The words you are searching are inside this book. To get more targeted content, please make full-text search by clicking here.
Discover the best professional documents and content resources in AnyFlip Document Base.
Search
Published by AETXY, 2019-09-19 17:16:58

44 - Septiembre 2009

Xin Yi 2009

Editorial

Agradezco de corazón que se me haya reflexión para entender que no esta tan descami­
concedido el honor de escribir el Editorial nada.
de este Boletín ya que me obliga a mirar
desde mi interior, con los ojos de la mayor objeti­ ¿Y por qué hago esta afirmación?, pues es muy
vidad posible porque son los ojos de todos los fácil de entender. Una de las características más
que formamos parte de esta organización de la importantes de una Asociación es la consecución
que hoy, de alguna manera, soy portavoz, por de los fines que son comunes a sus socios y que
tanto, vayan por delante mis disculpas para los por ende marcan sus Estatutos. La Asamblea
que no se sientan identificados con el tenor lite­ General y la Junta Directiva electa son sus Órga­
ral del texto y su interpretación. nos de Gobierno principales. Dicho esto, no
entiendo, ni en el seno de nuestra Asociación ni
El asociacionismo, ya consagrado en Roma y en el de ninguna otra, cómo existen socios que
hoy absolutamente reconocido y regulado en no sólo reman contra corriente sino que se dedi­
todas las constituciones del mundo, ha sido una can a criticar la política de la misma en cualquier
de las herramientas más importantes que ha uti­ parte excepto en el seno de los propios ámbitos
lizado el ser humano para conseguir sus fines. de la organización. La crítica debe ser siempre
Hay quien se ha atrevido a decir que una asocia­ constructiva, desde dentro, buscando mejorar sin
ción no debe ser tan sólo un grupo de amigos entorpecer. Lo contrario se llama deslealtad,
con intereses o inquietudes similares, sino que , agravio, y desagradecimiento. Así de claro. Si
adf!mác;, debe convertiri� también en un impor usted so identifico con este grupo lo tiene 111uy
!ante y transformador movimiento social que nos fácil, dimita que es muy sano y se marcha con el
brinde la oportunidad - ¿quizá la ultima? - de evi­ rollo a otra parte, monta su propia organización y
tar que nuestras ciudades y por tanto nuestra se asocia con los que piensen como usted. Si no
sociedad, se conviertan en un lugar en donde lo hace así, no se preocupe, se le terminaran
sólo sea posible sobrevivir, y el concepto "calidad viendo las plumas, estará cada día mas solo/a y
de vida" suene a mitología. Esta afirmación, que terminará muy aburrido/a. Pero en todo caso, por
parece de ciencia ficción, exigiría una íntima favor, no nos de el coñazo.

- Siente el pensamiento; piensa el sentimiento. Miguel de Unamuno. Escritor español



























Técnica

NQ Sólo hay una forma de resistir bien el frío: estando contento de que haga frío.
Alain ( Émile-Auguste Chartier ) Filósofo y escritor francés

Movimiento nº 59
"La imagen del forzudo Hu-Son que mató al tigre"

En el movimiento anterior, nos habíamos que­ "Se trata de una leyenda referida a una aldea cercana
dado con el peso en la pierna derecha, la pier­ a una gran montaña en la cuál habitaba un enorme y
na izquierda elevada, cerrando hacia la dere­ feroz tigre. Las gentes de la aldea, para comunicarse
cha, el brazo derecho elevado y el izquierdo
abajo. con otros lugares, debían atravesar dicha montaña, pero
nadie que allí se aventuraba conseguía concluir su viaje.
Desde esta pos1c1on, damos un paso con la Muchos valientes intentaron acabar con el tigre, pero
pierna izquierda, sube la derecha a la altura de ninguno lo consiguió. Se divulgó un bando en el cuál se
la cintura y cierra hacia la izquierda. convocaba a todo aquel que quisiera intentar terminar
con aquella temible fiera.

La mano derecha que estaba arriba, baja abier­ Hasta que un día llegó a la posada de la aldea un per­
ta de forma circular, hacia el centro del cuerpo, sonaje muy fuerte llamado Hu Son. Al leer el bando deci­
como cortando con el canto de la mano, va dió probar suerte convencido de que sería capaz de
girando el brazo y la mano hasta que la mano matar al tigre. Aquella noche, mientras permanecía en la
termina cerrándose en puño al llegar a la rodilla posada bebió abundantemente de un fuerte licor.
derecha. En este momento ha hecho un giro
casi completo y los nudillos están hacia atrás, Cuando las autoridades de aquel poblado supieron de la
con la muñeca flexionada, rozando la rodilla. intención de Hu Son le advirtieron que en aquellas con­
diciones en que se encontraba sería muy peligroso ini­
La mano izquierda sube por detrás, a unos 45°, ciar la aventura y le prohibieron intentarlo aquella noche.
hasta llegar a la cabeza por encima de la fren­ Pero Hu Son despreció el consejo y la prohibición y se
te, cerrándose el puño también girando al máxi­ adentró solo en la montaña.
mo con los nudillos rozando la cabeza.
Lo más peligroso era quedarse dormido. Al poco tiempo
En este momento estamos, peso en la pierna de encontrarse en la montaña empezó a sentir frío y
izquierda, pierna derecha flexionada con la para calentarse bebió aún más del fuerte licor hasta que
rodilla a la altura de la cintura y cerrada a la se encontró tan cansado que se durmió. Este fue el
izquierda, la pierna, pié y tobillo relajados. momento que aprovechó el tigre para su ataque, el cuál
se basaba en tres fases: un temible rugido que atemori­
La mano izquierda sobre la cabeza con el puño zaba en inmovilizaba a las víctimas, un poderoso golpe
cerrado, girado al máximo y los nudillos rozan­ de cola capaz de partir una gruesa rama de un solo
do la cabeza, la derecha sobre la rodilla dere­ golpe, y por fin el ataque final y mortal.
cha, también girada hasta el máximo y con los
nudillos rozando la rodilla. El cuerpo hacia la Al oír el rugido, Hu Son se despertó y cuando el animal
izquierda. intentó golpearle con su cola, le agarró dándole un vio­
lento golpe y rematándole en la cabeza, con lo que
Damos un paso con la pierna derecha y vamos acabó con su vida. Una vez cumplido su objetivo, se vol­
deshaciendo la posición de brazos y cuerpo. vió a dormir plácidamente junto al cadáver de su enemigo.

La pierna izquierda sube y cierra a la derecha, Las gentes de la aldea, alarmadas por su suerte se
internaron en la montaña con la idea de socorrerle. Al
la mano izquierda va realizando el giro desde la llegar descubrieron dos fituras inertes. Suponiendo que
cabeza a la rodilla izquierda, igual que antes Hu Son estaría muerto se acercaron cautelosamente.
pero sin abrir el puño. La derecha sube por Su sorpresa fue grande al comprobar que el muerto era
detrás, también con el puño cerrado, hasta lle­ el tigre y no Hu Son.
gar a la cabeza.
En este momento estamos en la misma posi­ Todos celebraron con gran regocijo el fin de la bestia y
ción que en el paso anterior pero hacia la dere­ Hu Son quedó convertido en héroe de leyenda cuya
cha, peso en la pierna derecha, pierna izquier­ imagen ha sido reproducida en muchas ocasiones en
una postura que refleja su fuerza muscular."
da cerrada hacia la derecha, con el puño
izquierdo sobre la rodilla izquierda y el derecho
sobre la cabeza.

Pilar García

f4Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Y si responde sí, ■

entonces sabes que está corrupto. Groucho Marx ( Julius Henry Marx ) Humorista y actor






























Click to View FlipBook Version
Previous Book
Yorktown News 09.19.19
Next Book
43 - Junio 2009