d by Abartiague, in his pecul iar ed the occupation of the plain (Ila no) section
pam phl et " D e I'o rig ine des Basques", an d in of A lab a a nd of Nav a rre, wh ich cro ssed t he
this p resen t case, the best course is to say th at Ro ma n boundary, and ran from Burdigola
f ro m ve ry remote epoch of the pre-history of ( Bo rdea ux ) to A stierica ( A st o rga) .
the regions called today Alaba, Biscaya, Gui-
puzcoa, Na va r re, Labourd and Soule (Lu- Many hist orians have tried to prove that
beroa ) , in the zon es that surrounds Loule the Roman conquest did n ot extend into the
( L u be roa) t here existed a country in which dwelt Vasco provinces, and that the Romans or the
the "Euskara Race", whose origin has never nat uralized Romans left large trails of that
been k n own and therefore never revealed t o ti m e in the section called Vasconia in which
t he whol e of Navarre was situated. Aside

22 LOS V ASCOS DEL OESTE

from the completely romanized cities of Cala- domains some writers wanted to include the
tiorra and Cascanti, of old Vasconia, there territories of Alaba, Viscaya and Guipuzcoa.
remains no doubt. Panylona was also a Rorna- But historical researches have shown those
nized City where there were Roman Temples, writers to be mistaken, and it is now admitted
palaces, mosaic, and capitels of the Roman by all that the people inh~biting. th~ ~ctual
era. Basque country of Spain, 111 which IS. Justly
In the village of Lara, situated near Araquil included Navarre, were those calle?antnpoues,
and in other parts of N avarre, there have been caristos vardulos and vascones. I'he Canta-
found relics belonging to the Romans or the bria of 'Roman times was situated in the lands

people of that part of the country, that had of Santander and Asturias ; it was there that
been romanized.
the famous campaigns of Augu st were waged
Along the Roman line in the "Alarez" ter- against the historical Cantabres.
ritory, there have also been things which have
led to believe that the early settlers were the The name that we basques apply to our-
Romans. selves is Euskalduna, which means, those
speaking Euskara. The Romans called us
With reference to Guipuzcoa, neither the Vascones. Very likely was an adaption of the
Andreerregia of Oyaisus, nor the coins found
and used in the commercial trade prove any- word Euskones.

thing and the foundation of Fuenterrabia, (THE ANCIENT KINGDOM)
attributed to the Romans, and also Bermes,

is far from being the truth. However, old The crumbling Roman Empire, which
geographists mention these places as belong- a ma zed the world with its crimes, vices and
ing to an ancient langu age of Vasconia, and degeneration , during its period of decay, end..
which probably refers to the present Oyarsun ed at the beginning of the Fifth Century A. D.
and promontory of Hiquen of Fuenterrabia- I ts downfall was caused by the attacks of the
Plino, probably referring to the nearby woods barbarous peoples of differe1?t races, the mo~t
of Oarzo. They also speak of "Vasconiurn dangeraus being the Suabians, Alanes ,.SI-
Saltus" or Vasco Forests. lingian and Vandal s. They crossed the Rhine
with visions of conquest, defeated the Franks,
Though all the relics do not sho w a real entered the Roma Gallia (406 A. D.) . From
domination, one can take it for granted how- there they went to Spain, which at that t,ime
ever, that the Romans exercised an influence wa s being cut to pieces by those who aspired
in the territories of the Euskaro ; a thing ea sy lo rule it . The alliance between the Romans
to do though they never succeeded in per- and Visigoths commanded by Alaricus and
manently estab lishing th eir language in any Ataulfo, who undertook tu subjugate the
part of that country. It is for this reason that Gallias, brought these peoples to the Pyrenees.
the suppos itio n that the Romans never enter- a nd after crossing these mountains by way of
ed the territory of the Basque provinces, is the eastern lart of the N arbanensis, they founded
not accepted by the majority of modern his- the Gothic Empire.
torians, among whom we must mention the
name of the cso nist of the Basque Provinces, The Visigoths tried to conquer Vasconia ;
Mr. Carmelo - Echegaray and the notable above all the latinized region but the real
historian from Navarre, Mr. Arturo Campion, Vasconians of Navarre, did not submit to
whithout meaning by this that the Romans their rule, but waged a sanguinary war on
completely conquered the inhabitants of this them during the entire period of Gothic rule
region, a happening that could not have pass- in Spain. According to the very distinguished
ed unnoticed nor without leaving any traces historian Campion , the Basque peoples of
whatsoever. Ladorra, Aragon and the Ebro, from Tudela
to Miranda and even those further in changed
Towards the year s6B. C. there took place rulers (1) but the inhabitants of the mountains
the first clash between the Romans and Aqui- of Biscay, Guipuzcoa and Navarre as well as
tanians, within whose boundaries dwelt the those of Labourd and the Suletine, never
Tarbelli or people of Lapurdum. Historians submitted permanently to the Gothic rule,
say that the Aquitanians were vanquished by although the Emperor Honorius ceded to
Craso, a lieutenant of the Caesar, a n d that them all -of Aquitania, from Touluse in France
they were annexed to Caesar's Empire. Later to the Ocean. (2).
on, through the efforts of a magistrate named
Verus, of Hisparren, the Caesars conceeded The Visigoth rule in France was so short
self-government to the Novernpopularia, or that after the battle of Vouille (507) when
Neo Aquitania. Clovis vanquished Alaricus, the invaders took

The primitive geography of the Basque

provinces, also some of its history has given Nofle.-Arana 'Gui r l and Camplon caU attention to
rise to the most bitter controversies. Formerly ~he fact that the latin root, u va s " 'w a s pronounced
the object of all discussions was to determine
the situation of ancient Cantabria, in whose "was" fornterly; from this it is MSy to understand
the word Euskont"s or '~ascone8 of the Romans, which
in modern tilnes became YaHcones.

LOS VASCOS DEL OESTE 23

refuge in the N arba ne ns is province, and the conquered th e lands an d ca stles of th e ~ o o rs
in A rago n and R ioja, and extended hiS d? -
Frank s ex tended th eir conquest s, accordin g to main s furth er than Tudela a nd Na gera. Ga r~la
Dubabrat (I), down to the P yrenees. But
not with st an din g all this, according to the sa me III Sanch o, 926 to 970, wh o t ook l? art With
hi st orian, during all of the Sixth Century it King Ramiro of L eon in the war aga1l1st A bd -
is very difficult to find any accurate data al-Rahman el Nassar, Caliph of Cordova. He als.o
to ok part in th e troubles between the Casti-
about th e No ve m pop ula ria, the real Ba sque lian s and Leon en sis in va sion of t~e lan ds
country of France.
of Fernan Gonzalez, Count of Castllla and
Regardin g this, th e hi storian Campion claim s added to his crown the country of Aragon
that the Ba sques gathered from the No rt h and through his marriage with the ~ountes s\ An d re
South of the Pyrenees, and allied themselves Goto Galindez. Sancho 11 Garcia Abarca, fr~m
in 507 to conquer or perhaps reconquer the 976 to 994, so cailed on account of the specla~
Aquitanian plains, their original home. kind of shoes he used. Hoe crossed the Pyrenees

- The damage done to the Basques by the to help hi s broth er-in~law W:illian of Gas cony,
campaign of the Franks, compelled th em to when they were eonsidered Impassable on ac-
see k the aid of the Dukes of Aq uitan ia, and count of the snow. Garcia I V called "~ h e
consequently in the year 660 A. D. the north- Shaky", 994 to 999. Sancho III Garces Senior,
ern Basconians, proclaimed as patrician of 999 to 1035, who as a monarch held sway over
Touluse, Felix, who ruled Aquitania free from a greater amount of terntory than an y other
the Merovingian Monarchy. At this time there ruler of the Kingdoms that the Spanish Pe-
appears in hi story the name of a youth Lupus, ninsula was di vided into since the downfall
undoubtedly a member of the Ochoa family, of the Gothi c Kings, whom ail the other K1I1gs
who s ucceeded Felix in the Duchy of Aqu ita - of Spain count as one of their ancestors. When
nia and Va sconia. Both duchies were united he died hi s son " Gar cia V Sancho from Na-
in the year 786, when the Duchy of Aquitania gera, 1~35 to 1054, inherited the . ~ingdl.?m of
was added to the French Crown. Then there Pampeluna, that of Alaba com'p~ls1l1g Biscaya
appears another mysterious Lupus H , who and Guipuzcoa, Nagera ( L a RIOJa) , the lands
embodied the ind epen dence of the Ba sque of Tarazona and Soria up to Garray, old
territory.
Numance, the original Castilla and the Astu-
In the year n 8, Charlemagne visited the rias of Laredo. Sancho IV Garces, from -fa-

whole Basque country with the intention of fialen , 1054 to 1076. Sancho V Ramirez , K1I1 g

fighting the Moors of Spain and also with of, Pampeluna and Aragon, 1074 to 1094· Pedro

the intention of conquering -so m e territory. Sanchez, 1094 to 1104. Alfonso I Sanchez The

He entered in P arnpeluna a s a friend an d Fighter King of Pampeluna and A rag on, 1104

Liberator, but t ook some pains to break th e to II34: Ga rcia Ramirez " T he Restorer", II34

strength of a people that gave so much trouble to I ISO, who reestablished the Kin gdom .of
to the Frankish Kings, since on hi s return to Navarre, left by the Fighter to t?,e Temp~al~~

yvhis country he wa s attacked and van qu ishe d in his will. Sancho VI Garces The ise ~
in the famous battle of Orreaga ( Ron ces- I I c:;o to 1194, who made solid the un.lOn or
Alaba and Guipuzcoa, and set tled again ~an
valles) . . .

A sh ort time afterwards, there wa s establish- Sebastian given to him by th e foral me etmg
ed th e Kingdom of Aquitania in their neigh- of J aca, and who also founded in II ~ I the city
of Vi toria on th e site cailed Gaste iz. Sancho
borh ood by Ludovico P io, who s ucceeded in VII Sanchez " T he Strong", II 94 to 1234, la st
establishing his rule over the Va sconians. But of the monarchs of the male virile and ilustrous
the family of the Basque Duke Semen call ed race of the P yrenaic Kings, during whose
Ximeno by the latins resisted him. Later on Ji- re ig n Gui pu zcoa acquired ~h e pennon .and
men o sough t refuge in Southern Va sconia in
ri ghts of the Ki!1g of C31shila. He l.?btamed
Sp ain, and the pedigree of the royal familie s of fro m his brother-m-law Richard the LIOn He-
N av a r re; th e Ifiigo j im enez A r it za or A rista ; a rted, King of England the cession of Lower
that of the Ga rcia J im en ez start with a cortain Nava rre which he held in fief as Duke of
Jimeno whose famely crossed th e Pyrene es. Aquitania, After the death of Sancho " Th e

KINGS OF NAVARRE Strong" the thron e of Nava rr e pa ssed to the

H ou se of Champagn e and Theobal d I , a nephe w

To th e dy nast y p ire na ic belong Ifii g o Jimenes o1f2 ~3S. a nTchheo~ b asuldcceterd, e d to the thron e 1234 to
A rit za call ed in old h ist ories E ueco Semen 1253 to 1270. E nrique I ,

who reigned from 824 to 852. Ga rcia I Jimenez !272 to 1274 and then the Kings of the House
or Ximenus, more prop erly Semen 852 to 860. of France Luis th e H utin , Kin g of France an d

Ga rcia Il E ueco or Ifiiguez, 860 to 882, who Navar re , 1305 t o 1315. Juan I the P osturnous

(1 ) Yid. Camulon uLos BaMconian s " and the "#isigoths 1 ' "J.d. Ca m ll io n. :N"a"arra y su vhla histurica. Lae
' OB scURes ". (as frnnt.'ss.-Origen de la l\lonarquia Na-
in Navarre in its hhitoric life". .
vur-ea-

(2 ) ' "id. I "ong-nula (,~ eoJ:'rlll.h)· de la Gaule au '~Ie
.1 ..<'1,. p 43-11 4 .



LOS VASCOS DEL OESTE

1315. Joanna Il wrte of PhiJip Il~, 't he noble In the XI Century after the ba~tle of Ar-
Count of Evreux and Angoulenie, 1328 to
1349. After Juan the Postumous, the Kings of rigorriaga against the invasion of K111g Alonso
France ruled the country, Philip the Long,
1315 to 1321, an Charles the Handsome or the of Leon, the historians find the people of
Bald, 1321 to 1328. Biscay appointing to the ~rst place 111 the

After the death of J oanna Il, the Kingdom Republic a certain Lopez ZUrIa, who was call-
of Navarre was ruled by Charles Il, 1349 to
1387. Charles Ill, the Noble, 1387 to 1425, and ed Juan, Lord of the Biscayans. It is an a,:er-
Dofia Blanca I, 1425 to 1441, wHeof Juan I!,
Prince of Castilla, who with the agrarnantensrs red fact that Bi scay, was governed by chief-
ruled from 1442 to 1479, and who had .to fight
the beomonteusis, defenders of the rights of tains in the first half 0 the X Century, and
Charles IV, Prince of Viana, 1442 to 1461, and
of Dofia Blanca Il, 1461 to 1464, and Dofia the one called Morni or Murnio, Count of
Leonor L.
Biscay, married in 929 Velazqueta a daughter
In 1479 Francisco I Tebo, ascended the
throne of Navarre from 1479 to 1483, and was of Sancho I Garcia, King of Pampeluna.
succeeded by Dofia CataJina I, 1483 to 1517.
She married Juan Il Albert, 1486 to 1516. J uargairi, in his study of the origin of the
During his reign Ferdinand, King of Castilla
and Aragon decided and told the Marshal of Kingdoms and countries of Vasc,?!lla states
Navarre that he would have "to take by force
what the King Juan of Navarre refused to that Eueco Lopez called by other 1111g0 Lopez
give of his own free will", he at firs~ called
himself "depositor of the Crown of ~ a varre. was a descendant of the Vasconian Eueco
of the Kingdom and its master" and ended by
calling himself King of Navarre. But the Semen Aritza, and was created Count of Bis-
legal status of Navarre was not altered and
all the machinery of the Estate, including its caya by Sancho the Great of Navarre in 1033,
autonomous Parliament remained. He added
to his titles that of King of Navarre. However. and appointed governor of Durango, a place
the ancient Kingdom of Navarre slowly but
surely lost all the prvileges of its sovereignty that also had its own masters. He was suc-
until the last century when by a revolu-
tionary law it was converted into a province ceeded by Lopez Euco, who was al so Lord of
of Spain. The last Parliament of N avarre
convened at Pampeluna in the year 1828. Alaba, Guipuzcoa and Haro, a name that was
During the reign of Queen Isabella Il , the
Provincial Diputation of Navarre demanded transmited to posterity. Diego I.;-ope I de H.aro
from the Regent that Parliament be convoked
but it did not succeed. entered the service of the K111g of Castilla.

The Juan II, Albert dynasty crossed the Diego Lope II de Haro, "The Good" Lord of
Pyrenees and ruled the Kingdom of Bearn
at the same time that in the part of the an- Biscaya and of Alaba from u66 to 12.14 and
cient Kingdom known as Lower Navarre.
Later in 1607 the Kings of Beam and Lower al so according to Maraza and Marichalar,
Navarre united to their Crown that of France
in the person of the Bearn King Henry IV Lord of Alaba from 1200 to 1211. took a
of Bourbon; and since that time the Kings of
France called themselves Kings of France and prominent part in the battle of ~he. Navas in
Navarre. This Kingdom was governed by its
autonomous Parliament until 1789. The follow- 1212. Lope Diaz Haro, Lord ot Biscay and
ing year the Bearn and Lower Navarre were
converted with the Soule and the Labourd Ala ha. 12q to 1236, heroically def ended Bis-
into the Department of the Lower Pyrenees.
cay attacked by the Laras during the reign
BISCAY, ALABA AND GUIPUZCOA
of King Henry I, Diego Lope III de Haro,
The Euska rian people, inhabiting the lands of
Bisc av, Alaba and Guipuzcoa did not see any Lord of Biscay and Alaba, 1236 to 1254. Lope
rea son why any the branches of the old race
should have any privileges over the others. Diaz III de Haro, 1254 to 1288. Diego Lope

IV de Haro, died about 1295 without descend-

ants. Diego Lope V de Haro, 1295 to 13.08.

Doiia Maria , sister of Diego Lope IV married

with Don Juan Prince of Castilla, Lord of

Biscay in 1309 and Regent of the .K ingdom of

Ca stilla in 1314. Dofia Maria Il Dias de Haro,

married to Don Juan N u ii ezr de Lara. N uiio de

JLuaarna~ died while in childhood in 1352. Doiia
de Lara married to Prince Tello, son of

Alfonso Xl of Castilla.

During this time, of real political disturb-

a nces for Biscaya, King Don Pedro of Castilla

~cfaveWathlees Lordship of Biscaya to the Prince
but the Biscayans refused him as

Lord. 'When the houses of Haro and Lara

disappeared by lack of descendency, the i,n-

he ritance came to Dofia J uana Manuel , wife

of King Henry II of Castilla, who gave. the

Lordship of Biscay to her first son Prince

Don Juan. From the time this Prince. ascended

to the throne of Castille, the Kings of Castille

have been the Lords of Biscay "as an in-

dependant estate added to the crown".

In the midst that centuries have extended

over the historic past of the Basque territory,

the unanimous opinion of historians has found

exclusively government or the so called "Sodalty

Fraternity" or Batzar of Arriaga in the lands

of Alaba. However, the perspicacity of the

Ba sque genealogist Jaurgain ha s also found

LO S VASCOS DEL OESTE

in old docum ents Lords of Alaba, who came The Kin gs of France fr o m Charles V II
from the Vasconian fa m ily of the Eueco, who ruled these r egi ons succeeding the Kings of
exerted the military government. In 1332 by England, and the revolution of the and of the
a voluntary union the Sodalty of Arriaga, XVIII century united the Labourd and the
incorporated the territory of Alaba to the Soule with the Bearn and the Lower Navarre
Kingdom of Castilla. and formed in 1790 the department of the
Ba sses Pyrenees of the French Republic.
In none of the old cronicles hace we been
able to find special mention of Guipuzcoa or BASQUE INSTITUTI ONS. CORTES, JUN-
about its remote historic past. There have TA S AND BASQUE FUEROS
been expressed opinions and theories, good
many of them without any basis whatever, T h e original legislation of t he Ba sq ue
which instead of helping to clear the history co un t ry was entirely based o n precedents . In
of this region serve only t o make it more the various regions where po lit ica l chan ges
confu sed. Guipuzcoa united on a basis of isolated the peoples of the sam e race, the
equ ality with Navarre in 1200, was also united power that united the members of each group
on the same basis with Castilla, and from that slowly re as serted itself. From . the Brother-
time the military history of Guipuzcoa forms boods created against malefactors, we re bo rn
a part of that of CastiIla, becau se in the wars in Guipuzcoa the celebrated Juntas Generales.
sust a in ed by Castilla against other countries These same reasons produced in Navarre,
Guipuzcoa took part, and some times there during the reign of Sancho the Strong, the
was the sorrowful spectacle that the arms of "Juntas de los Infanzones de Obanos" which
broth ers of the same race were employed a ppointed the "s o brej un t er o" a kind o f com-
again st each other instead of bein g opened for mi ssioner whose appointment was sub m itted
a fraternal embrace. to the King fo r a pproval. These commissioners
fo rm ed a Council of Estate that ex e rted , to-
LABOURD- SOULE ge t he r with th e council of old m en, a power
ca lculated to moderate the royal prerrogatives.
Towards the year 918 the primitive Vas- Th ese famou s Juntas were succee ded by the no
conia in the times after the downfall of the le ss remarkable Cortes ( P a rlia men t). The
Roman Empire was divided in many in- Co r tes of the year 1330 furnish the first
dependant states. These were the small King- authentic proof of the legislative powers
doms of Pampeluna to which was added in en t ru sted to them. T o th e written laws of
852 the Duchy of Navarre. The County of N avarre was given the name of "Fuero".
Alaba, under whose denomination were ~n­
eluded Biscay and Guipuzcoa and the County Navarre's Cortes were co m posed of the
of Vasconia, Citerior created towards the year three cla sse s, the Ecle sia stical , the Nobility,
820 by Pepin I, King of Aquitania in favor of and the common people. T he Nobility was
Aznar Sancho, son of Sancho I, who was represented by the titled gentry, who later
Duke of Vasconia, which comprised the als o received milit ary titles. T he common class
greater part of Navempopulania and some lands was represented by the procurators ( s olic ito rs)
of the present Navarre incorporated after- of the towns that were entitled to rep-
ward s to the Kingdom of Navarre. Later on re sen ta tio n. The inhabitants who were not horn
the country was converted into a Duchy and in Navarre could not have a place ill the
in t he year 864 on the death of Duke Arnand, Cortes. When th e Kings of Ca still a took
Sancho III Semen, called Menditarra, found- possesion of the throne o f N a va r re, th e
ed the hereditary Duchy of Gascogne, whose Cortes were convoked by the viceroy, rep-
boundaries were the ocean, the counties of re senting the M.onarch ; but its deb ates
Bordeaux Bazas and d'Apen, the Gascogne never took place in the presence of a King
Tonl ousanie, the conty of Comminges and o r hi s representative. The Ecl esiastical rep-
the Kingtom of Navarre. This Duchy was resentatives were seated at the right of t he
di vid ed afterwards into counties and vizcoun - hall, a t the left were sea ted th e No bility , a nd
ties, and within those appear th at of Soule, in the center the representati ve s of the peopl e.
the Lordship of Mixe and of Osta bert, that The ecl esi as tical represen tati ves had the
of L abourd, and the county of Baigorry, that ho nor of presiding and t he sess ion s w ere
from 1193 formed part of the community of sec re t. Before th ey d iscuss ed a ny n ew qu es-
ultraparts of the Kingdom of Navarre. ti on s they mad e su re wheth er or not t he
Kin g had complied with the claim s previou sly
In the same year II93 the Labourd united made by preceding Cartes against violati ons
with the Duke of Aqu it ania, King of England. , of the " F ue ros" . Th en the perm anent Diputa-
a lt h o ugh it preserved it s original ant ono my . tion of the Cortes was appointed as one of
Al so t he vizcounty of Soule ( Z u ber oa ) was the g ua ra nt ies " so th at th e Kingdom of
so me tim es united with the Kin gdom of N av arre sho uld keep it s ri gh t s and f ue ros
Navare and others with England. ( privileges)" according to th e fo r m ul ae of
t he oa t h exacte d fr om the Kin g ".



26 LOS VASCOS DEL OESTE

The separate Kingdom of Lower Navarre lorship of Valladolid, there resided the magis-
united under the same crown with that of trate called the Chief Justice .of Biscay, who
Bearn also assembled these Cortes under the decided all appeals taken in the suits judged
name of Estates. In 1607, when Hemry IV of in Biscay, according to the "Fueros" or
the House of Bourbon was elected King of compilations of the original laws of Biscaya,

France, he declared that the sovereignty The Gorregidor had three lieutenants, one
of Navarre and Beam would remain in- called General, who lived in Gernica and
dependent from the crown of France and governed the five "merindades" in which was
would continue to have a separate gov-
ernment, In Pau was established a council divided the level land that consisted .of seven-
of Estate of Navarre, and in Paris where the ty-two villages and the other two lieutenants
King had his residence there was sent a for the vicinity of Durango lived in Abella-
Secretary of Estate of Navarre and Bearn. neda and Abadiano,
For that reason the French Kings signed
"Roi de France et de la Navarre". The government of Guipuzcoa was also in
the hands of the Juntas Generales and the Ge-

neral Deputation.

The "Juntas de Guernica" that took place The Juntas Generales of Guipuzcoa met ac-

under the universally famous oak tree in that cording to the "Fueros" or laws that did not

town, were another of the original Basque come from any human concession, privilege

institutions, exclusive of the Lordship of or favor, and thev took place alternately, in

Biscay and took place avery two year to different towns of Guipuzcoa, formerly twice

regulate all matters pertaining to the Estate. a year and recently changed to once a year.

The meetings were held in the month of July. Whenever there arose any dificulties they

The procurators from the towns of the were called into special or extraordinary ses-

level country of Biscay, where was found sion, called "Juntas Particulares". These Jun-

the tree, and those of the villages, towns and tas were composed of the "procurators" of-

cities of the vicinity of Durango, and also every towwn presided by the Corregidor of

those of the valley of Orosco used to go in Guipuzcoa or in his absence by the Mayor of

solemn procession from Guernica to the site the town where said Juntas met.

of the tree, pointed out by popular tradition, From the middle of the 16 Century the

as the place for convening the Juntas Gene- Tuntas Generales of Guipuzcoa appointed four

rales. They took seats on the masonry erected "Deputies; one for each of the four towns,

around the venerable oak. There they present- San Sebastian, Azpeitia, Tolosa and Azcoitia,

ed their credentials to the new president and of which the first one was called Deputy Ge-

then proceeded to the Hall of the Juntas neral ,together with the one from Tolosa

where the procuratos seated themselves with- called Adjutor Deputy. It was the business of

out any order of precedence. The sessions these Deputies to attend all current business

were public and were presided by the Cor- although they were obliged to submit all

regidor the representative of the Lord of their discussions to the first Juntas Generales

Biscay, who did not have the right to vote. for approval. In view of giving representation

The deputies elected for the following term in the Juntas to all the towns of Guipuzcoa,

formed the ' General Diputution of Biscay. the contry was divided in four districts in 1749.

They resided in Bilbao and during the two Each one of them elected a Deputy an then

years that elapsed since the last meeting, they these were named Diputados de Partido

were in charge of the government of Biscay (Deputy of the Districts). These Diputies

and the administration of justice for appeals formed the body called Diputacion Extraordi-

against the orders of the Corregidor. To naria. They met at least once a year to arrange

avoid convening the Juntas in extraordinary the details 'of the meeting of the Junta Ge-

session, there was framed 'an ordinance 'in neral.

the beginning of the XVI Century, which The "Corregidor" as representative of the

ordered that the Juntas should appoint what King, was an employee of the Crown. As a

was called a "General Regiment" of Biscay. representative from the King, and with the

This General Regiment consisted of twelve special purpose of preventing the Juntas from

Regidors (Aldermen) the Corregidor or his doing anything against the Crown, he presided

lieutenant, two deputies, two secretaries of the Juntas Generales, could speak, but had no

Juntas, two procurators, and two men of vote. He also acted as a court of appeal to

letters, meeting at Bilbao, disposed of all ex- judge the orders given by the Mayors of the

traordinary cases occuring during the lapse town. The Corregidor and the Diputacion Ge-

of two years between the convening of the neral, changed their residence every three

Juntas, but they had to give an account of months.

their acts in the first sessions of the J un tas Ge- Guipuzcoa, the same as Biscay, never

nerales. recognized any town as being the capital. By

Since the Lordship of Biscay was united a royal decree in 1844 it was ordered that the
with the Kingdom of Castilla in the Chancel- authorites establish their residence in Tolosa

LOS VASCOS DEL OESTE 27

city, which was declared the capital of Guipuz- Junta fo u r depu ties bes ides the t wo cornmision-
coa. In 1854 the capital wa s tranferred to er s. Th e duties of these deputies were to take
Sa n Sebastian. cha rge of a ll bu siness de aling w it h the Bro t her-
hood durin g t he pe riod t hat they di d n ot
The L ordship of O na te, which wa s with in meet,
t he territo ry of Guipuzcoa, and which wa s
u nite d t.o it in 1845, w as an independent estate Befo re the F re n ch revolution L abourd a nd
un de r th e L ords of L a dron de Guevara, t he Soul e als o had their pa r tic ula r in stitutions,
Co u nts of Onate , a nd it al so had it s own an d in Bilzar de U st aritz, there met the
po litica l organizations. Maires A bbes of the towns of L abourd. In
th ese Tuntas they appointed the Syndic of
In Guipuzcoa, as well as in th e other re- the country of L ab ourd. H e wa s in charge of
g io n s of th e Basqu e country the cities, towns, a ll the financial a nd a d min is t rat ive matters
villa ges, and univ ersities had their own muni- of th e country. He convoked the Bilza r o f
cipal constitutions, which differed in many Us ta r it z whenever he d eem ed it necessary, as
ways . On account of the character of this this was hi s exclusive privilege ; and not even
writing we cannot go further into the details the offic ers of the King could object. Th e
of the organization of the judiciary, economic duties of the Syndics of Labourd who exerted
and military order of the Basque country. all their powers uninterruptedly from 1603
ex t en ded to such a degree that the civil ad-
In Alaba , before it was united with Castilla ministration of th e country w as entirely in
o n the ba sis that both were equal, there used t he ir hands. The Bailli was the representative
t o meet in the field of Lacua, near the town of of the King and had other officers under hi s
A r ria ga , th e famous Brotherhood of Arriaga. o rders. His general lieutenant fulfilled hi s
T h is Brotherhood consisted of Gentlemen d uties in Ustaritz , rendering judgements in all
a nd Farmers as representatives appointed civil and criminal matters in the country.
by the others ; there were al so in this Brother-
hood the ladies of the principal families of In Soule there were two "Syudics". One
Ala ba, the Bishop of Calahorra, and the other of them de signated by the nobility, but both
important nembers of the clergy of the of them appointed by the Estates of Beam,
province. The common Juntas took place on F ro m 1467 it is well known who enjoyed that
the 24 of June of every year, after attending po we r.
mass an after a solemn procession in which
they carried the imagen of Our Lady of Such were the truly democratic Basque
Estibaliz, These Juntas appointed the four in stitutions that di sap peared in the Labourd
Mayors that go verned the country durin g in th e Soule a n d in Lower Navarre before
th e following year. the impact of the so called democra t ic Liberty
and Equality of Revolutionary France at the
After the disapperance of the Brotherhood, end of the X VIII Century; and that al so
of Arriaga, the Brotherhood of Alara meet in disa p pea re d from N avarre, Biscaya, A la ba a nd
Juntas Gene ra les, twice a year ; in the m onth Gu ipuz coa throu gh a law that submitted them
o f May at V ito ria, and in the m onth of t o the Spanish constitution and the la ws gi ve n
No vem be r in the t own previ ou sly agreed to a t by the Spanish Parliament at Madrid.
t he meetin g in Vi to ria. T he Juntas were
pres ided by the Deputy Ge ne ral, who in war The chiefta ins whose names a re conn ected
ti me s was the military commander of A la ba. with the establishment of Monarchy in the
Bu t in these Juntas the president did not ha ve Kingdom of the Pyrenees. sta r ted great up-
t he right to vote. ri sings aga ins t the domination of Charles
M a gnu s. who was defeated by the Basqu es,
Bes ides these tw o ord inary Juntas, there and with the help of the people of Beni For-
me t oth ers called Sp eci al Juntas, but to avoid t un , of mixed Basq u e a n d mohamedan origin ,
co nve ni ng th em often . th e F ue ro o rdered that defeated him a se co nd t ime at Roncse valles.
there s hould be a ppoi nted in the N ove m ber

(page intentionally blank]

Illustraciones del

PAIS VASCO

Al<k allillo va s co.

3° LOS VASCOS DEL OESTE

Un típico rincón del pa ís

Entrad a del pu erto de P a sa jes
(O ut n úzcoa)

T ipo va sco

LOS VASCOS DEL OESTE 31

Ea, desd e el mar

Cas t illo de Butrón, en Plencia (Vi zcaya),
p ropieda d del Marqués de Torresella.

Baile de tamboril en una romerfa vasca.

32 LOS VASCOS DEL OESTE

/

T E'ntro Arrln::m. B tlbn o

La r tn de BlIbno El robl e reglo de Guer!ca

- --_._--~-

Ermita Antigua

LOS VASCOS DEL OESTE 33

Edificio del " Créd it o de la Unión Min era", Bilba o.

D i puta ció n Provincial de Viz caya
So ciedad "La B ílbaína", en Bilbao, (Vizcaya) .

34 LOS VASCOS DEL OESTE

Fábric a de Baracaldo en 185ú.
Banco de Bilbao.

LOS VASCOS DEL OESTE 35

r-

f

I

I

Vi sta d el Nerv í ón y el Ayuntam iento de Bilbao.

Altos H ornos de Viz caya. (Vista desde el Nervl ón) ,

LOS VASCOS DEL OESTE

Puente de Isabel H, en Bilbao.
H ospital Civ il. Bilbao.

La Universi d ad d e Deusto ce rca' d e Bilba o (v tzca ya )

(page intentional/y blank]

REVERENDO PADRE ARREGUI

Boise, Idaho

B OISE, la capital del Estado de Idah o, brir en un es peso r de 0.35 metros 110,000 hec-
no sólo es la mayor, sino también la táreas de ti erra ; su cost o as cien de a la suma
más hermosa ciudad del Estado, y de $6.000,000, habiendo durado su construc-
centro polític o, de instrucción, finan- ció n 3 años.

ciero y comercial. Está sit u ada en lo Las fuen te s de rique za , con qu e B oise cu en-
que se llama Boise V alley ( V alle de Boise ) , ta , so n muchas y variada s. Las principales en
entre Salt Lake, capital del E stado de o t ro ti emp o eran la cría de ga nado vacuno .
Utah , y Portland, capital del de Oregon , ca balla r y lanar, y la indu stria miner a; pe-
equidistante de ambas ciudades. Corriendo ro en la act ualidad lo s canles de rieg o, co -
el Boise River ( el Río de Boise) de Este m o otras tanta s venas y art erias, surcan m i-
a Oeste, divide el Valle, en lo que podem os liares de h ectáreas de ti erra a la que vivifica n
llamar N arte y Sur; la parte del Sur, cono- y ponen e n actividad su s elementos producti-
cida con los nombres de primero, segundo y vo s. haciendo de la agricultura uno de los fac-
tercero Bancos u Orillas, es de una asom bra- tores má s importantes de desarrollo de esta
sa fertilidad, por lo que lo puebla un gran nú- comarca, sin olvi dar por esto, lo s grandes be-
mero de caseros que se dedican a su culti- nefici os que Boi se reporta de la acti vidad de
va ; aqui se encuentran todos los canales los círculos mineros en los distinto s tributa-
que riegan esta vasta sección del territorio; rio s a ell a. El desenvolvimient o v de sarrollo
la parte N o r te la componen un a serie de mon- de los interese s agrícolas y mine;os se de be
tañas entrelazadas y conocidas con e! nombre principalmente a los naturales del suelo ame-
de Boise Mountains (Montes de Boise) ; la ricano, pero la industria de la cría de ganado
del Oeste está también dedicada extensamen- de las tres distintas especies ha sido dirigida
te al cultivo, y se extiende al través del y ex plo tada ca si exclusivamente por los vas-

Valle hasta Caldwell, donde pasa el ferroc a- cos , y se debe a ello s el que haya llegado al

rril general con el nombre de " O reg on Short apogeo en que se halla: provistos de la robus-

Line;" la del Este es en su mayor parte ba- tez y en ergías proverbiales en la raza, no han

rrancal ; en uno de su s barrancales , a 32 kil ó- dejado escapar la más ligera oportunidad de

metros de Boise, se halla el mayor proyect o mejorarla, y su genio previsor y emprendedor,

de regadío que el Gobierno Federal de Am é- agudeza y abilidad financiera han sido los

rica jamás construyó, cuyo resultado, modelo principales factores de su éxito tan extraor-

de arte e ingeniería, es la famosa presa lla- dinari o. El estudio y descripción de su carác-

mada "A r row- Rock Darn", que se cree ser la ter individual que nos proponemos estampar

más alta del mundo y que inmortalizará el en est e libro , darán a conocer la atmósfera que

nombre del ingeniero F. E. Weymouth, Si- les rodea y la razón de! maravilloso re sultado

tuada en una barranca pintoresca, es un atrac- de sus esfuerzos.

tivo de turistas, puesto que la vía férrea que

conduce a ella y sus inmediaciones por kiló- PADRE BERNARDO ARREGUI
metros, y hasta más allá de la misma, produ-

cen impresiones fantásticas y encantadoras en

los viajeros que los contemplan. La altura de El Reverendo Padre Bernardo Arregui, na-

su base es de 73,15 metros, y la de su cúspi- ció el 23 de Julio de 1866, en Tolosa, provin-

de, 4,72 metros ; la longitud de su cresta mi- cia de Guipúzcoa, España; es hijo de Martín

de 335.28 metros; se han empleado en su Antonio, y Lorenza (Machinandiarrena)

construcción 534,994 metros cúbicos de arga- Arregui. El señor Arregui es natural de To-

masa ; tiene una capacidad de 338,722.020,000.- losa, y la madre de Gaztélu, ambos de la pro-

00 litros, suficiente cantidad de agua para cu- vincia de Guipúzcoa y devotos católicos.

40 LOS VASCOS DEL OESTE

Desde muy joven el Padre Arregui atendió a su propia persona, y Dios le hizo ver que
las "Escuelas Pías", más tarde dió clases pri- haría mucho bien en estas regiones. :\hs que
vadas con Pedro Guibelalde, y entonces fué nada le acongojaba separarse de su parro-
a Vitoria, provincia de Alava, donde entró quia, pues sus feligreses le amaban entraña-
en el "Seminario Conciliar" y estuvo durante
siete años en esta institución; concluídos sus blemente por sus innumerables actos de bon-
estudios fué ordenado y la ceremonia tuvo dad y su concienzuda labor como pastor de
lugar el 21 de Diciembre de 188g. En el pri- almas, y ese sentimiento de afecto lo recipro-
mer día del año 18go dijo con gran solemni- caba el Padre Arregui con igual intensidad,
dad su primera misa, en la parroquia de San- pero en su espíritu de misionero de la fe sólo
ta María de Tolosa, predicando en la cere- habló la voz del deber, y partió para el N ue-
monia el Reverendo Padre José María Zu- va Mundo.
gasti. El señor Arregui fué nombrado Rector
de la parroquia de San Miguel Arcángel de Pocas veces han tenido los españoles de
Irura, a dos millas de Tolosa, donde perma- Idaho y sus- alrededores, el' placer y conve-
neció hasta el Ig de Junio de Igl I. niencia de tener consigo un sacerdote de su
raza, y la Ilegada del Padre Arregui fué un
A algunas millas de distancia de Tolosa, gran acontecimiento.
está el barrio de Urquizu, en el cual había
la pequeña Capilla de San Pedro, pero como Verdadero ministro del Señor, el Padre
los feligreses eran muy pobres y no podían Arregui se dedicó desde su llegada a este país
pagar un sacerdote, se veían privados de a desempeñar con intenso celo su misión evan-
atender a su Iglesia y tenían que caminar su- gélica. Allí donde había algún dolor entre los
biendo rocas y montañas, por caminos fan- vascos, aparecía siempre la bondadosa faz del
gosos para, a pesar de las inclemencias del sacerdote modelo, a llevar palabras de consue-
tiempo, atender a la misa en la Iglesia de lo espiritual y la conformidad a todas las al-
Tolosa. Con su característica bondad de co- mas atribuladas. Su celo y actividad no se li-
razón , el celoso Padre Arregui, trabajó in- mitaron a eso, y muy pronto su ilustración y
cansablemente hasta recolectar una suma su- buena voluntad para todos, 1.0 convirtieron en
ficiente para sostener un sacerdote residente centro, al que acudía una gran parte de la co-
en aquella localidad. La gratitud de los veci- lonia vasca, no sólo de Idaho, sino de todos
nos de aquel lugar sólo puede ser compren- los Estados adyacentes, en busca de consejos
dida por aquellos que ahora tienen el pla- e indicaciones sin que ninguno hasta ahora
cer de oir la sagrada misa dicha en su pro- haya tenido que arrepentirse de haber confia-
pia capilla. do en aquel pastor de almas, cuyo conocimien-
to perfecto de las asechanzas y peligros de la
El Padre Arregui tiene gran talento y eru- vida están siempre a disposición de sus feli-
dición; domina varios idiomas, habiendo es- greses. Con inagotable bondad, y poderosa in-
tudiado el Francés que habla a perfección, fluencia ha servido para mantener en los vas-
con los Padres Javieres, de la Congregación cos del Noroeste, la fortaleza de espíritu y los
del Sagrado Corazón, y también con el Supe- principios religiosos siempre latentes, y conser-
rior del Colegio Francés, de Tal OSa. El apren- var en ellos las virtudes heredadas de sus an-
dió el Inglés con el mismo notable profesor, tepasados de Vasconia.
y se perfeccionó él mismo, obteniendo permi-
so de su Obispo, Monseñor José Gadena El Gobierno de Su Majestad el Rey Alfon-
Eleta, de Vitoria, para ir a Londres, Ingla- so XIII confirió al Padre Arregui la honrosa
terra y estudiar Inglés. Permaneciendo allí distinción de representar a España en Boise,
seis meses, y regresando a su parroquia el 28 nombrándole Vice Cónsul el 26 de Febrero de
de Octubre de 18gg. Ig16. El Padre Arregui ha asumido las obliga-
ciones de ese nuevo cargo, que desempeña a
En Diciembre de toro el Padre Arregui le- conciencia, sin desatender ninguno de los de-
yó una carta escrita en latín por el Reveren- beres de la otra misión, más alta y más distin-
do Obispo R. G. Glorieux, de Boise, Idaho . guida si cabe, de prestar auxilio a los desam-
dirigida al Obispo José Gadena Eleta, de parados, de consolar a los tristes, de ser en
Vitoria, cuya carta fué publicada por éste en realidad un verdadero Padre de los pobres.
su revi sta mensual; dicha carta requería que
un sacerdote vasco fuera enviado a aquella y en ese empeño su figura ha adquirido re-
Diócesis. El Padre Arregui fué nombrado pa- lieves que hacen recordar a las más grandes
ra desempeñar aquel puesto y embarcó para y brillantes del clero español. La energía con
América el Ig de Junio de ro r t, llegando el que defiende los derechos de sus paisanos des-
II de Julio a su destino. heredados de la fortuna, tiene mucho de aquel
carácter indomable que permitió al Cardenal
Abandonar su hogar, sus amigos y todos
sus afectos para ir a tierra extraña hubiera Jiménez de Cisneros, unificar a la España
hecho detenerse a cualquiera, pero ante su
amplio espíritu cristiano sólo se presentó el grande y poderosa que conquistó mundos, y su
problema de hacer el bien sin preocuparse de entusiasmo por la causa de los necesitados a
quienes defiende, participa de la intrépida
perseverancia que hizo reverenciar en toda

(page intentional/y blank]

SR. 'ANT ONIO AZCUENAGA

e<,:, .

z<

riI

u::J

N

<
.O...

Z
O

E-<
Z

<

riI
A

<....
......:.l

~

<~

(page intentional/y blank]

(page intentional/y blank]

SR. MATEO ARREGUI

¡

SRA. DE MATEO ARREGUI

(page intentional/y blank]

LOS VASCOS DEL OESTE 49

América el nombre siempre bendito del Padre viaron de la carretera y anduvieron perdidos

las Casas. cinco días en el desierto. Al cabo de ese tiem-
y todo ello lo lleva a cabo el Padre Arregui po , después de haber manifestado una entere-
za digna de la raza de descubridores, cuando
con la sonrisa amable, la palabra humilde y el ya se daban por perdidos, llegaron a una po-
mirar de iluminado que siempre se refleja en sada de la diligencia. y desfallecidos de ham-
las almas puras v bien templadas. Sus gestio- bre, permanecieron allí hasta reponer sus ago-
nes en bien de lós vascos se han visto corona-
<las de éxito, y el sublime sacerdote de Cristo tadas fuerzas . En Jardan Valley, después de
.al llenar su misión, ha logrado para sus paisa-
nos un puesto prominente en la sociedad en luchar durante algún tiempo, estableció una
·q u e viven, el cual, bien puede decirse, es pe- tienda de provisiones y mercancías, y a fuer-
destal de su gloria. za de orden y perseverancia, logró reunir lo
suficiente para emprender, en pequeño, el ne-
ANTONIO AZCUENAGA gocio de crianza de ovejas, lo que llegó a ser
la base de la fortuna que hoy lo coloca entre
Uno de los hombres más notables que han los hombres más ricos e influyentes de Idaho.
venido de las Provincias Vascongadas a los Su rancho, una hermosa finca de mil ochocien-
Estados Unidos, es indudablemente el señor tos nueve acres, está considerada como una
Antonio Azcuenaga. Es de los primeros, si no de las fincas modelo de Idaho y es uno de los
el primero, de los vascos que vinieron al No- principales accionistas del magnífico Hotel
roeste a cuya buena conducta, laboriosidad y Oregon, de Boise, Idaho, que es de los
honradez Se debe que la colonia vasca en aque- mejores edificios de la ciudad. El señor Azcue-
llas regiones, haya adquirido la merecida bue- naga, como ciudadano prominente, se intere-
na fama de que hoy goza, y para que sean bien sa en todo movimiento que redunde en bien
recibidos allí todos los hombres de su raza. de la sociedad. Se ocupa de las cuestiones po-
líticas, y su influencia es muy solicitada, pero
Antonio Azcuenaga nació en Bilbao, provin- sólo ayuda a que lleguen al poder los mejores
cia de Vizcaya, el diez y siete de Junio de 1868. candidatos, sin tener en cuenta a qué partido
Sus padres, el señor Luis Azcuenaga y la se- pertenecen, por lo que siempre se le encuen-
ñora Saturnina Basterrica de Azcuenaga, eran tra al frente del grupo de ciudadanos más
ancianos respetables y antiguos distingmidos
ciudadanos que gozaban de general respeto en prestigiosos del Estado.
su país. En el año 1901 contrajo matrimonio con la

La inteligencia poco común del señor Az- señorita Consuelo Uberuaga, bellísima joven
cuenaga, le hizo comprender que en Améri- vascongada, de mucho talento, que . hacía poco
ca encontraría un campo más amplio para des- había llegado a este país. De ese enlace le han
arrollar sus actividades y alcanzar la fortuna; nacido cinco hijos, de los cuales viven cuatro:
y en el año de 1887, decidió venir a los Esta- Daniel, de 14 años de edad; Adrián, de 8; Fer-
dos Unidos embarcando para Nueva York
donde llegó el día tres de Abril del mismo año. nando. de 6 e Inés de diez.
El señor Aacuenaga habita con su esposa
Una vez en la gran metrópolí se dedicó di-
ligentemente a estudiar lo que debía hacer pa- y familia una de las mejores mansiones , en el
ra emprender la lucha por realizar un por- distrito más distinguido de Boise. Su "agrada-
venir. Oyó hablar de las oportunidades que ble trato, en que la cultura corre parejas con
ofrecían los Estados del Oeste, y deci- la amabilidad y la sencillez, hacen que las
dió ir a aquel país que le describían como una personas distinguidas se complazcan en culti-
nueva tierra prometida. El viaje en el ferro- var su amistad y les demuestren la mayor es-
carril fué una odisea, debido a su falta de co-
nocimiento del idioma, y en alguna ocasión timación.
estuvo a punto de ver interrumpido su viaje
como le ocurrió en San Luis, donde abandonó El señor Azcuenaga es el mejor tipo de los
el tren creyendo que debía efectuar algún cam- hombres de su raza que se han establecido en
bio. Pero al fin se encontró en Winnemucka. este país. De trato sencillo, ameno y afable,
Nevada, donde residió algún tiempo, mientras sin ninguna afectación, la serenidad de Sl\ juicio
se familiarizaba con las ideas v costumbres y la bondad de su carácter hacen patente su
condición de hombre avezado a las luchas y
americanas, antes de decidir si ie establecería amarguras de la vida. Cada paso de avance
que ha realizado en el camino de la fortuna
permanentemente. ha sido resultado de su propio esfuerzo sin
ayuda ni protección ajena. Al mismo tiempo,
Poco tiempo después, él y su socio José N a- los halagos de la fortuna no lo han en so ber-
varro, decidieron ir de Me Dermoot, Nevada, becido, y sus amigos de antaño cuando lucha-
aJordan Valley, Oregon. Aquel viaje demos- ba por abrirse paso, encuentran en él hoy el
tró toda la energía y perseverancia que for- mismo amable y consecuente compañero de
man la base del carácter del señor Azcuenaga. los tiempos en que empezó a trabajar y a do-
Como los caminos eran muy solitarios, se des- minar las innumerables dificultades con que
luchó para abrirse paso.

50 LOS VASCOS DEL OESTE

Alma generosa, abierta a los ideales más le- en alto grado al señor Arregui y hoy posee 1.0·
vantados de la humanidad, puede decirse que dos los recursos y bienestar a que aspira la
el señor Azcuenaga ha sido más que ningún mayoría de los hombres.
otro vasco, el factor más importante para ha-
cer que los hombres de su raza hayan adqui- Desde la metrópoli del Este, el señor Arre-
rido la reputación de virtud y de honradez que gui fué a Winnemucka, Nevada, y llegó allí.
los hace ser tan solicitados en todo el N oroes- con veinte dólares por todo capital y como pa-
te. Su popularidad y prestigio entre el elemen- gaba cincuenta centavos diarios por casa y co-
to americano y el alto concepto de que goza, mida en el hotel Lafayette, por adelantado,
hijos de largos años de dedicación al trabajo sus fondos se agotaron pronto.
honrado, han servido para abrir de par en par
las puertas de aquella región a los vascos, y no En esas circunstancias José Saval le ofre-
ció un empleo para trabajar en el rancho de
es eso todo; el señor Azcuenaga ha sido siem-
J ohn C. Taylor, en Rye Pate, atendiendo las
pre un consejero y un mentor de los vascos ovejas por $15.00 al mes, y después en el ca-
recienllegados al Noroeste, a los cuales ayuda rro de provisiones de Rye Patch a Galconda.
a encontrar trabajo, recomienda para que se Mr. Taylor le compró una cama a deducir el
conozcan sus buenas cualidades, y, en una pa- precio de su suelo. De Golcanda fué a un cam-
labra, les facilita el camino de encontrar la pamento de corder.os y cuando terminó la
fortuna, ahorrándoles las luchas y obstáculos temporada fué a Mount City, en Nevada, y
que él tuvo necesidad de vencer para alcan- trabajó algunos días para F. O. Bacon. Con
zar la envidiable posición que hoy ocupa. esto terminó el trabajo en dicha localidad y el
señor Arregui fué al Rancho de Palo Alto,
En suma, el señor Antonio Azcuenaga es conocido también como Rancho -E spa ñol,
entre los vascos prominentes de los Estados caundo casi no tenía ni para pagagr el billete
Unidos del Oeste, uno de los que más honran de la diligencia. Trabajó en aquel Rancho du-
a su raza. En su persona, se encuentran reuni- rante algún tiempo hasta que compró un ca-
das , en admirable consorcio, todas las cualida- ballo y se fué al campamento de los rebaños
des que han hecho tan estimados a los vascos de ovejas de J oe Bengoechea donde consiguió
en todo el mundo; junto a una inteligencia trabajo por $25.00 mensuales que después au-
clara, un trato ameno y el don de gentes, tie- mentaron en $10.00 más. Permaneció con Ben-
ne la entereza, e! vigor y la perseverancia de goechea como veinte y dos meses y entonces
aquellos hombres que descubrieron el Nuevo volvió al Rancho Español durante la cosecha
Mundo a través de obstáculos casi insupera- del heno, y más tarde atendió a la esquilma de
bles, y a todo ello hay que añadir la sencillez las ovejas de la Knollen Sheep Company. Esta
y hombría de bien que se refleja tanto en su Compañía vendió sus propiedades a Thomas
aspecto como en sus actos, lo que le capta el Mellen, de Mountain Home, con quien perma-
aprecio y estimación de cuantos le conocen. neció quince meses. Después trabajó con E.
\N. J ohnston de Boise, Idaho; y al cabo de ese
MATEO ARREGUI tiempo regresó a España donde contrajo ma-

Mateo Arregui nació en Berritua, provincia trimonio el 19 de Enero de 1905 con su jo-
de Vizcaya, España, el 21 de Septiembre de ven prometida de antes de venir a América,
1876 y es hijo de Domingo y María Ignacia señorita Adriana Zelaya, hija de José Antonio
(Ituarte) Arregui, ambos naturales y residen- y Carmen (Bernardo) Zelaya, de Berritua. Co-
tes de la misma provincia. mo un mes después de! matrimonio embarca-
ron para Estados Unidos, y vinieron a Boise
Mateo Arregui era el hijo menor de una fa- hospedándose en casa de José Mendiola duran-
milia de ocho, y en su niñez estudió en las te un mes, en tanto el señor Arregui encontró
escuelas públicas de la ciudad; trabajó en el colocación en el campamento de ovejas de
predio paterno hasta la edad de diez y nueve Castro Aldecoa. Cuando terminó la tempora-
años. En esa época fué llamado al servicio mi- da regresó a Boise y estableció una casa de·
litar, y recibió la correspondiente instrucción huéspedes en el número 7060 calle de Idaho,.
siendo enviado a Cuba durante la guerra. Per- en e! edificio de José Gesta!. Allí vivió con
maneció en el servicio militar como un año, su esposa por un período de siete años y en-
pero su hermano que era Alcalde de Berritúa tonces compró un rebaño de ovejas. Se mudó
suplicó y obtuvo de las autoridades que se le a la casa número 613 calle de Idaho, y conti-
diera de alta. Después de regresar al hogagr nuó en los mismos negocios hasta que los ven-
paterno trabajó allí en labores agríoclas ayu- dió a Ventura Veristain.
dando a sustener a su padre que ya era víu-
do. Al cabo de un tiempo cuando tenía veinte El señor Arregui estableció entonces su ho-
y dos años de edad decidió venir a América y gar en el número 704 Norte, calle 7, y hoy de-
embarcó para los Estados Unidos en 1907. El dica su tiempo y energías al desarrollo de su
transcurso de los años ha traído la prosperidad crianza de ovejas, dirigiendo sus negocios de
Canyon en los condados de Gem e Idaho.

Los esposos Arregui tienen dos hijos : Juan,


Click to View FlipBook Version
Previous Book
CATALOGO LOVE 1
Next Book
Leadership Development Report 2018