The words you are searching are inside this book. To get more targeted content, please make full-text search by clicking here.

BOLETIN DIGITAL XIN YI

Discover the best professional documents and content resources in AnyFlip Document Base.
Search
Published by AETXY, 2021-06-14 14:13:47

3 - Mayo 2021

BOLETIN DIGITAL XIN YI

Asociación Española

Tai Chi Xin Yi

Boletín digital 3

Mayo 2021
1

Editorial

Queridos socios: La Junta Directiva

Por fin parece que se empieza a ver la luz al final del túnel después de este año de incer-
tidumbre. Nos toca recuperar nuestras vidas, nuestros abrazos, nuestros deseos, nuestros
seminarios… Ya va quedando menos. Lo pudimos comprobar el sábado 24 de abril, en el
encuentro con los compañeros en el parque de El Retiro. Fue como abrir una puerta y ver
que la vida empieza a bullir como antes: gente por todos los lados, unos practicando taichí,
otros yoga, más allá bailando zumba, gente corriendo, patinando, disfrutando de una pri-
mavera espectacular. En definitiva, vida por donde se mirara.

Y con este chute de energía, otra noticia estupenda: nuestra querida Maestra viene para
Madrid a finales de mayo. En cuanto nos cuente sus planes os lo comunicaremos. Todos
tenemos muchas ganas de verla y de volver a recibir sus enseñanzas. Ojalá sea pronto.

Seguimos con las ganas de continuar con los encuentros para practicar y vernos de nuevo
y también estamos gestionando la organización de un encuentro de fin de semana, para
practicar y pasar unos días juntos. Esto será siempre y cuando os animéis a participar, claro.
Ya nos pondremos en contacto para ampliarlos información.

Agradecemos enormemente todas las aportaciones que nos hacéis llegar, los lugares de
práctica que habéis sugerido, vuestro estar ahí a pesar de este año tan extraño que hemos
pasado. Vosotros dais el sentido y la fuerza para seguir avanzando.

3 26 de abril ¡¡Día Internacional del Tai Chi!!
6 “ Zin Yi del Sur “… visto desde Triana
9 Mi guion de vida
12 Cuentos para pensar
17 Yoga
18 Reflexiones sobre la paz
20 Impresiones
22 Mujer ante la naturaleza
22 UNESCO. Día Mundial del Arte, 16 de abril
23 Es necesario mantenerse firme ante la adversidad
24 35 frases sobre arte para celebrar el Día Mundial del Arte
26 Poemas y cuentos taichí
29 Alegría de Manuel Vilas
Guía de Tai Chi de la Harvard Medical School
30 Pimientos rojos rellenos de arroz
31 Fundas de espada en piel, hechas a mano

2
Sumario

Imprime: Global Gráfic Digital, S. L.
Maquetación: alfaestilo
Portada de Aurora Montoya

Eventos

26 de abril
¡¡Día Internacional del
Tai Chi!!
por Margarita Laguna

El pasado 24 de abril se celebró el Día Mundial del Tai Chi [se conmemora todos los años
el último sábado del mes de abril. Efeméride reconocida por la Organización Mundial de
la Salud (OMS) desde el año 2002], con este motivo la Asociación Española de Tai Chi

Xin Yi organizó un encuentro por la mañana en El
Jardín Oriental del parque del El Retiro. Con gran
alegría nos encontramos con compañeros/as que
hacía bastante tiempo que no nos veíamos. Char-
lamos “con las medidas que están establecidas,
naturalmente” y un poco más tranquilos porque la
mayoría de nosotros teníamos puesta por lo menos
la primera dosis de la vacuna del Covid.

Practicamos un poco de todo, por ejemplo, algunas
de las técnicas que nuestra Maestra nos ha ido en-
señando a través de los años, la forma de 24 y de
78 y la espada. Y para terminar se comentaron los
proyectos que tiene la Asociación: encuentros, al-
gún seminario, etc. Siempre que la pandemia nos
dé un respiro. Os iremos informando de todo ello.

La Asociación

3

4

5

Zin Yi del Sur

“ Zin Yi del Sur “
…visto desde Triana

El por qué me hice “budista” … “de la Virgen del Carmen”;
el motivo y la razón

por Antonio Morales

Sí, y aunque a alguien le haya hecho gracia, y esbozado una sonrisa socarrona, es cierto,
en uno de los muchos retiros que tuve en la Alpujarra Granadina recibí “refugio”, que es
como se le llama a la especie de ceremonia, muy simpática y agradable tipo “bautizo” que
se realiza en estos lugares o monasterios, por llamarlo de alguna manera, Refugio en el
Buddha, el Dharma y la Shanga.

Un tulku o tulkulama viene a ser en términos simples, para que nos entendamos, aquel
maestro que ha logrado tener el control parcial o total en la muerte sobre la forma de su
reencarnación, como que renuncia a ella, se queda entre nosotros para enseñar el dharma
(la doctrina) e iniciar dirigir a sus seguidores y adquiere el conocimiento del lugar de su
nuevo nacimiento. Además, un tulku es considerado como la emanación de la mente de un
maestro con niveles importantes de realización.

Que recuerde, creo que tuve cinco retiros de jueves tarde a domingo tarde, en principio, me
sorprendieron varias cosas, aunque con anterioridad ya había realizado varios con Brama
Kumari, cuya sede está en la India, y digamos entre eso y los tropecientos seminarios reali-
zados me adapto y me sorprendo poco.

Esto era distinto, el respeto, la puesta en escena, aunque humilde, sí que estaba llena de
colorido y muy buenas vibraciones, la forma de saludar; hay tres distintas, la típica con las
manos en posición de gassho que se dice en reiki, pero elevándola tres veces: altura pecho,
cara y a la altura de la cabeza; mano izquierda con el canto hacia delante, y una tercera
iniciándola como la primera, pero literalmente postrándose o tirándose al suelo.

Son los tibetanos, bajo mi humilde opinión, los más risueños del mundo, con todo se ríen, la
sonrisa y el buen humor siempre está latente, eso sí todo se realizaba en silencio y con los
horarios a rajatabla. Nos levantábamos muy temprano, antes de las 7:00 ya estábamos en
la ghompa para la primera meditación, a continuación, una sesión de lujón, una especie o
literal yoga tibetano, vuelta a la meditación y una pequeña enseñanza hasta el desayuno;
volvíamos, enseñanza de Tulkulama, meditación y terminábamos con debate.
6

Son los tibetanos, bajo mi humilde opinión, los más risueños
del mundo, con todo se ríen, la sonrisa y el buen humor

siempre está latente, eso sí todo se realizaba en silencio y con
los horarios a rajatabla

El debate o discusión para quien no lo haya visto antes es una especie de pelea dialéctica
con sonrisa, dando paso hacia delante, y golpeando una mano sobre la otra a la vez que
se interpela con el “Hapa Mala” (rosario tibetano) liado en la muñeca… a mí me daba la
impresión que de un momento a otro, llegaría la sangre al río, que íbamos a terminar a
host… limpia, yo como andaluz, que soy de sangre caliente… pensaba: ahora se meten
con mi Betis… y terminamos a silletazos.

Al final, terminábamos la última meditación después de la cena y a eso de la 10:00 to el
mundo en su cama, cansados, pero eso sí, llenos de energía, hasta el amanecer. Significati-
vo es comentaros que dormíamos en un habitáculo o celda, los varones juntos, en otros las
señoras, daba igual los años de casados y si portaban o no alianzas de matrimonio, ahora
eso sí te transportaba a la ladera de los Himalaya, había veces que me sentía en Dharamsa-
la, en presencia de su Santidad el XIV Dalai Lama: Tenzin Gyatso,
(Kundun para los más allegados).

7

Como os decía, fueron varios los retiros, que me acuerde de tummo o fuego interno, de
atención plena lo que se conoció más tarde como mifumne, de silencio, y de la alegría.
En el de silencio, imaginaros, jueves tarde a domingo tarde sin poder hablar, lo hacías y
te miraban de forma severa, los que me conocéis pa que hablar; me enrollo más que una
persiana y meto hasta en los charcos, eso sí, con respeto, con mucho respeto, lo mío no es
empatizar, es darte las llaves de mi casa pa que te vayas a vivir allí, por eso los cuatro años
y medio que tuve un piso de segunda vivienda en Cádiz, encajé tan bien y me aceptaron,
continuamente me decían tú eres de Cai, pisha.

El debate o discusión para quien no lo haya visto antes es
una especie de pelea dialéctica con sonrisa, dando paso hacia
delante, y golpeando una mano sobre la otra a la vez que se
interpela con el “Hapa Mala” (rosario tibetano) liado en la

muñeca…

En el del silencio, en las horas de comida que era donde con la excusa de pásame el pan,
ensalada, el té o cosa similares, daba unas disertaciones increíbles, joé, parecía Castelar en
el Congreso, no paraba y ahí era donde me desahogaba por un tiempo.

Para no cansaros, en otra ocasión, os hablo de budismo tibetano y la rama que yo practico,
kalachacra, y de más conceptos: asistir a un bardho, de Milarepa el buda tibetano, como
lo fastidió su maestro Marpac, etc. no quiero terminar el contaros estas experiencias sin
deciros que eran en inglés con intérprete, que acudían personas de varios países: alemanes
gente de Brasil, muchos portugueses, de Nuevo Méjico, italianos, ingleses, franceses y con
carreras o profesiones variopintas: médicos, ingenieros, de hecho, asistió una bailaora muy
famosa a uno de ellos y me hice muy amigo de ella; un encanto y de la cual, no debo dar
su nombre.

Del tema del taichí que es de verdad lo que nos ocupa… poca cosa, el ánimo está bajo con
las tribulaciones que estamos padeciendo con esta pandemia. La Asociación de amigos que
tenemos montada, los que podemos asistimos a las prácticas conjuntas los martes y jueves
a mediodía, eso sí, sin fallar esos días haya más o menos personas, lo bueno es que las
instalaciones del Gimnasio Lowfit son inmejorables, y gracias al compañero y amigo Ángel,
que es un entusiasta de estas prácticas y nos trasmite el mismo ánimo suyo.

Que me gustaría y lo que daría por irme este verano a la semana de Poio con mi gente
de todos los años… Bueno ya la disfrutaremos con más gana si cabe en el próximo que
celebremos.

Y, por último: seamos felices o al menos intentémoslo.

*Al final he hablado de casi todo, menos del enunciado del artículo, que cabeza la mía…
o será la edad.
8

Estar mejor que bien

Mi guion de vida

por M.ª Belén Casado Alcalde

¿Te has preguntado alguna vez cuál es tu guion de vida?

Dicho de otra manera: ¿sabías que creaste un guion detallado de tu vida antes de cumplir
los 6 años?

Esto suena escalofriante, pero es un hecho observado por el psiquiatra y médico Eric Berne,
que desarrolló el análisis transaccional en los años 60 del siglo XX.

Según Berne, las conductas responden a guiones o argumentos de vida que las personas
han creado en sus primeros cinco años de vida. Este guion se revisa entre los cinco y los
once años y se refina durante la pre-adolescencia. Los padres refuerzan determinadas con-
ductas verbalmente y, cuando lo hacen con determinación, esto queda grabado en el guion
de vida de una persona. Los padres enseñan no solo a cómo ponerse de pie, sentarse o
hablar, sino también cómo sentir, cómo pensar, qué creer, quiénes son los malos…

El guion de vida contiene información sobre si la persona se va a casar, si va a tener hijos,
si va a tener éxito y cuándo y cómo va a morir. Estas decisiones tomadas en la infancia son
reforzadas por una programación parental que se prolonga hasta la edad adulta.

Eric Berne distinguía tres tipos de guion: ganador, no-ganador y perdedor.

Guion ganador

Una persona tiene un guion ganador cuando se fija un objetivo, comunica este objetivo
a los demás y lo alcanza. Por ejemplo, si es un corredor de maratón, se fija el objetivo de
lograrlo en 5 horas como máximo y lo consigue, llega por ejemplo en 4 horas y 50 minutos.

Un objetivo se fija con base en la programación parental, pero con un compromiso final del
estado adulto de la persona (es decir, desde el presente y la acción).

Una forma rápida de detectar a un ganador es que el ganador sabe lo que hará a continua-
ción si pierde, pero no habla de ello: normalmente, buscará vías alternativas de acción hacia
su objetivo. El ganador tiene la vista puesta en su plan de acción futuro.

Guion no-ganador

También se llama guion banal. Es el de la persona que se fija un objetivo y no lo logra, pero
queda cerca de alcanzarlo. Por ejemplo, si es un corredor de maratón, se fija el objetivo de
lograrlo en 5 horas pero lo hace en 5 horas y media, o en 5 horas y 10 minutos…

9

Aunque el no-ganador derrote a otro con menor ambición, tendrá una sensación de fracaso
porque no habrá logrado el objetivo que se ha propuesto.

Una persona con este tipo de guion pasa por la vida y “al menos” consigue ciertas cosas,
aunque no todas las que se propone. Sus frases hablan del presente.

Guion perdedor

El guion perdedor es el de la persona que habla de lo que hará si gana, pero no sabe lo que
hará si pierde. Si tomamos al corredor de maratón, su guion le llevará a no participar en la
carrera, lesionarse durante su transcurso o morirse antes de la fecha.

El perdedor en realidad “logra su objetivo” (oculto), que es perder, porque es lo que justifi-
ca sus decisiones de guion, que no son más que creencias, prejuicios, valores… instaurados
en su mente a una edad en la que no podía discutirlos.

La persona con un guion perdedor suele decir frases del tipo “Debería haber…”, “Si hubie-
ra… habría…”, “Sí, pero…”, frases que tratan de deshacer el pasado.



Un guion ganador es un guion de éxito, si bien este éxito se basa exclusivamente en el ob-
jetivo que la persona se ha fijado. Los objetivos de un guion no-ganador pueden ser mucho
más ambiciosos que los de un ganador, la diferencia es que no se alcanzan, y aquí está el
“no ganar”. Los de un guion perdedor se echan al traste a la primera oportunidad.

Posición existencial

El origen de los guioines está en la posición existencial. Se trata de convicciones que la per-
sona forma sobre sí misma y los demás a partir de las primeras vivencias de la vida. Estas
convicciones se pueden resumir en 4:

1. Yo estoy bien: yo +
2. Yo no estoy bien: yo -
3. Tú estás bien: tú +
4. Tú no estás bien: tú -

Este esquema aparentemente tan sencillo encierra todo tipo de creencias, mandatos y per-
misos que tenemos grabados y que conforman una manera de ver el mundo.

Estas convicciones se agrupan dos a dos y, para cada agrupación, pueden darse guiones
no-ganadores o perdedores, excepto para yo +, tú +, que se basa normalmente en guiones
ganadores:

1) Yo +, tú +

Esta es la posición sana, la de «ya que todos estamos bien, hagamos nuestro trabajo y
luego salgamos a divertirnos». Es la posición de “príncipes y princesas” (en el lenguaje de
Eric Berne) que saben que van a conseguir lo que se propongan porque así han sido progra-
mados. Si no se tiene este guion, puede aprenderse después, con mucho esfuerzo y trabajo
10

psicológico. Merece la pena, porque es la única posición basada en la realidad y el presente.

2) Yo +, tú –

Es una posición que comunica: «tú no estás bien, yo estoy mejor» desde su estado Padre
(es decir, desde la voz parental interiorizada y no discutida). Estas personas suelen buscar
defectos en los demás, incluidas las personas de apego. Se sienten superiores y se les ve
como autoritarios o insensibles. Piensan algo como: «Los expulsaré porque yo estoy bien y
ellos están muy mal».

3) Yo -, tú +

En la infancia se sienten necesidades biológicas, necesidad de explorar, de tocar todo, de
llevarse a la boca cada objeto… Por otra parte, se reciben continuas negaciones, órdenes,
imperativos y deberías, que dan como resultado sentimientos negativos: «algo en mí no
debe de estar bien». Si además se añade “pero los demás sí están bien”, la persona acaba
sintiéndose por debajo de los demás. Puede llevar a la depresión.

4) Yo -, tú -

A esta posición se le llama de futilidad. Es una visión oscura del mundo, que en el caso de
un guion perdedor puede llevar a: «El mundo es asqueroso, algún día me suicidaré». En
todo caso, es una posición de no llegar a ningún sitio con nada de lo que se emprenda.



Cambio personal

A pesar de lo determinista que suena todo esto, lo cierto es que el guion de vida se puede
cambiar. Existen muchos casos de cambio de guion perdedor a guion no-ganador y de este
a guion de éxito. La clave está en el trabajo personal.

En cuanto a las posiciones existenciales, parece ser que se sigue una secuencia específica.
Si partimos de la posición yo-, tú-, cuando la persona se va sintiendo mejor se mueve a yo+,
tú-. De ahí se pasa a yo-, tú+ y por último a yo+, tú+, la posición sana y deseable.

La forma de hacerlo es pasar cada vez más tiempo en el estado adulto del yo, en la acción
y en el presente, sin prejuicios ni creencias. Se logra trabajando, meditando, abriéndose a
ver la realidad, aceptando a los demás, especialmente a las personas difíciles, y asintiendo
a lo que es tal y como es.

11

Cuentos

Cuentos para pensar

por José Antonio Ruiz

Me gustaría compartir con vosotros unos cuentos cortos que encontré en www.gndiario.com.
Cuentos que nos hacen reflexionar sobre nuestros sentimientos, costumbres, acciones…

El problema

Un gran maestro y un guardián compartían la
administración de un monasterio zen. Cierto día
el guardián murió, y había que sustituirlo.

El gran maestro reunió a todos sus discípulos,
para escoger a quien tendría ese honor. «Voy
a presentarles un problema –dijo–, aquel que
lo resuelva primero será el nuevo guardián del
templo».

Trajo al centro de la sala un banco, puso sobre
este un enorme y hermoso florero de porcelana
con una hermosa rosa roja y señaló: «Este es el
problema».

Los discípulos contemplaban perplejos lo que
veían: los diseños sofisticados y raros de la por-
celana, la frescura y elegancia de la flor… ¿Qué
representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el
enigma? Todos estaban paralizados.

Después de algunos minutos, un alumno se le-
vantó, miró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el vaso con determinación, lo
retiró del banco y lo puso en el suelo.

«Usted es el nuevo guardián –le dijo el gran maestro–, y explicó: Yo fui muy claro, les dije
que estaban delante de un problema. No importa qué tan bellos y fascinantes sean, los
problemas tienen que ser resueltos.

Puede tratarse de un vaso de porcelana muy raro, un bello amor que ya no tiene sentido,
un camino que debemos abandonar pero que insistimos en recorrer porque nos trae como-
didades. Solo existe una forma de lidiar con los problemas: afrontarlos. En esos momentos
no podemos tener piedad, ni dejarnos tentar por el lado fascinante que cualquier conflicto
lleva consigo».
12

Acuérdate de soltar el vaso

Un psicólogo, en una sesión grupal, levantó un vaso de agua. Todo el mundo esperaba la
típica pregunta: «¿Está medio lleno o medio vacío?». Sin embargo, preguntó: ¿Cuánto pesa
este vaso? Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. El psicólogo respondió: «El
peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un
minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día,
mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, es siempre el mismo. Pero
cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, y más difícil de soportar se vuelve».

Y continuó: «Las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimien-
to, son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas en ellos
todo el día, empiezan a doler. Y si piensas en ellos toda la semana, acabarás sintiéndote
paralizado, e incapaz de hacer nada». ¡Acuérdate de soltar el vaso!

Tú gobiernas tu mente, no tu mente a ti

Un estudiante de zen, se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo per-
mitían. Habló de esto con su maestro diciéndole: «Maestro, los pensamientos y las imáge-
nes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más
fuerza. No puedo meditar. No me dejan en paz». El maestro le dijo que esto dependía de él
mismo y que dejara de cavilar. No obstante, el estudiante seguía lamentándose de que los
pensamientos no le dejaban en paz y que su mente estaba confusa. Cada vez que inten-
taba concentrarse, todo un tren de pensamientos y reflexiones cortas, a menudo inútiles y
triviales, irrumpían en su cabeza…

El maestro entonces le dijo: «Bien. Aferra esa cuchara y tenla en tu mano. Ahora siénta-
te y medita». El discípulo obedeció. Al cabo de un rato el maestro le ordenó: «¡Deja la
cuchara!». El alumno así hizo y la cuchara cayó obviamente al suelo. Miró a su maestro con
estupor y este le preguntó: «Entonces, ahora dime ¿quién agarraba a quién, tú a la cuchara,
o la cuchara a ti?».

El cojo y el ciego

En un bosque cerca de la ciudad vivían dos vagabundos. Uno era ciego y otro cojo; durante
el día entero en la ciudad competían el uno con el otro.

Pero una noche sus chozas se incendiaron porque todo el bosque ardió. El ciego podía es-
capar, pero no podía ver hacia donde correr, no podía ver hacia dónde todavía no se había
extendido el fuego. El cojo podía ver que aún existía la posibilidad de escapar, pero no
podía salir corriendo –el fuego era demasiado rápido, salvaje–, así pues, lo único que podía
ver con seguridad era que se acercaba el momento de la muerte.

Los dos se dieron cuenta que se necesitaban el uno al otro. El cojo tuvo una repentina
claridad: «el otro hombre, el ciego, puede correr, y yo puedo ver». Olvidaron toda su com-
petitividad.

13

En estos momentos críticos en los cuales ambos
se enfrentaron a la muerte, necesariamente se
olvidaron de toda estúpida enemistad, crearon
una gran síntesis; se pusieron de acuerdo en
que el hombre ciego cargaría al cojo sobre sus
hombros y así funcionarían como un solo hom-
bre, el cojo puede ver, y el ciego puede correr.
Así salvaron sus vidas. Y por salvarse natural-
mente la vida, se hicieron amigos; dejaron su
antagonismo.

El bambú japonés 

«Hay algo muy interesante que sucede con
el bambú japonés y que nos enseña una im-
portante lección. Cuando un cultivador planta
una semilla de este árbol, el bambú no crece
inmediatamente por más que se riegue y se
abone regularmente.

De hecho, el bambú japonés no sale a la su-
perficie durante los primeros siete años. Un
cultivador inexperto pensaría que la semilla
es infértil, pero sorprendentemente, luego de
transcurridos estos siete años el bambú crece
más de treinta metros en solamente seis se-
manas.

¿Cuánto podríamos decir que tardó realmente
en crecer el bambú? ¿seis semanas? ¿o siete
años y seis semanas? Sería más correcto decir
que tardó siete años y seis semanas. ¿Por
qué? Porque durante los primeros siete años
el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer
las raíces, las cuales van a ser las que luego
de estos siete años pueda crecer tanto en
solamente seis semanas. Además, si en algún
punto en esos primeros siete años dejamos de
regarlo o cuidarlo, el bambú muere».

El bambú japonés nos enseña que no debemos
desistir fácilmente de nuestros proyectos o metas.

Recuerda; si no consigues lo que aspiras, no
desesperes… quizá solo estés echando raíces.
14

Cuento corto de amor para adultos

Hace ya unos cuantos años, en su finca del sur argen-
tino, acostumbraba pasar las vacaciones de verano un
matrimonio con su hijita, Verónica.

La niña solía pasar largas horas en el amplio parque,
entre plantas y hermosas flores a las que considera-
ba sus amigas.

Un día, junto a un frondoso árbol, descubrió a un pe-
queño y pintoresco ser que la observaba en silencio.
La niña se acercó y se sentó junto a él, el pequeño,
que era ni más ni menos que un duende se sintió
muy feliz con su compañía y, al poco rato, eran ya
grandes amigos.

A partir de ese día Verónica y Joe, que así se llamaba el duendecillo, se encontraban todas
las tardes y hablaban y reían.

Volver cada verano

Cada verano Joe esperaba la llegada de la niña con la misma ansiedad que ella sentía por
volver a verlo.

Pasaron algunos años y la niña se convirtió en una hermosa jovencita de la que el pequeño
duende se enamoró, aunque sabía que le estaba prohibido amar a alguien que no fuera de
su mismo reino.

Un verano Verónica viajó a Europa en viaje de estudios y no llegó a la finca hasta fines de
febrero. Apenas estuvo allí fue al parque a ver a su pequeño amigo. La tristeza la invadió al
saber que había estado muy enfermo y aún no se había recuperado. Joe se sintió feliz por
su regreso, pero aun así, le dijo que muy pronto debería irse y que ya no volverían a verse.

Dijo muchas cosas que ella no comprendió en ese momento, luego le pidió que lo mirara a
los ojos y que nunca olvidara esa mirada, porque cuando volviera a verla estaría frente al
hombre de su vida, por último le pidió que le diera un beso de despedida y mientras ella lo
besaba desapareció.

Verónica se sintió triste por la partida de Joe, pero pensó que seguramente habría vuelto
con los suyos y se alegró pensando que sería mucho más feliz entre los demás duendes.

De vuelta en Buenos Aires

De todos modos el verano ya llegaba a su fin y ella debía volver a Buenos Aires.

Al entrar a la casa sus padres comentaban el accidente que había tenido un compañero
suyo de escuela y cómo, cuando creían que ya no reaccionaría, recuperó milagrosamente
el conocimiento.

15

Verónica se alegró por la recuperación de Alex, tal era el nombre del compañero, pero no le
dió mayor importancia. Siguió con su vida, al igual que Alex, a quién no volvió a ver hasta
muchos años después cuando se encontraron casualmente, o tal vez causalmente, en el
aeropuerto de Ezeiza (Argentina).

Alex, que había estado viviendo en España venía a visitar a sus padres por unos días antes
de seguir hacia Canadá donde tenía un contrato de trabajo y Verónica salía de vacaciones
hacia la Riviera Maya.

A pesar del tiempo que había transcurrido se reconocieron inmediatamente y fue en ese
momento cuando Verónica, al mirarlo a los ojos recordó las palabras del duendecillo por-
que, después de tantos años, volvía a ver esa mirada profunda y enigmática que viera en
los ojos de Joe el día que se despidió de ella.

Apartó la vista, aunque no le resultó fácil hacerlo y, como todavía faltaba media hora para
abordar su vuelo aceptó tomar una copa con Alex.

Hablaron de muchas cosas, la época de secundario, lo que habían hecho durante todo
el tiempo que estuvieron distanciados, los antiguos compañeros y, como ya estaban
llamando para abordar el avión se despidieron no sin antes intercambiar números de
teléfono.

Verónica abordó el avión, era de noche así que intentó dormir, pero no pudo hacerlo, le
resultaba imposible no pensar en Alex, en su mirada, y las palabras que Joe le dijera hacía
tantos años repiqueteaban una y otra vez en sus oídos.

Nunca habían sido grandes amigos

Sentía como si hubiera pasado toda su vida esperando ese encuentro, pero era extraño, si
bien habían sido compañeros durante todos los años de primaria y secundaria nunca ha-
bían sido grandes amigos, tampoco habían tenido, al menos en aquella época, afinidades
ni cosas en común.

Hacía una semana que Verónica estaba en Playa del Carmen y, por primera vez en su vida,
se sentía vacía, como si nada la alegrara. En ese momento volteó y lo vió ahí, parado junto
a ella. Se puso de pie y lo miró sin poder articular palabra. Alex sostuvo su mirada mientras
decía «sabía que volveríamos a encontrarnos mi niña, estaba escrito», y la besó larga y
apasionadamente.

Aunque luego se dijo a sí misma que era imposible, Verónica no pudo evitar pensar, por
un instante, que aquel día tan lejano el alma de Joe había ocupado el cuerpo sin vida
de Alex, eso explicaría la desaparición de Joe al tiempo que milagrosamente Alex volvía
a la vida.

De todos modos eso ya no importaba, fuera Joe o fuera Alex lo amaba con todo su ser y él
también a ella.

Hoy día Verónica y Alex son una pareja inmensamente feliz.
16

Yoga

El fin de semana del 18 al 20 de junio en El Escorial, nuestro compañero
Raúl Montesano va a realizar un retiro de yoga, bajo el título “Asana,
pranayama y dhyana” (postura, control de la respiración y meditación).

El yoga como el taichí es otro camino para el autoconocimiento y el
desarrollo de la conciencia.

El yoga también es un método para equilibrar y armonizar el cuerpo,
la mente y las emociones. Este equilibrio se logra, entre otras prácticas,
a partir de la postura física, la respiración y la meditación.

Las ASANAS (posturas) preparan el cuerpo, el PRANAYAMA (control
de la respiración) expande la energía y DHYANA (meditación) purifica
la mente.

Para ello es necesario estar con uno mismo viviendo la experiencia
presente. Nos olvidaremos durante el fin de semana de las preocupaciones
que nos acompañan habitualmente desactivando el componente emocional
para ir aprendiendo a colocar y digerir los problemas de una manera más
objetiva.

Es un encuentro abierto a todos: no iniciados, principiantes y veteranos.

Las plazas son limitadas hasta completar aforo y la reserva de plaza
hasta el 10 de junio.

Información: 17
https://www.saralatma.es/encuentro-yoga-junio21/

Reserva: Raúl Montesano
Tel. 654 44 18 88

[email protected]
PROTOCOLO ANTICOVID

Opinión

Reflexiones sobre la
paz
por Victoria Domínguez

«Solo se puede lograr la paz mundial a través de la
transformación interna del individuo; es un proceso difícil, pero

es la única vía […] La paz debe desarrollarse en primer lugar
dentro del individuo […] el amor, la compasión y la generosidad
son los fundamentos básicos de la paz […] Esta atmósfera puede
ser ampliada y difundida del individuo a la familia, de la familia a

la comunidad y finalmente al mundo entero»

Prólogo del Dalai Lama al libro Hacia la paz interior
del vietnamita Thich Nhat Hanh

Colaboración. No podemos vivir aislados, necesitamos
relacionarnos, colaborar. Todos los grandes y pequeños pro-
yectos necesitan de muchas personas para su ejecución. Por
ejemplo, la existencia de una barra de pan es posible por la
relación entre el sol, las nubes, la lluvia, el campo, la simiente, el
agricultor, el abono, el grano de trigo seleccionado, el transportista,
el que hace el pan, el que lo vende y el que lo compra para llevarlo a la
mesa, en definitiva, es un pequeño milagro de colaboración. Si vemos las ramificaciones en
cada paso que damos, su extensión se hace inabarcable ya que esto no se produciría sin los
padres de esas personas, sin la tierra y el cielo, sin el universo.
Con lo que cuesta construir en tiempos de paz y lo fácil que se destruye en tiempos de
conflicto.
Puesto que la colaboración es necesaria: ¿por qué nos enfrentamos?, ¿hay responsabilidad
individual o nos manipulan?, ¿podrá alcanzar la humanidad esa paz tan deseada algún día?
¿Es la paz solo la ausencia de violencia? Seguramente las respuestas son variadas y difíciles.

Educación. ¿Se puede aplicar un sistema educativo que sirva para favorecer la paz?, me-
nos agresivo, donde no exista recompensa-castigo, donde el mérito no sea ser mejor que…,
más libre y plural, de mayor aceptación de lo diverso. Creo que, para empezar, deberíamos
enseñar a escuchar y los adultos no somos muy buen ejemplo.
18

La violencia atenta contra el universo, a menos que sea para
preservar la justicia y la vida.

El taichí es un camino de paz

Del taichí al Tao de Manuel Fernández Muñoz

Empatía. Solemos ser empáticos con el diferente si está en otro país, lejos, pero cuando lo
tenemos cerca, de vecino ¡ay! la cosa cambia, entonces percibimos problemas que antes
no habíamos detectado, que pueden suceder, y no estamos preparados para afrontarlos. Ser
uno y no dos. Ponerse en el lugar del otro.

Comunicación. Para ser la era de la comunicación hay que ver lo incomunicados que vivi-
mos. Estamos estancados en bloques aislados, hablamos de diálogo, pero somos sordos e
impermeables a cualquier comentario que nos obligue a cambiar de opinión, a pensar que
estábamos equivocados, parece que admitirlo es una cuestión de orgullo.

Conseguir estar en paz con nosotros mismos y transmitirlo a los demás

Técnicas de meditación como instrumento para conseguir una intensa paz interior, y aquí
entra nuestro taichí, un camino de paz, por algo lo consideramos meditación en movimiento.

Toma de conciencia. Lo que dejamos entrar en nuestra mente condiciona lo que pensamos y
esto a su vez condiciona lo que decimos y hacemos. Tanto nuestras acciones como nuestras
palabras tienen consecuencias. Podemos ejercitar pequeños actos de paz y reconciliación
con nosotros mismos y los demás. En el taichí también hacemos una toma de conciencia.

La reconciliación. El pensamiento y la ideología varían con el tiempo, y la experiencia, no
es justo querer cambiar a los demás, es prepotente. Una práctica como la nuestra nos une
y respeta la diversidad.

El movimiento pacifista. A veces es tan violento que asusta. Denuncia, señala, insulta, agre-
de, da tanto miedo que provoca rechazo (por supuesto no todos los movimientos de este
tipo). Entender las raíces de la violencia, ponerse en el lugar del violento (ponerse en el
lugar de la víctima es fácil) para comprender si en su situación haríamos lo mismo, y tratarlo
como lo que es, un ser humano.

No alimentes tu odio. Dar vueltas sobre nuestra opinión cargándonos de razones contra
el oponente no añade nada nuevo, pero si abrimos la mente, escuchamos e intentamos
entender otras razones, puede haber puntos en común. Al fin y al cabo, todos queremos
lo mismo: vivir en paz, disfrutar de nuestro trabajo, de nuestros seres queridos, tener una
buena educación y sanidad, tener tiempo para nuestros pasatiempos favoritos, poder estar
en contacto con la naturaleza…

19

Miscelánea

Impresiones

por Juanjo Gómez

Bello espectáculo

Ayer tarde, cuando volvíamos a casa, en coche por la M50 des-
de Rivas, asistimos a un bello espectáculo. El sol se acababa de
ocultar por el horizonte, ya no hería los ojos, muy al contrario
brindaba un fuerte contraluz. Llegados a un punto de la vía,
a los ojos se abre una visión panorámica de la ciudad que
abarca un gran arco de sur a norte. No había nubes, por
lo que la gama de tonos rojizos se percibía con nitidez en
toda la línea del horizonte. Por debajo de ella la oscuridad
había borrado los objetos y solo se veían sus contornos,
dibujados con perfecta nitidez, como en un lienzo. Las lu-
ces de la ciudad añadían más contrastes a la imagen. Las
farolas de la carretera, aún no encendidas, se erguían a
ambos lados y en su fanal, como si de estatuas se tratara,
algunas cigüeñas añadían su esbelta figura a la altura de
aquellas. El Cerro de los Ángeles lucía en su promontorio
la silueta de un Cristo y el templo elevado allí. Edificios, ár-
boles, luces, sombras, multiplicados por doquier, delineados
con precisión se agrandaban, como si se estuviera mirando a
través de una gran lente. No hay instrumento óptico artificial

que logre capturar esos instantes en toda su belleza y esplendor...
¡Salvo el maravilloso equipo ojo-mente!

El camino

La mañana de hoy te abrazaba con ternura. Su cielo solo cubierto en parte, pues una gran
nube tapaba la población y dejaba ver en el amplio arco del horizonte la promesa de un
sol, que oculto a la vista quería que supieras de su existencia. Un viento, suave en esos
momentos, te acariciaba el rostro y hacía más presente la humedad que le acompañaba y
traía a los oídos la sinfonía de los pájaros y el trajín de la ciudad. Una paloma se posa sobre
una rama, desnuda en esta estación, y te ofrece el arrullo de su canto. Observo que mu-
chos árboles del entorno tienen sus ramas sin hojas, pero son una promesa de exuberante
vergel. Voy con mi perrito y cruzo la calle por el paso de cebra. Un coche se detiene, me
20

permite pasar. Al llegar al borde de la acera contraria, por mi derecha, a media distancia, se
aproxima una mujer, en la juventud que muestra la treintena. Va acompañada de seis cria-
turas de distintas edades, no más de diez la mayor, caminan pausadamente y charlan con
sosiego. Casualmente niñas y niños en igual número. Quiero creer que es su madre y todos
hermanos y se dirigen a los colegios cercanos, centros escolares religiosos, su uniforme lo
señala. Algo en mi interior se remueve y me agita. Como cuando alcanzas a entender algo
que intuías pero no comprendías. Me he parado al borde y les he cedido el paso, como si el
cruce que acababa de hacer se extendiera a lo ancho a esa acera. Ha sido en homenaje y
respeto. ¡Ese es el camino! y son promesa de un futuro mejor. La humanidad necesita crear
para ser fuerte. Lástima de aquellos que por un mal entendimiento, por una ideología sin
sentido, se muestran destructores de lo que hubo y hay. Lejos de construir, proponen el de-
rribo de todo lo que no sea conforme a sus postulados y se erigen en voceros de una nunca
verificada opinión pública. Su tiempo pasará y la cordura se impondrá, y también podremos
percibir al salir a la calle el amoroso abrazo de una sociedad en una paz real. ¡Así será!

Energía y juventud

Hoy volvíamos del centro de Madrid en transporte público. Eran algo más de las dos de la
tarde y decidimos que el comedor de la universidad de esta plaza era una buena opción
para atender a la necesaria reposición de fuerzas.

A esas horas la sala, grande y espaciosa, estaba a rebosar de estudiantes, que entre boca-
dos charlaban jovialmente. Debe tener buena acústica, pues no se percibía el problema que
su falta ocasiona, que el ruido ambiente impide oír con claridad a tu acompañante.

Pero lo que realmente me ha impactado es la percepción
de la enorme energía contenida en el lugar, emana-
ción sin duda de la contenida en cada cuerpo
joven allí presente. Me había sentado en ese
lugar en otras ocasiones, pero es la prime-
ra coincidente con un lleno casi absoluto.
Puedo afirmar, que si alguien entra bajo
de carga, en poco más de lo que se tar-
da en tomar las viandas, saldrá recar-
gado al máximo. Yo salí quince minutos
más joven. ¿Que no lo podéis creer? ¡In-
crédulos! Jajajaaaa...

21

Arte

Mujer ante la naturaleza
por Juana Alba

UNESCO

Día Mundial del Arte,
16 de abril

https://es.unesco.org/commemorations/worldartday
«La proclamación del Día Mundial del Arte, una celebración para promover el desarrollo, la
difusión y la promoción del arte, tuvo lugar en la 40ª reunión de la Conferencia General de
la UNESCO en 2019.
22

Es necesario mantenerse firme ante

la adversidad por Juana Alba

El arte nutre la creatividad, la innovación y la diversidad cultural de todos los pueblos del
mundo, y desempeña un rol importante en el intercambio de conocimientos y en el fomen-
to del interés y el diálogo. Estas son cualidades que el arte siempre ha tenido y tendrá, si
continuamos apoyando entornos donde se promuevan y protejan los artistas y la libertad
artística. De esta manera, al fomentar el desarrollo del arte también se fomentan los medios
a través de los cuales poder lograr un mundo libre y pacífico.

Cada año, el 15 de abril, las celebraciones del Día Mundial del Arte contribuyen a reforzar
los vínculos entre las creaciones artísticas y la sociedad, a fomentar una mayor conciencia
de la diversidad de las expresiones artísticas y a poner de relieve la contribución de los
artistas al desarrollo sostenible. Asimismo, esta fecha es la oportunidad de destacar la edu-
cación artística en las escuelas, ya que la cultura es el camino hacia una educación inclusiva
y equitativa.

Hay mucho que aprender, compartir y celebrar en el Día Mundial del Arte, y la UNESCO
anima a todo el mundo a participar a través de diversas actividades como debates, confe-
rencias, talleres, eventos culturales y presentaciones o exposiciones».

23

35 frases sobre arte para celebrar
el Día Mundial del Arte

https://humanitats.blogs.uoc.edu/es/frases-sobre-arte-dia-mundial-del-arte/

El arte desempeña un papel mediador y motor de la comunicación, ya que
el artista a través de su creación transmite no solo emociones, sino también

mensajes, y nos hace reflexionar sobre nuestra existencia, los problemas
sociales o la vida en general

1. «El arte es lo que dejas salir». Andy Warhol
2. «El arte no reproduce aquello que es visible sino que hace visible aquello que no siem-

pre lo es». Paul Klee
3. «El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas». Marcel

Duchamp
4. «El arte es una garantía de cordura». Louise Bourgeois
5. «Aprende las reglas como un profesional, para que puedas romperlas como un artista».

Pablo Picasso
6. «Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad». Frida Kahlo
7. «No tengas miedo de la perfección, nunca la alcanzarás». Salvador Dalí
8. «El arte deriva de un deseo de la persona para comunicarse con otro». Edvard Munch
9. «El papel de las «artes representativas» –pintura, escultura e incluso arquitectura– ha

terminado, ya que no es necesario para la conciencia de nuestra época, y todo lo que el
arte puede ofrecer puede clasificarse simplemente como un retroceso». Lyubov ‘Popova
10. «Quería comenzar una revolución, usar el arte para construir el tipo de sociedad que yo
misma imaginaba». Yayoi Kusama
11. «Veo el arte y la literatura como un posible ensanchamiento de horizontes hacia la
libertad». Joan Brossa
12. «Entiendo que un artista es alguien que, entre el silencio de los demás, utiliza su voz
para decir algo, y que tiene la obligación que esto no sea algo inútil sino algo que dé
un servicio a los hombres». Joan Miró
13. «El arte está ligado a lo que todavía no se crea». Eduardo Chillida
14. «Hay a nuestro alrededor emociones muy bellas y en el arte, donde están las más in-
tensas, no acepto la mediocridad. Hay arte, no arte decorativo. El arte es algo riguroso,
el arte decorativo no lo es, es superficial, alborotador». Le Corbusier
15. «A veces pienso que lo peor es la actual ‘mundanalidad’ de toda la escena [artística].
Es la cosa más engañosa, corruptora y transitoria, llena de patadas y diversión, pero
tan poco que ver con lo que realmente se trata. Tiene que ver con nuestro tiempo, un
pacto desesperado sobre el poder de la inmediatez. Pero me siento cada vez menos pre-
ocupado por esto como un problema. ¿Y qué? No hay amenaza». Helen Frankenthaler

24

16. «Todo mi trabajo sigue como un péndulo; parece regresar a algo en lo que estuve
involucrado anteriormente, o se mueve entre la horizontalidad y la verticalidad, la cir-
cularidad o una combinación de ellas. Para mí, supongo que el cambio es la única
constante». Lee Krasner

17. «Es mi deber expresar los sufrimientos de las personas, los sufrimientos que nunca
terminan y que son tan grandes como las montañas». Käthe Kollwitz

18. «(La performance es como) el arte que combina el tiempo y el espacio con la presencia
de un público que no es un mero espectador, sino que también participa de la acción».
Esther Ferrer

19. «No hay arte sin transformación». Robert Bresson

20. «El arte nos atrae solamente cuando revela en nosotros secretos». Jean Luc Godard

21. «Todo arte es autobiográfico». Federico Fellini

22. «El arte no cambia nada, el arte te cambia a ti». David Lynch

23. «Cuando estoy haciendo arte, no tengo absolutamente responsabilidad social alguna.
Es como soñar». David Cronenberg

24. «La música es tu propia experiencia, tus propios pensamientos, tu sabiduría. Si no la
vives no va a salir de tu cuerno. Te dicen que hay una línea limitadora para la música.
Pero no hay fronteras para el arte». Charlie Parker

25. «Todo buen arte es una indiscreción». Tennessee Williams

26. «La inspiración es trabajar todos los días». Charles Baudelaire

27. «El arte es lo que resiste: resiste a la muerte, a la servidumbre, a la infamia, a la ver-
güenza». Gilles Deleuze

28. «Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración». Umberto Eco

29. «El papel del artista es hacer preguntas, no responderlas». Anton Chejov

30. «La arquitectura es música congelada». Arthur Schopenhauer

31. «El hablar de estas cosas y el tratar de comprender su naturaleza y, una vez compren-
dida, el tratar lentamente, humildemente, constantemente de expresar, de exprimir de
nuevo, de la tierra grosera o de lo que la tierra produce, de la forma, del sonido y del
color (que son las puertas de la cárcel del alma) una imagen de la belleza que hemos
llegado a comprender: eso es el arte». James Joyce

32. «El arte parece ser el empeño por descifrar o perseguir la huella dejada por una forma
perdida de existencia». María Zambrano

33. «La belleza artística no consiste en representar una cosa bella, sino en la bella repre-
sentación de una cosa». Immanuel Kant

34. «El objetivo del arte no es representar la apariencia externa de las cosas, sino su signi-
ficado interior». Aristóteles.

35. «La observación de la naturaleza y la meditación han generado el arte». Cicerón
25

Poesía

Poemas y cuentos

taichí Osvaldo Ulloa Sánchez (2007)
Revista Vinculando

https://vinculando.org/salud/poemas_y_cuentos_tai_chi.html

Poemas sobre taichí

El maestro lavó sus manos en la luz cada una repite la forma de un árbol diferente
así las dejó limpias y puras  más tarde cuando quedo quieto
con ellas construyó en el espacio vacío siento la paz del que plantó un bosque.
una obra de arte intangible
ahora yo la toco a medida que realizo  Con mis manos vacías
mi danza milenaria. jalo una cuerda inmaterial
y así poco a poco voy trayendo hacia mí 
Mis manos hacen olas de luz el centro del universo.
que van a la playa que es el infinito
y regresan a mi interior que también es infinito. Como las aspas de un molino de viento
muy lentamente muevo los brazos 
Con mi mano como con una brocha  el viento que los impulsa 
voy pintando el espacio vacío viene del vacío
no con pintura sino con luz desnuda por eso es sólo un viento que sólo el alma siento.
y lo que se va hermoseando no es el espacio
sino mi interior infinito. Tomo entre las manos 
un sol brillante 
Mis movimientos me van desarmando y retrocedo como si él me empujara 
tal como un viejo guerrero hacia mí mismo.
que se va sacando la armadura
porque ha renunciado a la guerra. Con mis manos desnudas
tomo la luna llena
Mi danza es muy suave y lenta  la coloco frente a mi corazón
porque la hago a la orilla del abismo  y ella provoca marejadas de luz blanca
que es la ausencia de paz. que se levantan hacia una paz sin fronteras.

Con movimientos ondulantes  Voy sembrando el vacío con movimientos
avanzando y retrocediendo en distintas direcciones que florecen en una luz
me acerco al centro de la vida en línea recta. ella ilumina toda la sangre de mi cuerpo
y la transforma en luz.
Mis movimientos lentos y suaves  voy sembrando el vacío con movimientos
van desenrollando esa madeja  y la cosecha soy yo mismo 
de sentimientos y pensamientos  viviendo la claridad del instante.
que soy yo.
Al fin logra el milagro 
Mi cuerpo se mueve lento de alcanzar una estrella inalcanzable
toma distintas posiciones  un asterisco de luz de oro

26

pero al encerrarla en su puño 27
se convierte en agua y se escurre.
Ese hombre no tenía todavía tan puro su corazón.

Lo mata la muerte de los demás
pero con cada nuevo nacimiento vuelve a resucitar
lo alegra la alegría de los otros
lo entristece la tristeza ajena como si fuera propia
cada primavera lo hace florecer
y el otoño desnuda sus ramas
cada niño le contagia su espontaneidad
cada viejo le da sabiduría
el cielo lo vuelve infinito
y el mar profundo.
Es un ser humano que es todos los seres 
sin dejar de ser él mismo único e irrepetible.

Tengo que mover suaves los brazos 
como ramas en el viento de la tarde
mis caderas deben aprender a avanzar 
más lentas que el florecer de una pradera
mis pies tienen que ser raíces
que se nutren de ríos de luz del fondo de la tierra.
Sólo así lograré ir en dirección a mí mismo.

Como el agua no tengo forma definida 
como una jarra al agua o como un vaso 
cada posición me contiene
estoy dentro de un círculo de luz que tomo entre mis manos
si avanzo no lo hago como la brusca avalancha
sino como el agua que es recién derretida nieve
y me contiene un surco para que pueda llegar
a los ríos primero y luego al mar.

Con mi brazo extendido describo un círculo
que tiene la forma de la tierra 
pero es este espacio circular creado por mis movimientos 
no existen ni las guerras ni las enfermedades
ni el dolor ni la muerte
por eso habitarlo es tan grato.

Un poco más abajo de la cintura 
en mi interior tengo una bola de luz.
cuando me entrego a mi lenta danza
la bola de luz va dibujando en el espacio vacío
todos los signos del zodíaco.
Así aprendo la fuerza de Tauro
la independencia de Aries
la sensibilidad de Cáncer
la disciplina de Virgo y las virtudes
de los ocho signos restantes.

continuará

Crónicas pazianas Pintura de Ana Hortelano
Texto de Paz Piñel
“La vida nos sorprende cuando al renacer su esencia, crea una existencia
inesperada. Lo inabarcable es inexorable. Forma parte de su magia”.
28

Libros

Alegría de Manuel Vilas por Paz Piñel

Finalista del premio planeta 2019, Alegría, de Manuel
Vilas, es un libro entrañable e incluso filosófico,
de esos que empiezas y no quieres soltar, quizás
porque se crea una intimidad y un cariño hacia el
personaje que terminas haciendo tuyo cada pen-
samiento, cada recuerdo, cada sensación que des-
cribe. Es la búsqueda de la alegría a pesar de los
momentos tristes, de la pérdida, de no saber cómo
encajar la vida. Da la sensación de que el protago-
nista de esta historia se conforma con las miga-

jas de la vida pero que por arte de magia saca lo
mejor de todo, consiguiendo aquello que parece
imposible, esa alegría que desde el principio al
final se siente tan inalcanzable.

Guía de Tai Chi de la Harvard Medical School

12 semanas para un cuerpo sano, un corazón fuerte y una mente ágil

por Victoria Domínguez

Esta Guía «es un libro brillante y maravilloso que
abraza las tensiones entre ciencia y arte, la investi-
gación moderna y la sabiduría tradicional, el movi-
miento y la quietud, el esfuerzo y la tranquilidad. Los
autores han escrito un libro sobre Tai Chi que encar-
na la gracia del Tai Chi: ideas, conocimientos, con-
ceptos, descripciones y detalles basados, por ejem-
plo, en las neuroimágenes del cerebro y en Lao-Tsé,
se mueven y agitan en torno a una mezcla elegante
y rítmica que se siente como Tai Chi. Convierten el
movimiento de Tai Chi llamado “agitar las manos
como nubes” en una visualización y una intuición al
mismo tiempo, así como en un movimiento preciso,
mensurable, con efectos fisiológicos cuantificables».
Extraído del prefacio del libro.

29

Receta de cocina

Pimientos rojos
rellenos de arroz

por Carmen Velasco Arenzana

Ingredientes para 3 pimientos:

Pimientos rojos muy carnosos y frescos.

Arroz de grano gordo unos 35 o 40 gr por
pimiento, depende del tamaño.

1 tomate blando troceado.

1/2 berenjena o calabacín en cuadraditos.

Cebolla. 1 diente de ajo y una rama de
perejil.

A elección se pone también cualquiera de
los tropezones que lleva la paella como
gambas, pollo, carne, pescado o jamón. A
gusto de cada uno.

Ejecución

Los pimientos se lavan bien, se secan y se
abren alrededor del tallo para sacar todas
las pepitas. Una vez limpios se salan.

En una cacerola se pone a calentar con un poco de aceite y cuando está caliente se echa la
cebolla bien picada, el tomate, el ajo y perejil machacados, se deja unos minutos y se agre-
ga la berenjena o calabacín, el tropezón elegido se rehoga bien se deja otros 2 o 3 minutos
y por último se añade el arroz crudo, un poco de sal y se aparta del fuego. 

Se rellenan los pimientos con todos los ingredientes que hemos rehogado, sin apretar, pero
con ligeros toques en la base para que se reparta bien. Se rellena como las 3/4 partes del
pimiento, Se envuelve cada pimiento en papel vegetal y se introduce en el horno precalen-
tado como a unos 200° durante unos 30 minutos.

El arroz se cuece con el agua que suelta el pimiento.
30

Fundas de espada en
piel, hechas a mano

Por encargo

Cada objeto de “SINGULAR” es una expresión de diseño y
artesanía en estado puro.

Para esta funda se han utilizado Los colores de fabricación:
pieles curtidas como antaño negro, marrón, coñac,
con “extractos vegetales”.
Para dar color se utilizan tintes original, avellana, miel y
al agua respetuosos con el natural.
medio ambiente. Cortamos,

unimos y cosemos a mano, en
su acabado final bruñimos los
cantos con cera de abejas,
todo esto hace que con el
paso de los años cada funda
adopte una pátina propia

que la convierte en una
pieza única.

Al ser un objeto de piel YOUR LIFE IN LEATHERS
de curtido vegetal puede
presentar texturas, cambios
en el tono y detalles
propias de la piel.

Divino Vallés, 4 – Sótano
28045 MADRID
www.taichixinyi.org.es
asociació[email protected]


Click to View FlipBook Version
Previous Book
[PDF]⚡DOWNLOAD❤ Mastering the Art of Flower Gardening: A Gardener's Guide to Growing
Next Book
Lenawee County Map