The words you are searching are inside this book. To get more targeted content, please make full-text search by clicking here.
Discover the best professional documents and content resources in AnyFlip Document Base.
Search
Published by Nueva Congregación Israelita de Montevideo, 2021-03-31 16:04:42

Makoré 5778

Makoré 5778

Ing. Daniel Cohn

Presidente de la NCI

¡Queridos compañeros de ruta, queridos o a personas enfermas o que estén pasando gamino que se consigue prácticamente en
miembros de nuestra kehilá kedoshá, queri- por una etapa difícil de la vida, con volunta- cualquier lugar donde se venden artículos
dos amigos todos! rios que se vayan sumando al proyecto de judaica (acá mismo lo hacemos), en defi-
Tengo el enorme placer de dirigirme nueva- Pero en la Comisión Directiva estábamos de- nitiva, un artículo “de estantería”, que luego,
mente a ustedes por medio de nuestra revis- cididos a presentar a los miembros de nues- acompañado de las correspondientes bendi-
ta anual MaKoré en este 5778 que estamos tra Kehilá Kedoshá un proyecto insignia que ciones y puesto dentro de una “cajita”, el Bait,
iniciando juntos. fuera significativo para todos los judíos uru- lo coloco en las puertas de mi casa “porque
El año que acaba de finalizar nos encontró guayos y que a su vez permitiera que nuestra así hay que hacerlo”.
en tiempos de desarrollo y crecimiento co- institución siguiera marcando caminos de A cambio de eso, la propuesta que plantea-
munitario. – Sin pretender enumerar todas vanguardia como fue durante los 80 años mos con este emprendimiento es que cada
las actividades que llenan de vida nuestro que el año pasado estábamos festejando. uno de nosotros pase a ser parte del conte-
Bait Jadash, quiero compartir con ustedes El proyecto que el día de Lag BaÓmer he- nido, del mensaje, del significado y de la his-
que hemos tenido un crecimiento sosteni- mos iniciando y que nos acompañará hasta toria de cada una de las mezuzot que quera-
do de la participación de socios y amigos en Janucá de 5779 (fines de 2018) es que todos mos escribir.
actividades como el Séder Comunitario que y cada uno de nosotros tengamos la posibili- A partir de ese momento, cada vez que bese-
año a año celebramos en la segunda noche dad de escribir Nuestra Mezuzá. mos la mezuzá al entrar o salir por cada puer-
de Pésaj, o en la actividad de Janucá con las Los que participamos del proceso de escri- ta, indefectiblemente nos conectará con el
shinshiniot Maya y Noga a quienes extraña- tura de nuestro séfer Torá algunos años atrás texto, el mensaje, con nosotros mismos o
mos desde el día en el que les tocó volver a no podemos dejar de emocionarnos al recor- con quién sepamos que haya participado de
sus casas en Israel. El crecimiento comuni- dar la cantidad de vivencias y aprendizajes su escritura.
tario también lo vemos reflejado en los dos que rodearon a ese proceso, llevado a cabo Porque a partir de esta movida, cada uno de
‫בתי דין‬- Batei Din (Tribunales Rabínicos) por por el sofer Sebastián Grimberg. nosotros podrá saber que uno mismo, un fa-
año que hemos conformado en estos últi- Y para llevar a la práctica este proyecto miliar, un amigo, un ser querido, escribieron
mos dos años y en el pasado Sucot Urbano “Nuestra Mezuzá”, tenemos la fortuna de junto al sofer ESA mezuzá.
tuvimos un record de asistencia durante el contar nuevamente con el querido Sebas- El primer párrafo del Shemá Israel culmina
desarrollo de las actividades programadas. tián, “Nuestro Sofer”, para acompañarnos expresando: “‫”וכתבתם על מזוזות ביתך ובשערך‬
A su vez hemos desarrollado nuevas pro- en este emprendimiento con su calidad hu- “Ujtavtam al mezuzot beiteja uvisheareja”
puestas, como son “Shabatí”, una actividad mana, espiritual y profesional al servicio de (las escribirás en las jambas de tu casa y tus
de vivencia del Shabat para chicos en un am- todos nosotros. pórticos). (Devarim 6:9)
biente especialmente diseñado, que trans- Una de las premisas que nos impulsó a de- Con este proyecto queremos proponer que
forma el salón del segundo piso en una si- finir que éste fuera el proyecto insignia de no sólo nos quedemos con el hecho “tradi-
nagoga infantil y el proyecto de voluntariado la NCI durante estos 20 meses, fue dejar de cional” de COLOCAR la mezuzá, como men-
denominado “Hola qué tal” cuyo objetivo es lado el concepto que una mezuzá es un per- cionamos en la brajá que pronunciamos pre-
acompañar desde la NCI a gente que necesi-
te ayuda y contención emocional y espiritual,

4 MA KORÉ

vio a colocarla: “‫”לקבוע מזוזה‬- “likboa mezuzá”,
sino que también nos apropiemos de su
contenido y le demos importancia activa al
proceso de escribirlas “‫ ”וכתבתם‬- “Ujtavtam”,
“y las escribirás”
En este 2017 estamos celebrando 50 años
de la reunificación de Jerusalem y la vuelta
a la ciudad antigua por primera vez desde la
guerra de la independencia.
Jerusalem, la eterna capital del Estado de
Israel es sinónimo de identidad judía desde
que fue fundada por el Rey David hace más
de tres mil años. Una de las características de
Jerusalem es la cantidad y variedad de porto-
nes (‫ שערים‬- shearim) que permiten el acceso
a través de la muralla que la rodea. Trazando
un paralelismo conceptual, me animo a afir-
mar que las mezuzot que estamos escribien-
do juntos durante este período tienen en su
esencia esos mismos conceptos: destacar la
identidad judía que nos une con el pasado,
el presente y el futuro, escribiendo el Shemá
Israel en las puertas de nuestras casas y en
los portones de Ierushalaim.
Gmar Jatimá Tová
‫גמר חתימה טובה‬
Tishrei 5778
‫תשרי תשע”ח‬

5778 5

La Ierushalaim de Amos Oz

Amos Oz

Cada dos o tres sábados íbamos andando a oscuras, en el fin del mundo, centelleaban silencio absoluto en las calles y en los patios,
Talpiot, al pequeño chalet del tío Yosef y la lugares judíos aislados, Mekor Hayyim, entre los edificios de piedra con cobertizos
tía Tzipora. Había unos seis o siete kilóme- Talpiot, Arnona y el kibbutz Ramat Rahel, de uralita adosados. Como si toda Jerusalén
tros entre nuestra casa en Kerem Abraham casi pegado a Belén. Desde nuestra Jeru- estuviese dentro de una bola de cristal.
y Talpiot, un barrio judío perdido y algo pe- salén sólo se podía ver el barrio de Talpiot Cruzábamos la calle Gueulá, entrábamos en
ligroso. Al sur de Rehavia y Kiriat Shmuel, como un minúsculo conjunto grisáceo de el laberinto de callejuelas del destartalado
al sur del molino de Mishkenot Shaananim copas de árboles polvorientas sobre una shtetl ultraortodoxo que está más allá del
se extendía la Jerusalén desconocida: los lejana colina. Una noche, desde la azotea, barrio de Ahvah, pasábamos por debajo de
barrios de Talbia, Abu Tor y Katamón, la Co- nuestro vecino arquitecto, el señor Fried- tendederos llenos de ropa negra, amarilla y
lonia alemana, la Colonia griega y Baqah mann, señaló un puñado de pálidas luces blanca, entre oxidadas barandillas de hierro
(Abu Tor, nos explicó una vez el maestro, temblorosas en el horizonte, suspendidas de balcones descuidados y esqueletos de
el señor Avishar, se llama así por un héroe entre el cielo y la tierra, y dijo: Aquello es escaleras exteriores, subíamos por Zikrón
apodado «El padre del toro»; Talbia era an- el Campo Allenby, y quizás aquellas luces Moshé, envuelto siempre en los vapores de
tes propiedad de un hombre llamado Taleb; sean de Talpiot o de Arnona. Si volviera a los guisos pobres de askenazíes, tshulent,
Baqah sólo era una vega, una biqah o valle haber incidentes, dijo, su situación no sería borscht, sofritos de ajo, cebolla y repollo en
de espíritus, mientras que el nombre de fácil. Y no digamos una guerra. vinagre, continuábamos y cruzábamos la
Katamón es una distorsión árabe de las pa- Nos poníamos en camino después de comer, calle Haneviim. No se veía un alma por las
labras griegas kata mones, que significan a esas horas en que la ciudad se encierra tras afueras de Jerusalén a las dos de la tarde del
«junto al monasterio»). Y más allá, hacia las persianas y se sumerge por completo en sábado. Desde Haneviim torcíamos y bajá-
el sur, al otro lado de todos esos mundos el sopor de los sábados a mediodía, y hay un bamos por la calle Strauss, sumergida en la
desconocidos, al otro lado de las montañas

6 MA KORÉ

constante penumbra de antiguos pinos a la desórdenes, persecuciones y pogromos ni nuestros barrios. En King George no había
sombra de dos muros, por un lado el muro conocían la penuria, no necesitaban contar terrazas destrozadas ni persianas corroídas
gris verdoso del hospital protestante de las cada moneda, estaban libres de la presión de en las ventanas abiertas, como la boca des-
diaconisas y por otro la melancólica tapia las reglas de los pioneros y los voluntarios, dentada de un anciano, ventanas pobres a
de piedra del hospital judío Bikur Jolim, con libres del castigo de los impuestos, del Servi- través de las cuales se exponían a la mirada
los símbolos de las doce tribus grabados cio Sanitario y las cartillas de racionamiento, de los transeúntes las míseras entrañas de la
en sus majestuosas puertas de bronce. Un protegidos tranquilamente en espléndidas casa, cojines remendados, trapos de colores
olor a medicinas, vejez y desinfectante salía casas con chimeneas que surgen entre las chillones, montones de muebles hacinados,
de esos hospitales. Después cruzábamos la tejas o en confortables apartamentos de edi- sartenes tiznadas, cacharros de barro moho-
calle Yafo, junto a la famosa tienda de ropa ficios de lujo tapizados de alfombras, donde sos, cacerolas de latón deformadas y todo
Mein Staub, y nos deteníamos un momento un portero con uniforme azul vigilaba el ves- tipo de botes y latas comidos por el óxido.
ante el escaparate de la librería Ajiasaf, para tíbulo y un ascensorista de rojo se encargaba A ambos lados de la calle había una fachada
permitirle a mi padre engullir con ojos ham- del ascensor, y criadas, cocineros, niñeras y continua, compacta, discreta pero arrogante,
brientos el botín de las novedades en hebreo mayordomos les servían mientras las damas cuyas puertas, molduras y ventanas cubier-
que estaban en la vitrina. Proseguíamos a lo y los caballeros disfrutaban de la vida. No tas por visillos mostraban riqueza, dignidad,
largo de King George, entre elegantes tien- como aquí. voces difusas, buenos tejidos, suaves alfom-
das, cafés con espléndidas lámparas y ricos Aquí, en King George, así como en la Rehavia bras, copas delicadas y exquisitos modales.
comercios, todos vacíos y cerrados por el judeo-alemana y en la rica Talbia greco-ára- En la entrada de los edificios había placas
Shabbat, pero cuyos escaparates nos cauti- be, reinaba otro tipo de silencio, distinto al si- negras de despachos de abogados, repre-
vaban a través de las rejas de hierro, atraían lencio ultraortodoxo del sábado a mediodía sentantes, médicos, notarios, procuradores
con hechizos de otros mundos, centelleos de en las estrechas y abandonadas callejuelas y agentes de prestigiosas firmas extranjeras.
continentes lejanos y aromas de ciudades askenazíes: un silencio diferente, estimulan- Pasábamos por delante de las casas del Tali-
iluminadas, bulliciosas, ubicadas sin duda en te, inquietante se posaba sobre la vacía calle ta Kumi (a mi padre le gustaba explicar que
las riberas de grandes ríos, con damas atrac- King George a las dos y media del sábado, ese nombre significaba «niña, levántate»,
tivas y elegantes, y caballeros tranquilos, re- un silencio extranjero, un silencio británico, como si no lo hubiera explicado ya cientos
finados y acomodados que no vivían entre pues de pequeño la calle King George –y no de veces, y a mi madre le encantaba replicar-
sólo por su nombre– era para mí como una le: Basta, Arie, ya lo sabemos, la niña se va a
especie de embajadora de la espléndida ciu- dormir de tantas explicaciones). Pasábamos
dad de Londres que aparecía en las películas: por el pozo Shiber y por la casa Fromin, que
tenía hileras de casas altas, impresionantes iba a ser la sede temporal de la Keneset, por
edificios oficiales a los dos lados de la calle, Bet Hamaalot, una casa circular que asegu-
con una fachada continua, uniforme, sin las raba a todo el que la visitaba el placer de
brechas de patios miserables, abandonados una belleza rigurosa y austera, una belleza
y afectados por la lepra de la chatarra y la judeo-alemana, y nos deteníamos un mo-
basura, separando una casa de otra como en

5778 7

mento a mirar las murallas de la Ciudad Vieja
al otro lado del cementerio musulmán de
Mamila, metiéndonos prisa unos a otros (¡Ya
son las tres menos cuarto! ¡Y aún queda un
largo camino!), pasábamos por delante de la
sinagoga Yeshurun y del edificio en forma de
anfiteatro de la Agencia Judía (mi padre co-
mentaba en voz baja, como si me estuviera
revelando secretos de Estado, y con exultan-
te veneración: «Aquí está nuestro gobierno,
el señor Weizmann, Kaplan, Shertok, y a ve-
ces hasta el propio David Ben Gurión. Aquí
late el corazón de la autoridad hebrea. ¡Es
una lástima que no sea un gobierno nacional
más fuerte!», y seguía explicándome lo que
era «un gobierno en la sombra» y lo que ten-
dríamos pronto, cuando por fin los británicos
se fueran, «¡para bien o para mal se irán!»).
Desde allí bajábamos en dirección al Terra
Sancta (en el edificio Terra Sancta trabajó mi
padre unos diez años, después de la guerra
de la Independencia y después del sitio de
Jerusalén, cuando fue cerrada la carretera a
los edificios de la Universidad de Har Hatzo-
fim y también la hemeroteca de la Biblioteca
Nacional encontró ahí un refugio provisional,
en un rincón de la tercera planta).
Desde el Terra Sancta había unos diez minu-
tos hasta Binyam David, un edificio circular
donde la ciudad se acababa de golpe y em-
pezaban campos vacíos hacia la estación de
tren en Emek Refaim. A nuestra izquierda
se veían las aspas del molino del barrio de
Yemín Moshé y arriba, a la derecha, en pen-
diente, estaban las últimas casas del barrio
de Talbia. Una tensión muda nos dominaba
cuando salíamos del ámbito de la ciudad he-
brea: como si cruzásemos un paso fronterizo
invisible y entrásemos en una tierra extraña.
Pasadas las tres cruzábamos la carretera que
separaba las ruinas del antiguo Khan turco
y la iglesia escocesa de la estación de tren
cerrada: otra luz reinaba ahí, una luz más
nublada, una luz antigua y musgosa. Ese lu-
gar de pronto le recordaba a mi madre una
callejuela musulmano-balcánica que había a

8 MA KORÉ

las afueras de su pueblo del oeste de Ucra- aquel que hubiera nacido en lugares donde
nia. Mi padre empezaba a hablar de la época nadie tenía una bodega oscura bajo sus pies
turca en Jerusalén, de los decretos de Jamal ni un desván en penumbra sobre su cabeza,
Pacha, de cabezas decapitadas y flagelacio- ni despensa, ni cómoda, ni aparador, ni reloj
nes que se ejecutaban ante la chusma que se de pared ni una rueda en el patio.
congregaba ahí, en la explanada empedrada Seguíamos bajando por el camino de He-
que había delante de esa estación de tren, brón y pasábamos por delante de las caso-
construida a finales del siglo XIX, con licencia nas rosadas de piedra tallada, las viviendas
otomana, por un judío de Jerusalén llamado de efendis ricos y de árabes cristianos con
Yosef Bey Navón. profesiones liberales, de altos funcionarios
Desde la explanada de la estación de tren del gobierno del Mandato y de miembros de
seguíamos por el camino de Hebrón, pasá- la alta asamblea árabe, Mardam Bey alMat-
bamos por delante del complejo fortificado nawi, Rashid al-Afifi, el doctor Emil Adwan
del gobierno inglés y por un área de depósi- al-Bustani, el abogado Henry Tawil Tutaj y
tos cercada sobre la que había un gran cartel otros hombres ricos del barrio de Baqah. Ahí
en tres idiomas. En letras hebreas ponía algo todas las tiendas estaban abiertas y de los
de lo que mi padre se burlaba: ¿Quién será cafés salían risas y música, como si hubiése-
el necio al que este cartel ordena que se le- mos dejado el Shabbat a nuestras espaldas,
vante? Y sin esperar mi respuesta se contes- detenido con un muro imaginario que le ce-
taba a sí mismo: Debe poner vacuum oil en rraba el paso en alguna parte entre el barrio
escritura defectiva y parece que pone vecum de Yemín Moshé y la iglesia escocesa.
evil, «levántate, necio», otra prueba más de En la amplia acera, a la sombra de dos viejos
que ha llegado el momento de realizar de pinos, delante de un café, estaban sentados
una vez una reforma europea, moderna y en banquetas de enea, en torno a una mesa
avanzada, en la pobre grafía hebrea y de in- baja, tres o cuatro señores mayores con tra-
troducir vocales, eso dijo, que son como los jes marrones, cada uno llevaba una cadena
policías de tráfico de la lectura. Y, por cierto, de oro que pendía de la presilla del panta-
también sobre las locomotoras de los trenes lón, dibujaba una especie de arco sobre la
de Su Majestad ponía en inglés inflammable, barriga y desaparecía dentro del bolsillo.
y en árabe qabal lililtihab, mientras que en el Esos señores bebían té en vasos de cristal
hebreo del Mandato Británico estaba escrito grueso o sorbían café turco en tazas deco-
en cada locomotora: «Puede inflamarse». Ni radas y arrojaban dados en el tablero del
más ni menos. backgammon que tenían delante. Mi padre
A nuestra izquierda se bifurcaban algunas les saludaba en un árabe que en sus labios
calles escarpadas que conducían al barrio parecía ruso. Los señores se callaban por un
árabe de Abu Tor, y a nuestra derecha cau- instante, le miraban con sorpresa conteni-
tivaban y atraían las bellas callejuelas labe- da, y uno de ellos murmuraba unas pala-
rínticas de la Colonia alemana, un tranquilo bras ininteligibles, tal vez una sola palabra,
pueblo bávaro cubierto de pájaros cantores, como devolviendo el saludo.
lleno de ladridos de perros y cantos de ga- A las tres y media pasábamos junto a las
llos, con palomares y tejados de tejas rojas alambradas de espino del Campo Allenby,
que aparecían entre cipreses y pinos, y mu- una fortaleza del gobierno inglés al sur de
chos patios rodeados de muros de piedra a la Jerusalén. Muchas veces había penetrado
sombra de espesas copas. Todas las casas te- yo en ese campo, lo había conquistado, so-
nían bodega y desván, y sólo con evocar esas metido y purificado, y había izado en él una
palabras, tenía un ataque de nostalgia todo

5778 9

bandera hebrea en mis juegos de alfombra. que estaba hecho con restos de un frigorífico de renombre internacional, como el tío Yo-
Y desde ahí, desde el Campo Allenby, que roto y de una moto antigua. sef, que no tenía hijos pero cuya fama se ex-
había sido conquistado por mis tropas en Un poco antes de las cuatro girábamos a la tendía por toda la zona, e incluso en países
una incursión nocturna por sorpresa, yo con- izquierda en el camino de Hebrón y entrá- lejanos se habían traducido algunos de sus
tinuaba el asalto hasta el corazón del bando bamos en el barrio de Talpiot, entre aveni- libros y se había difundido su saber.
extranjero, enviaba a mis unidades hasta das de cipreses oscuros en los que la brisa Girábamos a la derecha, subíamos por la
los muros del palacio del gobernador, en la de poniente tocaba una suave melodía calle Kore Hadorot hasta un bosquecillo de
Colina del Mal Consejo, y mis tropas hebreas que me provocaba desconcierto, sumisión pinos, después a la izquierda, y ya estábamos
lo conquistaban con un sorprendente movi- y muda veneración. El Talpiot de aquellos frente a la casa del tío. Mi madre decía: Son
miento de tenaza, una columna de blinda- días era un tranquilo y verde suburbio, sólo las cuatro menos diez, a lo mejor aún
dos abría brecha en el palacio por el oeste alejado del centro de la ciudad y del bulli- están descansando. ¿Por qué no nos senta-
y entraba desde el Campo Allenby liberado, cio del comercio, al borde del desierto de mos un rato tranquilamente y esperamos
mientras el otro brazo de la tenaza se cerra- Judea. Había sido diseñado a imitación de aquí, en el banco del jardín? O decía: Hoy nos
ba por sorpresa por el este, desde las colinas los distinguidos barrios residenciales cen- hemos retrasado un poco, ya son las cuatro
desérticas, desde el desierto de Judea. troeuropeos concebidos para asegurar la y cuarto, seguro que el agua está hirviendo
Cuando tenía algo más de ocho años, duran- tranquilidad de profesores, médicos, escri- y la tía Tzipora ya ha preparado las frutas en
te el último año del Mandato Británico, cons- tores y filósofos. A los dos lados de la calle la bandeja.
truí con dos amigos cómplices un cohete había pequeñas y agradables casas de una Dos palmas Washington crecían a ambos
terrorífico en el patio trasero de nuestro blo- sola planta, rodeadas de hermosos jardines, lados de la entrada como dos guardianes, y
que. Ese cohete apuntaba, según nosotros, al y en cada una de ellas, así lo imaginábamos detrás había un sendero de piedra entre dos
palacio de Buckingham en Londres (encon- con nuestra pobre fantasía, transcurría la hileras de setos de tuya. Ese sendero condu-
tré un mapa detallado del centro de Londres apacible vida reflexiva de un gran investi- cía a las amplias escaleras por las cuales su-
entre la colección de mapas de mi padre). gador, un célebre catedrático o un profesor
Con la máquina de escribir de mi padre re-
dacté un cortés ultimátum para Su Majestad
el distinguido rey de Inglaterra George VI de
la casa Windsor (lo escribí en hebreo, segura-
mente tenía a alguien que se lo tradujera): Si
no abandonan nuestra tierra en un máximo
de seis meses, nuestro Yom Kippur se conver-
tirá en el día del Juicio de Gran Bretaña. Pero
al final ese proyecto no se llevó a cabo, por-
que no conseguimos desarrollar el sofistica-
do mecanismo de dirección (pretendíamos
dar de lleno en el palacio de Buckingham,
pero no sobre los inocentes transeúntes in-
gleses), y también porque nos resultó difícil
aprovisionarnos del combustible necesario
para lanzar nuestro cohete desde la calle
Amós esquina Abdías, en el barrio de Kerem
Abraham, hasta su destino en el corazón de
Londres. Seguíamos inmersos en la investi-
gación y el desarrollo tecnológico cuando los
ingleses se lo pensaron mejor y se apresura-
ron a marcharse, y así Londres se salvó de mi
furor nacionalista y del ataque de mi cohete,

10 MA KORÉ

bíamos al porche de entrada hasta la puerta,
sobre la que estaba grabado en una bella
placa de cobre el lema del tío Yosef: JUDAÍS-
MO Y HUMANISMO.
Sobre la puerta había otra placa de cobre
más pequeña, más brillante, donde ponía en
letras hebreas y también latinas:
PROFESOR YOSEF KLAUSNER
Y más abajo, con la letra de la tía Tzipora, en
una pequeña nota clavada a la puerta con
una chincheta ponía:
POR FAVOR, ABSTENERSE
DE VISITAS DE DOS A CUATRO
GRACIAS

Oz, Amos. “Una historia de amor y oscuridad”.
Nuevos Tiempos Siruela, Madrid, 2010.
(Pp. 58 – 65)
Copyright © A TALE OF LOVE AND DARKNESS
Copyright (c) 2002, Amos Oz
All rights reserved, used by permission of The
Wylie Agency (UK) Limited.

5778 11

Ierushalaim

Ianai Silberstein

Cincuenta años más tarde había de en- himnos a Sharm-el-Sheikh o la estrofa que estuvo al borde de la aniquilación hace
terarme que “Jerusalem de Oro” tenía su Noemí Shemer agregó a su canción acerca mucho menos de un siglo. De modo que
contracara: al oro, el cobre, y la luz en la de volver “a los pozos de agua, el mercado, nadie puede darse el lujo de ser ingenuo.
poesía de Noemí Shemer se contrapuso el la plaza, y volver a bajar al Mar Muerto por Aun con todo el heroísmo, con toda la bra-
hierro, el plomo, y la oscuridad en la poesía el camino de Jericó”. Desde que las trom- vura, y con todo el nacionalismo, Israel ha
de Meir Ariel. Por ese entonces yo era un petas de Josué hicieron caer sus murallas, prevalecido por su intelecto y su creativi-
niño de diez años embebido de un nacio- Jericó nunca ha sido tan nombrado como dad. La vieja sabiduría transformada.
nalismo ingenuo alimentado por historias desde entonces. Jerusalem representa entonces, en el con-
bíblicas de David frente a Goliat y Sansón Han pasado cincuenta años y todavía sue- traste entre su luz y su oscuridad, su cobre
frente a los filisteos, de Macabeos victorio- lo, por momentos, pecar de ingenuo, aun- y su plomo, su oro y su hierro, la dicoto-
sos y Bar-Kojba rebelde. Cuando supimos que ya no de nacionalista. A mis sesenta mía histórica en la que está parado hoy
en el patio de la escuela que Israel había años la sabiduría rabínica me ha alcanzado el judaísmo. La ciudad es, en sí misma, a
“conquistado” el Sinaí, Jerusalem, y la Me- para asomarme a un judaísmo no tanto través de su crisol de nacionalidades, cul-
seta del Golán, fue como si hubiésemos heroico como humanista, no tanto fuerte turas, religiones, y símbolos, una metáfora
tocado el cielo con las manos. De pronto como sabio. A las fatalistas suertes entre viviente y cotidiana de las contradicciones
todos aquellos héroes cobraban vida en los zelotes en Masada prefiero las discusio- y conflictos que nos ocupan y a la vez nos
la icónica imagen de Moshe Dayan o en nes talmúdicas de los pares en el tiempo ubican en el centro de la escena. Somos
la ahora mítica foto de los tres soldados de nuestros sabios, de bendita memoria. El protagonistas y testigos, somos causa
frente al Muro de los Lamentos. Aquellos judaísmo no sobrevivió por las armas sino y efecto, somos liberación y ocupación.
hechos alimentaron los sueños y las fan- por la palabra. Al mismo tiempo, sin armas Nunca en su historia el pueblo judío había
tasías de nuestra generación, cantando

12 MA KORÉ

atravesado un tiempo de tanta tribulación, Finalmente, debo reconocer la fascinación mos leer nuestra propia realidad y dimen-
y Jerusalem es su expresión urbana. que ejerce bajar al Mar Muerto por el “ca- sionarla. Tal vez estos cincuenta años de
Aun así, y habiendo dicho todo lo anterior, mino de Jericó”, la ruta 1 que desemboca unificación sean el preludio de un nuevo
no puedo evitar emocionarme, ingenua- en el valle del Jordán; hay algo muy es- tiempo que todos esperamos sea de con-
mente, cuando recorro algunos de sus pa- pecial en esta ruta que primero nos aleja vivencia, tolerancia, paz, y plena soberanía
seos. Elijo tres. El primero es sentarme en de Jerusalem para llevarnos a un tiempo para todos y cada uno quienes habitan esa
la Cinemateca frente a las murallas y ver la de mitos y leyendas, para luego traernos bendita (nunca mejor dicho) ciudad.
Torre de David por encima de la piscina del de regreso, a reencontrarnos con toda su Al final, resultó que nunca la hemos olvi-
Sultán, como si viniera, cada vez, a cercio- significación. Bajar al Mar Muerto por el dado: nunca perdimos nuestra destreza
rarme que está todo allí, como hace siglos, camino de Jericó es, simplemente, bíblico. ni mucho menos nuestra capacidad de
indicando a la vez el paso y la inmovilidad Cincuenta años es poco tiempo en térmi- expresarnos. Recordarla ha sido fuente de
del tiempo en los cambios del entorno y la nos históricos, mucho tiempo en términos tenacidad e inspiración. Por las dudas, y
permanencia de las murallas. El segundo de vida. Sin embargo, los cincuenta años sólo por las dudas, no dejemos de recitar
paseo es transitar el paseo de compras de entre la destrucción del Primer Templo y el el salmo: “si te olvidare Jerusalem…” (Sal-
Mamila desde la calle King David hasta la regreso de algunos exiliados de Babilonia mos 137)
puerta de Yaffo, de la Jerusalem moderna para construir el Segundo son un punto de
a la Ciudad Vieja, por dónde antes de 1967 quiebre en la historia del judaísmo. Con la
se levantaban barreras y alambres de púa; perspectiva histórica de los siglos, pode-
nada más simbólico, nada más terminante.

5778 13

Jerusalem

Heriberto Winter

Nos cuenta Rabi Iojanán que Dios dijo: “No mujer árabe sentada a mi lado, el rezo de una alquimista que busca tocar el cielo en Mea
voy a venir a la Jerusalem celestial antes de adolescente conversando con su Dios, el rifle Shearim, con sus velos, acostando letras en
llegar a la Jerusalem terrenal”(Maséjet Taanit apagado de un enjuto soldado y el monje ar- el sueño de la redención o descansando en
5:1). Hace casi cincuenta años decidí apretar menio escondido en su túnica de mil tonos el regazo de la tierra oyendo a Arik Einstein
en mis puños a esa Jerusalem y no dejarla de negro. decir:
alejarse más y ella con su misterio me sigue “En Jerusalem todo son símbolos, “Déjame gritar, déjame aprender
atrapando, a veces desgarrando, otras tantas A veces demasiado blandos Déjame reírme y déjame escuchar
cavilando, las más absorto. A veces duros y afilados. Déjame vivir, déjame equivocarme
Este canto a la eterna ciudad lo hago pasean- Y hablan con los sonidos de las campanas Date el permiso de perdonar
do por ella con un compañero imaginario, Ye- Y el aullido del muecín Simplemente amar”
huda Amijai, el poeta que como nadie, supo Y en las mezuzot está escrito “Y amareis con “Diez medidas de belleza descendieron al
hablar con ella, jugando a las escondidas o todo el corazón y con toda el alma” mundo. Jerusalem se apropió de nueve de
durmiendo en ella, flirteando o mirándola de Ni Amijai ni yo queremos renunciar al vuelo ellas y la restante le quedó al mundo” (Kidus-
reojo, pero siempre atado a ella, entendién- del espíritu, al sonido de las campanas, al hín 49 b).
dola cual amante embelesado. grito de ¨Shabes¨ al morir el día en el último Un resquicio del molino de Montefiore, uno.
Dice el poeta: suspiro de la agitada semana, o al llamado a El sol retratado en el museo del libro, dos. El
“En Jerusalem el cielo es más bajo veces acuciante del muecín. No cambiemos cambio de miradas entre el Domo de Omar
En Jerusalem incluso el silencio habla el texto, cambiemos su música, su pentagra- y la mezquita de El-Aksa, tres. El peldaño
Y no hay nadie entre nosotros ma. Extasiados o sumisos, sorprendidos o más desgastado en la última estación de la
Que pueda decir lo que dice” fugazmente encausados por el destino, to- Vía Dolorosa, cuatro. La moneda oculta en
Empiezo a desandar el camino, perdiéndo- dos portamos una verdad y en esta ciudad el fondo de las ruinas excavadas en el Kótel,
me en la magia oculta de los recovecos de la búsqueda se hace más intensa, el diálogo cinco. El sacrificio de Itzjak tejido en el gobe-
Najlaot, con esa mezcla de romanzas ladinas más cruel, la esperanza más silenciosa. lino de Chagall en la Knéset, seis. Una carta
con las diatribas de los vecinos kurdos y me “¿Por qué Jerusalem se divide en dos, escondida de Einstein en las entrañas de la
tropiezo con los neófitos estudiantes escapa- La de arriba, la celestial Biblioteca Nacional, siete. Los ojos del ven-
dos de una Tel Aviv demasiado mundana, de- Y la de abajo, la terrenal? dedor de pítot en la puerta de Iafo, ocho. La
masiado efímera. Alguien les susurró al oído Yo quiero vivir en la Jerusalem del medio pícara mirada de Adam, el nieto de la vecina,
que en este lugar la razón empezó a bailar en Sin estrellar mi cabeza en las alturas el día que entra por primera vez a la escuela,
silencio y lo irreal araña las paredes. Sin lastimar mis piernas en el suelo nueve.
Subo al tranvía en la calle Iafo , para ofren- Yo no quiero una Jerusalem de dos partes La sisífica búsqueda de lo sagrado y el iróni-
dar mi visita a la Torre de Babel, mosaico de Quiero una Jerusalem de una pieza sola co descansar en lo profano. Eros y Kedushá,
colores, palabras retratadas en rostros de mil Porque yo soy uno y no dos” dos vintenes de misterio y la realidad en do
expresiones, surcos labrados en el alma de la Busquemos la armonía, dice el poeta. Cual mayor.
“Hay días en que en Jerusalem todo son bar-
cos de vela

14 MA KORÉ

Pese a que no hay mar y no hay río Como si fueran papeles colocados en el muro
Todo son veleros, las banderas, los talitot, las Que se desprendieron de las enormes y pe-
capotas de los jaredim sadas piedras
Las túnicas de los monjes, Las chílabas y las Volando hacia el cielo”
kafias ¿Por qué Jerusalem? Porque es parte de mi
Las polleras de las jóvenes y el shabis en la ser y estar, porque en el filo de mis bodas de
cabeza de las religiosas oro con esta ciudad del dolor y del placer,
La cortina que cubre el arca fuera de ella sería otro. Podría habitar en mil
Las alfombras de rezo de los musulmanes lugares, ¿pero vivir? Gran parte del tiempo
Y los sentimientos que se llenan de espíritu ella me enfrenta, me contradice, me altera,
Y las esperanzas que navegan en otras direc- pero su “ein sof”, su sin fin, ya me apresó.
ciones ¿Por qué Jerusalem? Porque la casi imposi-
Incluso las manos de mi padre extendidas ble carga celestial de historia, de religión, de
para bendecirme lo sagrado se llama a un duelo constante con
Y la ancha mirada de mi madre la libertad, lo humano, lo universal, lo civil, el
Todos, todos ellos barcos de vela eros de lo terrenal.
Navegando en los dos mares de Jerusalem Ambos se agotan en el encuentro, y es ese
El mar del recuerdo encuentro que invita a lo divino a bajar a la
Y el mar del olvido” tierra.
El sol está en poniente y la jornada va lle- El Kótel con sus enormes y pesadas piedras
gando a su fin. Me llevo a Amijai a desgas- simboliza la Jerusalem celestial. Los pájaros,
tar con unos pasos más los recovecos de la con su humanidad y libertad, simbolizan a
ciudad vieja. Si Jerusalem fuese sólo un mar la Jerusalem terrenal. El peso de las piedras
de memoria-de cultura, de identidad- esta- hace que el muro se ancle en lo terrenal ha-
ría condenado a hundirse bajo el peso de los ciendo descender a la Jerusalem celestial.
recuerdos. Conversando, con el poeta pacta- Las aspiraciones de libertad de los pájaros,
mos que la cultura y la identidad las seguiré perdiéndose en el horizonte, elevan a la Je-
guardando, sin ser esclavo de ellas, contro- rusalem terrenal.
lándolas para poder seguir navegando. Fu- Las piedras, no son sólo reflejo mudo y mile-
gazmente, voy a sumergirme en el mar del nario de la carga celestial de la historia. Son
olvido, nadar en él, buscando la corriente del también portadoras de pedidos de gente de
medio, por momentos ni celestial ni munda- carne y hueso, gente con esperanzas y mie-
no, en otros rozando las alturas y rápidamen- dos, humanos, no dioses.
te retornando a lo prosaico, a la santidad de “La ciudad juega a las escondidas entre sus
lo banal. nombres, Jerusalem, Al Kuds, Jeru, Iebús”
Al final, cómo no, llegamos al Muro. La ver- Yo también…
dad es que muy pocas veces lo visito, a me-
nudo lo siento totémico, casi pagano, pero el
poeta me suplica acercarme a él.

“¿Por qué Jerusalem, por qué yo?
¿Por qué no otra ciudad, por qué no otra per-
sona?
Una vez me paré frente al Kótel
Y de repente, una bandada de pájaros em-
prendió vuelo
Gritando y moviendo sus alas

5778 15

Jerusalem de Oro ‫ירושלים של זהב‬

Naomi Shemer z’l ‫ נעמי שמר‬:‫מילים ולחן‬

Aire de montaña puro como el vino y aroma de pinos ‫כי שמך צורב את השפתיים‬ ‫אויר הרים צלול כיין‬
vuela con el viento de la tarde junto al sonido de campanas ‫כנשיקת שרף‬ ‫וריח אורנים‬
Y cuando se duermen el árbol y la piedra prisionera en su ensueño
la ciudad yace sola y en su corazón, un muro ‫אם אשכחך ירושלים‬ ‫נישא ברוח הערביים‬
Jerusalén de oro ‫אשר כולה זהב‬ ‫עם קול פעמונים‬.
y de bronce y de luz
Para todas tus canciones ‫ירושלים של זהב‬... ‫ובתרדמת אילן ואבן‬
Yo soy violín ‫חזרנו אל בורות המים‬ ‫שבויה בחלומה‬
Se han secado los pozos y el mercado está vacío
Ya nadie visita el Monte del Templo en la Ciudad Vieja ‫לשוק ולכיכר‬ ‫העיר אשר בדד יושבת‬
Y en las cuevas entre las piedras susurran los vientos ‫שופר קורא בהר הבית‬ ‫ובליבה חומה‬
Y ya nadie baja al Mar Muerto por el camino de Jericó
Jerusalén de oro ‫בעיר העתיקה‬. ‫ירושלים של זהב‬
y de bronce y de luz ‫ובמערות אשר בסלע‬ ‫ושל נחושת ושל אור‬
Para todas tus canciones ‫אלפי שמשות זורחות‬
Yo soy violín ‫נשוב נרד אל ים המלח‬ ‫הלא לכל שירייך‬
He venido hoy a cantarte y adornarte con guirnaldas ‫אני כינור‬
Soy la más joven entre tus hijos y la última entre los poetas ‫בדרך יריחו‬.
Porque tu nombre quema en mis labios como el beso de un serafín ‫ירושלים של זהב‬... ‫ירושלים של זהב‬
Si te olvidare Jerusalem, tu que eres toda oro ‫ושל נחושת ושל אור‬
Jerusalén de oro
y de bronce y de luz ‫הלא לכל שירייך‬
Para todas tus canciones ‫אני כינור‬
Yo soy violín
Volvimos a los pozos de agua y a la plaza del mercado ‫איכה יבשו בורות המים‬
Un Shofar llama en el Monte del Templo en la Ciudad Vieja ‫כיכר השוק ריקה‬
Y en las cuevas entre las piedras miles de soles relumbran
Volveremos a bajar al Mar Muerto por el camino de Jericó ‫ואין פוקד את הר הבית‬
‫בעיר העתיקה‬.
Traducción libre: Ianai Silberstein
‫ובמערות אשר בסלע‬
16 MA KORÉ ‫מייללות רוחות‬

‫ואין יורד אל ים המלח‬
‫בדרך יריחו‬.

‫ירושלים של זהב‬...
‫אך בבואי היום לשיר לך‬

‫ולך לקשור כתרים‬
‫קטונתי מצעיר בנייך‬
‫ומאחרון המשוררים‬.

Jerusalem de Plomo ‫ירושלים של ברזל‬

Meir Ariel y Naomi Shemer ‫ מאיר אריאל ונעמי שמר‬:‫מילים‬
‫ נעמי שמר‬:‫לחן‬
En tus anocheceres Jerusalem
Encontramos un corazón amante ‫עכשיו אפשר אל הר הבית‬ ‫במחשכיך ירושלים‬
De pronto vinimos a ensanchar tus fronteras ‫וכותל מערב‬ ‫מצאנו לב אוהב‬
Y abrumar al enemigo
De sus morteros nos saciamos ‫הנה הנך באור ערביים‬, ‫עת באנו להרחיב גבוליך‬
Y de pronto amaneció ‫כמעט כולך זהב‬ ‫ולמגר אויב‬
Ni bien había clareado
Cuando de rojo se tiñó ‫ירושלים של זהב‬ ‫מקול מרגמותיו רווינו‬
Jerusalem de hierro ‫ ושל עופרת וחלום‬- ‫ ושחר קם פתאום‬-
De plomo y oscuridad
¿Acaso no liberamos tus murallas? ‫לעד בין חומותיך‬ ‫ עוד לא הלבין הוא‬,‫הוא רק עלה‬
El batallón destrozado avanzó ‫ישכון שלום‬ ‫וכבר היה אדום‬
Todo sangre y todo humo
Una madre vino y luego otra ‫ירושלים של ברזל‬
Una congregación de dolientes ‫ושל עופרת ושל שחור‬
Mordiéndose los labios, no sin dolor
El batallón siguió luchando ‫הלא לחומותייך‬
Hasta que la bandera finalmente flameó ‫קראנו דרור‬
Sobre la casa del dolor
Jerusalem de hierro ‫ פרץ קדימה‬,‫ רגום‬,‫הגדוד‬,
De plomo y oscuridad ‫דם ועשן כולו‬
¿Acaso no liberamos tus murallas?
Se dispersaron las huestes del rey ‫ובאו אמא אחר אמא‬
El francotirador en su torre calla ‫בקהל השכולות‬
Ahora es posible ir al Mar Muerto
Por el camino de Jericó ‫נושך שפתיו ולא בלי יגע‬,
Ahora es posible acceder al Monte del Templo ‫הוסיף הגדוד ללחום‬
Y al Muro de los Lamentos
Así yaces, a la luz del atardecer ‫עד שסוף סוף הוחלף הדגל‬
Tú, casi toda, oro ‫מעל בית הנכות‬

Traducción libre: Ianai Silberstein ‫ירושלים של ברזל‬...

‫נפוצו כל גדודי המלך‬,
‫ נדם צריחו‬- ‫צלף‬

‫עכשיו אפשר אל ים המלח‬
‫בדרך יריחו‬

5778 17

Rab. Dany Dolinsky

‫ְו ָש ְמרּו ְבֵ ֽני־ ִי ְשָר ֵאל ֶאת־ ַה ַש ָבת ַל ֲעׂשֹות ֶאת־ ַה ַש ָבת ְלדֹרֹ ָתם ְבִרית עֹו ָ ֽלם׃‬

“Veshamru bnei Israel et haShabat, laasot et de - ‫ שומר דלתות ישראל‬Shomer Daltot Israel, o
haShabat ledorotam brit olam” sea, quien custodia las puertas de los judíos.

“Y cuidarán los hijos de Israel el Shabat a Aquí se nos aparece un Dios cuidador, que
través de los tiempos, y será nuestra alianza sólo cuida si nosotros nos cuidamos; un Dios
Eterna”. que nos invita a cuidar nuestros hogares y a
La Torá nos enseña que el shabat es una se- cuidar lo que hacemos al salir de ellos al ex-
ñal, una marca del pacto mutuo y eterno en- terior, un Dios que nos invita a santificar la
tre el pueblo de Israel y su Dios, es el compro- vida a través de aquello que cuidamos de lo
miso de un pueblo de valorar el tiempo y el que somos.
espacio a través del cuidado, de la custodia, Podríamos afirmar siguiendo
recibiendo como contraparte la presencia y a Ajad Haam que:
acompañamiento de Dios como ayuda a una Más que Dios cuida nuestras casas, nosotros
vida mejor. cuidamos que en nuestros hogares se refleje
Enseñó Ajad Haam: la presencia de Dios.
“Más de lo que Israel cuidó al Shabat, cuidó el Es el Dios de los valores, el de los principios,
Shabat al pueblo de Israel” el de las mejores acciones; cada hogar es el
Entonces, ¿podríamos decir que la clave de la reflejo y refugio de la custodia y los cuidados
vida está en cuidar lo que queremos? en nombre de todo el pueblo de Israel.
¡Y la respuesta es SÍ! Cuidar es proteger, es Debemos afirmar que cada hogar es un san-
custodiar desde el amor y no en forma poli- tuario, cada hogar es un Mikdash.
cíaca, cuidar es construir vínculo con aquello Que este sea nuestro año, el de los desafíos
que queda en la jurisdicción de lo cuidado. de crecimiento personal y colectivo, que po-
“Lishmor”, cuidar en el judaísmo es un llama- damos crecer, crear, ser y compartir viviendo
do, es una invitación a encontrarnos con el de la custodia de los valores, eligiendo vibrar
otro en tanto sujeto y desde allí encontrar- al ritmo de nuestro ser judío.
nos con Dios y su mensaje.

Shomer, cuidador, es uno de los nombres de Shana tová!
Dios, en la mezuzá que colocamos en nues- Que tengamos un excelente y significativo
tras puertas tenemos una shin “‫”ש‬, una letra 5778
hebrea, ella deviene de Shadai ‫ שדי‬- , que es
uno de los nombres del Eterno, es el acrónimo

18 MA KORÉ

5778 19







5778 23

ÁLEF

“La fe es una relación viva con lo creído, una relación viva
que abraza la vida entera o, de lo contrario es irreal.”

Estas palabras del filósofo Martin Buber describen el espíritu que En estos Iamim Noraim deseamos que continuemos con los logros
queremos desarrollar en nuestro espacio de Álef. alcanzados y generemos herramientas para optimizarlos. No dete-
Pensando en llevar a los hechos este concepto, he creado una lista de nernos en la búsqueda de un continuo crecimiento y con valentía
cómo hacerlo: evaluarnos continuamente para lograr estos objetivos.
Shana Tová Umetuká
» propiciar vivencias y compartir conocimientos. Laura Bas
» caminar juntos y detenerse para mirar a los lados del camino. morá del curso álef de introducción al judaísmo.
» respetar tiempos.
» crear un ambiente cálido que promueva la conexión “Todo hombre fue creado para arreglar algo en el mundo.”
con los valores judíos. Rabi Baruj Mimezbuz
» disfrutar y alegrarse de formar parte.
» alegrarse por el otro.
» generar un compromiso relevante y sincero.
» sentirnos apreciados.
» un comienzo que lleve a un futuro de reencuentros.

24 MA KORÉ

5778 25

Escuela de Tradición
Alex Barmaimón

Todos los años en nuestra Escuela de Tradi-
ción son años especiales ya que los vivimos
de forma particular. Las maestras, año a año,
ponemos nuestro cariño, esfuerzo, creativi-
dad y conocimientos para que las activida-
des y aprendizajes sean excepcionales para
nuestros alumnos. También las familias y los
niños año a año nos acompañan con alegría,
cariño y un disfrute especial.

Este año que cursamos, aun también es para
todos nosotros especial.

Un año especial, porque despedimos como para celebrar Purim, cocinamos matzot en no faltarán esos elementos extraordinarios
todo cierre de año escolar a diferentes alum- la fiesta de Pésaj, también nuestra caja de que la hacen una ciudad especial. Los maes-
nos que han transitado varios años de Escue- Jaguim recorrió cada viernes la casa de una tros y alumnos de la Escuela de Tradición te
la de Tradición con nosotros y se gradúan familia diferente, con todos los elementos invitamos a celebrar y homenajearla con no-
con una alegría única y también con una dentro para celebrar Shabat en familia; la sotros.
gran nostalgia después de haber transitado fiesta de Rosh HaShaná con amigos, donde
este feliz camino. cada niño de la Escuela de Tradición vino Shaná Tová Umetuká les deseamos maestras
Un año especial, porque recibimos varias fa- acompañado por un amigo que no concurre y familias de la Escuela de Tradición.
milias nuevas que comienzan este recorrido a nuestra escuela y así poder integrarlo al
de aprendizajes, vivencias, recreación, diver- disfrute de nuestra propuesta. Lic. Mariana Zygart
sión y amigos junto a nosotros. Pero este año es un año “especialmente es-
Un año especial, porque nos acompañan las pecial” y especialmente diferente. ¿Por qué? coordinadora de la escuela de tradición
Shinshiniot con sus divertidas y creativas Si bien todos los años agasajamos a Ierusha-
propuestas de aprendizaje, donde transmi- laim como parte de nuestros aprendizajes y
tiendo con toda su alegría y juvenil energía, festejos, sólo este año celebraremos los 50
nos acercan a su Israel natal; un Israel geo- años de su Reunificación.
gráficamente tan lejano pero en realidad tan
cercano para nosotros.

Un año especial, con varias propuestas re- En la Escuela de Tradición nos estamos pre-
creativas que complementan de forma lú- parando para ello y así llegaremos a fin de
dica y vivencial las diferentes instancias de año con una hermosa fiesta de fin de cursos
aprendizaje. Así fue como nos disfrazamos donde Ierushalaim será la temática central, y

26 MA KORÉ

5778 27

Jazit Hanoar:
“Con la locura de siempre”

Queridas familias ¡Shalom! para ellos. A su vez estos ex bogrim colaboran que donamos los juguetes que nuestrsos janijim
Nuevamente en el Makoré y en estos días de ale- económicamente con Jazit, dando así la chance fueron trayendo a lo largo de un mes, fruto de
gría y reflexión Jazit Hanoar tiene la oportunidad de seguir mejorando no solo a nivel edilicio, sino la campaña de recolección que se hizo desde la
de contarles hechos relevantes y nuevos proyec- en aspectos eductivos, acceso a materiales y pro- tnuá. Fuimos parte, en conjunto con la Intenden-
tos que llevamos a cabo a lo largo del año. fesionalización de la formas de trabajar. cia de Montevideo, de una iniciativa con motivo
Luego de lo que fue el gratificante e intenso Por otro lado seguimos apostando al proyecto del Día Mundial del Medio Ambiente en el MAM,
año pasado, que giró en torno a los 65 años de Mokdim. Una idea que surgió hace ya más de que apuntó a tomar conciencia de las pequeñas
nuestra tnuá, no podíamos más que seguir cre- seis años y que apunta a que los bogrim tengan acciones que podemos hacer y el gran impacto
ciendo y renovando. Este año, y luego de tantos diferentes marcos donde activar, siguiendo los positivo que éstas pueden tener. El Moked de
esperando poder contar con uno, volvimos a valores que nos guían sábado a sábado. Al día Shoá ha generado una serie de actividades para
tener Shelíaj Israel. Un gran desafío a la vez de de hoy los mokdim nos permiten defender las bogrim que nos han hecho refelexionar acer-
una gran oportunidad, ya que estamos con- causas que apoyamos y con las que buscamos ca del rol como jóvenes judios ante los hechos
vencidos de que es la mejor forma de acercar un cambio en la realidad que nos rodea -Tikún que suceden hoy en el mundo y cómo podemos
la tnuá a Israel y a un judaísmo más vivencial. Olam-. Este año contamos con tres espacios de desde nuestro lugar favorecer al cambio. Hemos
La Comisión de Padres, proyecto que año a año profundización: Conciencia Ambiental, Acti- hablado del liderazgo, de la valentía y de no olvi-
nos enorgullece, está en este 2017 incorporando vismo Social y Shoá. Entre tantas actividades, dar, entre otras cosas que se desprenden de esa
nuevos miembros con energía y ganas de llevar fuimos parte del Día Mundial de las Buenas Ac- parte de la historia.
adelante grandes proyectos e ideas, que no solo ciones, refaccionando espacios públicos y reali- Con el fin de acercar más la tradición judía al
nos permiten crecer, sino también sentir la tran- zando actividades recreativas con niños en situa- ambiente tnuatí, nos parece importante que los
quilidad y apoyo en el día a día de nuestra tnuá. ción de contexto crítico. Como todos los años, jaguim sean vividos como tales en la tnuá. Es por
Es con ellos y con bogrim, que implementamos volvimos a decir presente en el Día Mundial del eso que este año los bogrim de Jazit Hanoar hici-
el proyecto “Javer Jazit” que tiene por cometido Voluntariado Juvenil, donde tuvimos la oportu- mos un Séder de Pésaj vivencial en nuestro ken,
volver a acercar e involucrar a ex bogrim de la nidad de mejorar el espacio común de un barrio, donde pudimos, además de cenar siguiendo el
tnuá, generando marcos sociales y un espacio alentando a que más niños puedan acercarse y orden de la Hagadá, generar espacios de deba-
utilizarlo como espacio de recreación, a la vez te y refelexión acerca de lo que nos priva en el

28 MA KORÉ

mundo de hoy. Iom Hashoá, junto con el museo conceptos con tradiciones e identidad judía y
que año a año se desarrolla en nuestro ken, se con distintas formas de ver el sionismo, pasando
enfocó en la resistencia, conocer quiénes fueron por la aliá y llegando a distintas cuestiones que
los Justos entre las Naciones, historias y perspec- existen hoy en torno a Israel.
tivas de cómo se vivían los jaguim y el papel fun- Toda persona que pasa por Jazit educa y es edu-
damental de las tnuot en ese momento nefasto cado de manera no formal y voluntaria. La ju-
de la historia. ventud, el judaísmo y el sionismo, apoyado por
Conmemoramos Iom Hazikarón con un museo, pilares y valores ideológicos, se desarrollan y co-
un tékez simbólico y celebramos Iom Haatz- existen plenamente. El dedicar nuestra energía y
maut a lo grande, ambientando nuestro ken tiempo a algo así nos llena de orgullo.
generando una increíble vivencia para todos Por último y no menos importante, destacamos
nuestros javerim. A su vez, fieles a nuestros que 24 javerim de nuestra tnuá están en Israel
ideales, le rendimos homenaje al atentado a la viviendo un año único: Shnat Hajshará; y otros
AMIA y a Tishá BeAv. 28 se prerparan para hacerlo el año que viene.
Los protagonistas de nuestrá tnuá se merecían Jazit Hanoar sigue siendo la tnuá que año a año
su día, es por eso que nos animamos a hacer el despide a más javerim que deciden ir a por nues-
“Iom Janij”, un sábado sólo para ellos, en el cual to máximo objetivo: la aliá. En lo que va del año
lo que más hubo fue diversión.Todos y cada uno tanto janijim, bogrim como ex bogrim empren-
de los janijim de nuestra tnuá contaron con acti- dieron este camino.
vidades especiales dentro y fuera del ken. Los invitamos a todos a formar parte de este
Hace menos de un mes dejamos atras el jódesh, lugar mágico que sigue en movimiento con la
o como nos gusta llamarlo,“La gran peulá”, don- locura de siempre.
de las dinámicas que se llevan a cabo potencian ¡ShanáTová, Gmar JatimáTová ve Jazak ve Alé!
las capacidades de los janijim e intensifican la Gabriel Kreiner
unión de las kvutzot y de la tnuá como totali-
dad. Para este año encaramos la temática“Crisis mazkir
y Zona de Confort” bajo el nombre “Lej Lejá”. A
lo largo del mes de agosto relacionamos estos

5778 29

30 MA KORÉ

5778 31

Educar en la NCI

El idioma hebreo ha acompañado al pueblo Jinuj, educación es, en todo concepto, el cen- Cuando hay alguien que quiere transmitir y
judío desde sus orígenes y ha sido y es su tro neurálgico de la propuesta de construc- enseñar, para que el proceso se complete tie-
fuente de inspiración como forma de expre- ción del pueblo judío. ne que haber ese alguien que quiera apren-
sión. Educar es construir educación, hacer comu- der, que quiera recibir. Hoy en las puertas de
Aprendiendo del idioma hebreo, sin dudas nidad es construir comunidad. un nuevo año, quiero invitarlos a ser parte,
‫ דרך‬- Dérej, camino, resulta ser una palabra Cada día, la invitación es a estar en el camino, a apropiarse de ese pedacito de la comuni-
significativa. Pensemos un instante, cuan- a no temer desde la incertidumbre de lo que dad de cada uno de nosotros, esa porción
do andamos un camino decimos en hebreo vendrá, aprender a construir desde la fortale- del “livnot”, construir que nos une a todos en
‫ ללכת בדרך‬- Laléjet badérej, cuya traducción za de los valores pilares que se sustentan en lo la más hermosa aventura de nuestras vidas:
sería, andar el camino. Andar es ponerse en realizado y que nos empujan hacia el futuro. educar y educarnos, vivir y disfrutar de nues-
movimiento y movimiento en lo humano es El proceso educativo y la construcción comu- tras familias y de nuestra comunidad.
reflejo de estar vivo. nitaria son “lo apasionante de la vida judía”
Ahora bien, cuando el camino no está y debe cuando vivimos plenamente nuestra elec- Shaná tová umetuká
hacerse, en español afirmaríamos, hay que ción judía. Por eso, este año desde la NCI, nos Les deseo un año muy bueno y muy dulce!
hacer camino, pero cuando llevamos esta hemos apasionado para tener más educa-
situación a la filosofía judía y al idioma he- ción y más comunidad, más vivencias y más Rabanit Paula Dolinsky
breo, descubrimos algo maravilloso. Ante la valores. La escuela de tradición, nuestros ta-
inexistencia del camino en hebreo afirma- lleres de hebreo, nuestros cursos de cocina y directora de educación de la nci
mos que debemos ‫לבנות דרך‬- livnot dérej, lo “Shabatí” son algunos ejemplos de ello.
que se traduciría como“construir”camino; en
forma sencilla y sensacional el judaísmo nos
enseña que hacer, es levantarse y construir.

El judaísmo nos propone una receta ma-
gistral y un hermoso desafío, hacer que la
construcción sea un camino en sí mismo. La
invitación es a ponernos en movimiento, a
construirnos también nosotros en simultá-
neo mientras construimos camino.

Entonces, ¿qué sería caminar un camino en
la mirada judía?

Caminar es educar; construir camino es pro-
ceso educativo y vivencial.

32 MA KORÉ

5778 33

Proyecto Rashi

Crecemos compartiendo y lo celebramos juntos!

Hay un momento en la vida que pasamos a Los Morim (maestros) colaboramos con la Algunas de las diversas actividades que ya
ser personas conscientes de las acciones que preparación para que en familia recibamos son tradicionales en nuestro proyecto, como
tomamos y por qué hacemos lo que hace- todos juntos la llegada a la edad de las mitz- la cena de Shabat con todas las familias del
mos, un momento que dejamos de repetir vot, vivenciando y explorando nuestra forma grupo, la visita al Hogar del Bebé y al Hogar
por inercia lo que nos dicen, para tratar de de vida. Israelita, nos permiten compartir nuestro
encontrarle sentido a nuestras vidas. Como compromiso con cada chico y chica, tiempo divirtiéndonos y escuchando expe-
Para este gran momento, encontramos una también tienen un espacio individual don- riencias e historias de vida.
manera de que chicos y chicas en conjunto, de aprendemos las melodías que por años
puedan prepararse para sus respectivas ce- acompañan a nuestro pueblo y también Martin Buber decía que la vida es encuentro.
remonias de Bar y Bat Mitzvá. compartimos melodías modernas, porque Cuando nos encontramos con otro, nos co-
En este marco tienen el espacio de crecer nuestra tradición sigue mirando hacia delan- nocemos mejor a nosotros mismos, fortale-
juntos, aprender unos de otros para con- te. En este espacio cada uno pueda expresar- cemos nuestra propia identidad y ganamos
vertirse en hombres y mujeres con el va- se y aprender más sobre nuestro pueblo y la un amigo.
lor fundamental del respeto, la tolerancia, lectura de la Torá, que nos brinda eseñanzas
y de hacer desde su lugar, un lugar mejor para todos y en particular para cada uno. Te esperamos para poder seguir sumando
para todos. Este año renovamos nuestro compromiso Mitzvot en el camino a llegar a ser Bar y Bat
Defendemos el valor de la familia, el cual a con el Proyecto Rashi de la NCI para las fa- Mitzvá.
través de los aprendizajes y experiencias per- milias de CIPEMU, la comunidad hermana
sonales de los chicos, nos enriquecemos y de de Punta del Este – Maldonado, que desde Jagay Alfassa
esta manera puedan llevarse algo más que el año que pasó se integraron formalmente
una melodía para compartir en familia. a este proyecto a través de un convenio reali- moré proyecto rashi
zado entre ambas comunidades.

Queremos acompañarlos en este momen-
to para que puedan estar listos para asumir
nuevas responsabilidades y compromisos.
Reflexionar, expresarse y experimentar es
parte de lo que les brindamos para enten-
der qué significa llegar a la edad de Bar y Bat
Mitzvá; la nueva etapa de la juventud y los
valores fundamentales de nuestra tradición.
En el marco del curso, compartimos momen-
tos en familia, porque el proceso comienza
desde casa. “Veshinantam levaneja” - y ense-
ñarás a tus hijos - recitamos diariamente en
el Shemá Israel.

34 MA KORÉ

5778 35

Ajim Rajmonim

AJIM RAJMONIM se fundó en Montevideo en Hoy AJIM atiende a 60 familias judías nece-
el año 1938. Ya existía en Alemania ayudando sitadas, con integrantes de distintas edades,
a las familias judías en esos dificilísimos años. de distintas realidades y con distintas ne-
Si nos ubicamos históricamente, se fundó en cesidades. Nuestro trabajo es darles apoyo,
Montevideo cuando comenzaba la mayor seguimiento, y ayuda económica. Nuestra
tragedia para el pueblo judío. La dirección y oficina en Bait Jadash es un punto de refe-
los socios fueron y son mayoritariamente los rencia para nuestros beneficiarios, quienes
socios de la NCI. se acercan a nosotros cuando se les presenta
Como detalle interesante: Bait Jadash está una necesidad o donde compartimos todos
construido sobre el terreno que una vez fue los meses una instancia en la cual nos encon-
legado a AJIM RAJMONIM. Si leemos hoy en tramos. Contamos con el apoyo incondicio-
su carta fundacional los “Fines y propósitos nal de la Filial Montevideo de la B’nei B’rith
de la Asociación”, podemos encontrar dentro que colabora con la entrega de paquetes
de los mismos el apoyo a los pobres israeli- de alimentos 2 veces al año (en Pésaj y Rosh
tas mediante ayuda económica y préstamos Hashaná) y el Consejo Uruguayos de Mujeres
de la Caja de Préstamos, la visita a enfermos, Judías con donaciones puntuales de primera
reparto de víveres y remedios a los pobres, y necesidad.
un servicio médico por parte de voluntarios. Este trabajo es también posible por el apor-
Hoy, gracias a Dios, las circunstancias son dis- te mensual de nuestros socios que son ma-
tintas. A los 10 años de la fundación de AJIM yoritariamente de la NCI. Muchos de los
se creó el Estado de Israel. Hermanos judíos socios son personas mayores y estamos
cumplieron su sueño e hicieron aliá. Otros esperanzados en que las nuevas genera-
hicimos de esta tierra generosa, Uruguay, ciones se acerquen a apoyar esta obra tan
nuestro hogar. Sin embargo, sigue habiendo necesaria. Estamos abiertos para todos los
hermanos judíos castigados por la vida. La que quieran acercarse a AJIM RAJMONIM.
misión de AJIM sigue siendo tratar de acer- Pueden comunicarse a los teléfonos de la
car ayuda, comprensión y apoyo para que NCI (al interno 113) los días lunes y jueves
puedan llevar una vida digna. de 12:00 a 19:00 hs.
En el año 2002, cuando la crisis económica ¡Los saludamos con nuestro tradicional SHA-
golpeó fuerte, se fundó TZEDAKA para que LOM!
velara por todos los judíos necesitados del
Ishuv. En ese momento se pidió a todas las
instituciones benéficas que siguieran su
ayuda a los beneficiarios que apoyaban en
aquel momento.



ALGUNAS DE NUESTRAS » Cursos de Hebreo » Espacio Adultos
ACTIVIDADES EN LA NCI
Semana a semana nos reunimos con el pro- El objetivo principal del Espacio Adulto es
pósito de aprender hebrero, de soñar y reír, desarrollar diferentes actividades que con-
en el idioma de nuestro pueblo. duzcan a reconstruir los vínculos sociales
Ofrecemos cinco grupos en diferentes nive- conjuntamente con el objetivo de mante-
les, de acuerdo a los conocimientos previos ner y extender lo más posible en el tiempo
de cada alumno. Enfocamos la alfabetiza- la auto validez mental. Orientados por la
ción, lectura, escritura y practica oral, usando Psicóloga Adriana Cohn, nuestros mayores
recursos actuales, modernos y variados para se reúnen en Bait Jadash para disfrutar de
que nuestros alumnos avancen de manera un taller colectivo, con atención personali-
sólida y divertida. zada. El éxito de este proyecto ha llevado
Paso a paso vamos descubriendo la lengua a que este año hayamos abierto un nuevo
de nuestros ancestros. grupo, los días miércoles de 15.00 a 17.30
hs., que se suma al tradicional de los jueves
en el mismo horario.

38 MA KORÉ

» Rikudim » Leaká Neshamá » Leaká Atzmait

La conexión con los rikudim nos transporta Hace 5 años la Leaká Neshamá se expresa a Hace poco más de 6 años se acercó a la NCI
a nuestra historia milenaria a la vez que nos través de los diferentes estilos de danzas is- un grupo de jóvenes con el único objetivo
conecta con nuestros hermanos de Israel raelíes, compartiendo coreografías, tradicio- de tener donde ensayar sus bailes, nacía así
y del mundo entero. Es un vínculo que nos nes y raíces, sin importar la edad ni la expe- la Leaká Atzmait. El contacto se dio tan na-
atraviesa cultural, social y afectivamente. riencia previa. turalmente como su crecimiento en calidad
Nuestras casi 60 “rikuderas”, se dividen en 4 Este año las coreografías se caracterizan por y en número y con el correr del tiempo, su
grupos y algunas de ellas asisten más de una la mezcla de estilos. El 10 de setiembre pre- frescura y virtuosismo los llevó a representar
vez a la semana. sentaron en el Teatro Astral “Elef Mechazrim” a la NCI en numerosos encuentros y eventos.
Se realizan actividades variadas, como viajes un rikud estilo charleston, y ahora se en- A lo largo de estos años la leaká ha tenido
al interior y exterior del Uruguay, y encuen- cuentran preparando una versión de “Hava grandes satisfacciones: se ha presentado en
tros sociales para confraternizar y festejar los Naguila” tocada en violín. Este año además festivales de danza y eventos en Uruguay
cumpleaños del mes. visitaron el Hogar Israelita, celebrando allí el y en el exterior (Porto Alegre, San Pablo y
Desde hace ya siete años, todos los grupos día del abuelo. Buenos Aires), con un variado repertorio de
se encuentran un día al año en la Harkadá coreografías; ha realizado un espectáculo en
Aviv, un evento de rikudim en el que además pro de la Federación Autismo Uruguay; reci-
participan talleres y leakot de las otras comu- bió al renombrado grupo Guilboa de Buenos
nidades de Montevideo. Aires para un intercambio, y organizó un es-
pectáculo en Paysandú para toda la sociedad
sanducera.

Son jóvenes en edad universitaria que cre-
cen semana a semana produciendo sus co-
reografías y disfrutando de la danza, que
además ofrecen a las otras generaciones, por
ejemplo cuando se presentan en el Hogar
Israelita para compartir con los abuelos mo-
mentos muy especiales.

5778 39

» Ciclo de Conferencias » Clases de Cocina » Ciclo de charlas
y Hafrashat Jalá “Mi judaísmo y yo”

Entre los meses de mayo y julio tuvimos la Nos preparamos para los Iamim Noraim Por segundo año consecutivo hemos de-
oportunidad de disfrutar de un exitoso ciclo La llegada de los Iamim Noraim despierta en sarrollado en la Escuela Integral un ciclo de
de conferencias a cargo del Lic. Rafael Winter. la comunidad una sensación muy especial. charlas a cargo de nuestro Rab. Dany Do-
El año 2017 nos propone una serie de efemé- La NCI se prepara institucionalmente para linksy, para padres y abuelos de la escuela, y
rides de la historia judía reciente que no se recibir a todos sus socios y amigos en esos abierto también a adultos de la comunidad
podían dejar pasar, por lo que fueron abor- días, pero también se propone prepararlos que quieran asistir.
dadas bajo el título “A 120 años del primer para que puedan disfrutarlos en todos sus El ciclo, que este año se tituló “Mi judaísmo y
Congreso Sionista: ¿es Israel el Estado que aspectos. yo”, constó de 10 encuentros en los que dia-
Herzl se imaginó?”. Uno de esos aspectos es sin duda la comida. logamos sobre simbología, mitos, el rezo, las
Fueron 5 encuentros en los que se habló sobre No hay fiesta judía en la cual la comida no mitzvot y el pensamiento judío, para culmi-
Jerusalem, su historia y su significado para el tenga un lugar protagónico reservado. Es nar con un análisis de algunas de las historias
pueblo judío y para el mundo, y los 50 años de por eso que nuestra Rabanit Paula Dolinsky más polémicas del Tanaj.
su reunificación. Se abordó la historia del sio- invitó a la Chef Adriana Kac para que, con su Si este año no pudiste ir, estate atento por-
nismo, desde su primer congreso en Basilea ayuda, decenas de mujeres aprendieran nue- que en breve habrá otra oportunidad.
en 1897 hasta la actualidad. El análisis del lla- vas recetas, las cocinaran y las degustaran en
mado “antisionismo” y sus diferencias y simi- un clima de festejo absoluto. Todo se coronó,
litudes con el antisemitismo. Los problemas junto a varias decenas más de asistentes, en
centrales para Israel como Estado y su socie- una Hafrashat Jalá inolvidable el pasado 30
dad. Sus vínculos con el judaísmo diaspórico y de agosto.
finalmente el presente y el futuro de Israel y la Sin duda, son muchas las familias que este
convulsionada región en la que se encuentra, año, en la mesa de Rosh HaShaná, estarán
a la luz de los últimos acontecimientos de la disfrutando de las exquisiteces que algún
geopólitica internacional. miembro de su familia cocinó por primera
El tono de las temáticas y el enfoque que el vez en la cocina de Bait Jadash.
Lic. Winter suele darles, despertó el debate
entre los asistentes que para gusto de los
participantes, extendió cada charla en el
tiempo mucho más allá de lo previsto.

40 MA KORÉ

» ¿Hola, Qué Tal?

¿Hace cuánto tiempo no hablás con aquel co- Muchos de ellos comen solos todos los días, Muchos ya se sumaron. Puede ser un día cada
nocido, que como dicen por ahí, anda perdido todas las comidas, no tienen familia, ni com- tanto, un paseo corto, una cena de Shabat.
o perdió todo lo que había logrado en la vida, pañía. Cuantos más somos, más crecemos como
o con la mamá de tu amigo que hizo Aliá? ¿Acaso podés imaginarte en esa situación? comunidad, como seres humanos y princi-
¿Y con el viudo de tu tía querida? Cuidarnos los unos a los otros, es una Mitzvá palmente como judíos. Por eso te pregunto:
Te sorprendería saber la cantidad de miem- que no podemos pasar por alto. ¿Hola, Qué Tal?
bros de la comunidad que están solos, muy El proyecto ¿Hola, Qué Tal?, liderado por nues- Shaná Tová Umetuká; que cada uno de no-
solos, por distintos motivos. tra Rabanit Paula Dolinsky, formó un grupo de sotros sea inscripto en el sagrado Libro de la
Algunos precisan recibir un llamado cada voluntarios que desde hace un par de meses y Vida. Amén.
tanto, otros que los acompañen al supermer- a través de una campaña de concientización,
cado, a quienes ya no tienen con quien ir al está conectando a miembros de la comuni-
estadio o cómo llegar al servicio de Shabat. dad en este maravilloso intercambio de dar y
recibir afecto, atención, e interés.

5778 41

» Sucot Urbano » Nuestras Shinshiniot

La NCI tiene una larga tradición de vida cul- y Profesor de Mindfulness que se tituló“Hacer Las shinshiniot son jóvenes graduadas de
tural innovadora y de propuestas audaces. una pausa puede cambiarnos la vida”. Los her- la secundaria israelí que vienen a Uruguay
En el seno de una comunidad donde la vida manos Nicolás y Germán Kronfled compar- en su año pre-ejército a dedicarse al trabajo
cultural judía es intensa y variada, la NCI tieron las anécdotas más interesantes de su voluntario en la comunidad.
ha procurado siempre aportar actividades viaje alrededor de 39 países, y cerramos con Este es el cuarto año del proyecto. El pasado
diferentes y novedosas dentro del marco el humor del Rab del Whatsapp. La propuesta agosto nos despedimos de Maya y Noga y
comunitario. gastronómica contó con los falafels de Aide dimos la bienvenida a Mika y Or.
Con la inauguración de Bait Jadash, donde la Polo, y licuados y dulces de Vita Veggie. Además de sus propios espacios como Café
NCI funciona desde hace nueve años, nuestro Ahora nos estamos preparando para nuestro Ivrit, en nuestros cursos de hebreo, Escue-
Sucot Urbano, que ya se había comenzado a Sucot Urbano 9, que este año tendrá la par- la de Tradición, eventos culturales, y en la
realizar en el anterior local de Río Branco, en- ticularidad de que lo haremos el domingo 8 comunidad en general, tienen a cargo la
contró el lugar adecuado para desarrollarse y de octubre, en Jol Hamoed de Sucot, con lo preparación y difusión de contenidos y ex-
pasar a ser parte de la vida institucional de la cual habrá también actividades propias del periencias educativas, transmitiendo sus
NCI. Cercano a la semana en la que transcurre Jag dentro de la Sucá, con nuestro Rab. Dany vivencias como jóvenes israelíes, desarro-
esta festividad central del calendario hebreo, Dolinksy. llando temas de Educación Judía e Israel.
elegimos un domingo en el que pudiesen A esto se sumará un debate sobre temas de
concentrarse una variedad de actividades actualidad israelí, magia y diversión para los
no vinculadas con el ámbito religioso, que más pequeños, y por supuesto una variada
tiene de por sí su espacio central en la comu- propuesta gastronómica.
nidad, como conferencias, conciertos, bailes, En el cierre, tendremos el humor del Pote
murgas, stand up, teatro de improvisación y Korytnicki.
otras propuestas que año a año se dan lugar Reserven la fecha, domingo 8 de octubre:
en un mismo entorno, para un público ávido ¡Los esperamos!
de vivencias alternativas.
En la edición de 2016, además de un especial
espacio para los niños con inflables gigantes
y animación, la actividad de los adultos co-
menzó con un taller a cargo Silvio Raij, Coach

42 MA KORÉ

5778 43

Comunicate con nosotros

secretaría comisión directiva nuestros horarios de atención

[email protected] [email protected] Lunes a jueves de 12 a 20hs.
Viernes de 10 a 16 hs.
atención a socios gestión cultural
teléfono
[email protected] [email protected]
2709 0709
dirección educación
seguinos en facebook
[email protected] [email protected]
/nci.uruguay
rabinato proyectos

[email protected] [email protected]
[email protected]

Nuestra Comunidad agradece a:

www.tumeser.com La Abundancia Rafael Lejtreger Juan Goldfarb SA

( fotos)

Y a todos aquellos que de manera voluntaria y anónima colaboraron para la realización de
este Ma Koré. La Comisión Directiva agradece especialemente al staff y a la Asamblea de
Representantes NCI que año a año refuerzan su compromiso con nuestra comunidad.

Daniel Cohn David Raij

presidente secretario general

44 MA KORÉ

Shabat y Festividades

Horario encendido de velas

5778 45

46 MA KORÉ

5778 47

48 MA KORÉ


Click to View FlipBook Version
Previous Book
1250 North Dearborn Parkway #16D
Next Book
Makoré 5779