The words you are searching are inside this book. To get more targeted content, please make full-text search by clicking here.

Novedades sobre o consumo de cannabis, Manuel Isorna Folgar (6.2020)

Discover the best professional documents and content resources in AnyFlip Document Base.
Search
Published by Noite Saudável das Cidades do Centro de Portugal, 2020-07-09 11:20:56

Novedades sobre o consumo de cannabis, Manuel Isorna Folgar (6.2020)

Novedades sobre o consumo de cannabis, Manuel Isorna Folgar (6.2020)

Novedades sobre o consumo de
cannabis:

oportunismo vs evidencia científica


SÍNTESIS
• Consumo en Europa y España. Disminución edad de inicio
• Aumento del THC y disminución del CBD
• Consumo combinado Tabaco + Cannabis
• Nuevas formas de consumo “más peligrosas”
• Poca evidencia científica del “cannabis y cannabinoides terapéuticos”
• Oportunismo industria cannábica durante la pandemia COVID-19


Dr. Manuel Isorna Folgar


75,2 Consumo de drogas- Cannabis
40,9
Prevalencia de consumo (%).

Últimos 12 meses. Población 15-64 años

 Las drogas más consumidas son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes
 El cannabis es la droga ilegal más consumida

11,1 11,0
2,2 1,3 0,6 0,5 0,4 0,3 0,2 0,2 0,1 0,1 0,1 0,1 0,0 0,0 0,0

Alcohol
Tabaco
Hipnosedantes*
Cannabis
Cocaína***
Hipnosedantes**

Éxtasis
Anfetaminas/speed

Alucinógenos
Nuevas sustancias

Setas mágicas
Metanfetamina

Spice
Ketamina
Inhalables volátiles

Heroína
Salvia
GHB

Mefedrona

* con o sin receta 5
** sin receta
*** polvo y/o base

EDADES 2017/2018. OEDA. DGPNSD. MSCBS


Consumo problemático
de Cannabis

Población 15-64 años

Perfil consumidores problemáticos 497.000 1,6% de toda la población
últimos 12 meses 15,9% de consumidores de cannabis*
personas hacen
Sexo: 77,7% hombres consumo problemático FM1
Edad media: 33,3 años de cannabis FM2
Nº medio de porros consumidos/día**: 3,6 porros
Policonsumo de 3 o más sustancias: 90,4% 21,2

25,0

15,9

2,2 1,8 1,6

2013 2015 2017

% entre la población (15-64 años) que han consumido cannabis* % entre toda la población (15-64 años)

Nota: El consumo problemático se basa en la escala CAST (Cannabis Abuse Screening test). 6
6 preguntas , 5 opciones de respuesta. Puntuación de 0 a 6. CAST≥4=consumo problemático

EDADES 2017/2018. OEDA. DGPNSD. MSCBS *en los últimos 12 meses ** en los últimos 30 días


Islandia: And substance use is going down

50 42
45
35 Drunk past 30 days
40 Daily smoking
35 32 33 Tried cannabis

% 30 28 25
25 26 26
20
15 23 22 20
10 18
5 19 19
0 17 16
15 15 14 14 14

12 11 12 13 12 11 12 10 10 10 9 799 97 7 7 7
9 99 77 8 5 5 5 6

66 65 66

33 23 2

2

year


DROGAS Y CEREBRO ADOLESCENTE

Dr. Manuel Isorna Folgar


Dr. Manuel Isorna Folgar Cadaveira, 2019


Uno o dos porros, suficientes para afectar al cerebro adolescente

La materia gris del cerebro de adolescentes de 14 años cambia ante un mínimo consumo de Cannabis


• El nuevo estudio, que forma parte de un proyecto europeo a largo plazo conocido
como IMAGEN (Orr, Spechler, Cao, Albaugh, Chaarani, … Garavan, ,2018) incluyó a 46 niños que aseguraron
haber consumido cannabis una o dos veces a la edad de 14 años.

• Sus cerebros mostraron más volumen de materia gris en áreas donde el cannabis se
une a los conocidos como receptores de cannabinoides. El cambio era evidente en
comparación con los chavales que no consumieron la droga.

• Las mayores diferencias en materia gris estaban en la AMÍGDALA, que está
involucrada en el miedo y en otros procesos relacionados con las emociones, así
como en el HIPOCAMPO, que es crucial en el desarrollo de la memoria y las
habilidades espaciales.

• Eso sí, no está claro qué consecuencias tiene el aumento del volumen de materia
cerebral. Por lo general, «a esa edad el cerebro adolescente experimenta un proceso
de poda, donde se vuelve más delgado, en lugar de más grueso, ya que refina sus
conexiones sinápticas.

• Una posibilidad es que realmente “hayan interrumpido el proceso de poda”, dice
Garavan sobre los niños que fuman marihuana.


The ingredients of cannabis

•Tetrahydrocannabinol (THC) – partial agonist at CB1 •Cannabidiol (CBD)

•Euphoria attention,memory and learning •Is not hallucinogenic
•Impairment of •Has anxiety relieving properties
•Hallucinations and THC •Antagonise effects of THC?
paranoid ideas
CBD


Dr. Manuel Isorna Folgar


The ingredients of cannabis

•THC causes •Cannabidiol (CBD)

•Impairment of attention, •Is not hallucinogenic
memory and learning •Has anxiety relieving properties
•Hallucinations and •No adverse effect on cognition
paranoid ideas
CBD
THC


Dr. Manuel Isorna Folgar


Dr. Manuel Isorna Folgar


¿Por qué mezclan T+C?

La práctica cotidiana del consumo de cannabis en España es que “en la práctica no existe porro sin tabaco” (Zabala, 2015),
quién plantea varias opciones del por qué los jóvenes consumidores mezclan tabaco y cannabis:

• Mejor combustión: Porque el tabaco ayuda a que el porro tire mejor, no nos olvidemos que
un aditivo habitual del tabaco industrial son las sustancias combustibles como el benzol.

• Sabor más suave: el tabaco suavizaría el sabor del cannabis, proporcionando un gusto más
agradable.

• Mayor duración: el porro dual proporcionaría un mayor número de caladas que un porro
hecho solo con cannabis.

• Ahorro económico: por la razón anterior, se conseguiría ahorrar en la compra de porros.
• Poca “tolerancia” al cannabis: el porro combinado sería una opción para los fumadores que

necesitan rebajar el consumo de tetrahidrocannabinol por problemas de tolerancia.
• Porque si fumas solamente cannabis (el llamado porro integral) “eso es una bomba”.

Dr. Manuel Isorna Folgar


Formas de consumo

MARIHUANA, GRIFA

HACHÍS (KIFI)

Dr. Manuel Isorna Folgar


Dr. Manuel Isorna Folgar Aceite de hachís

QWISO (Quick wash isopropyl,
lavado rápido en isopropílico)

Hachís de agua y hielo “bubble hash”

con butano “Butane Hash Oil” (BHO) o Aceite de Hachís al Butano


DABBING Comestibles: galletas, Brownies,… FUMAR EN BONG
Vapeo de aceite de hachís

El submarino

Dr. Manuel Isorna Folgar


CANNABINOIDES SINTÉTICOS

Dr. Manuel Isorna Folgar


The arrival of synthetic cannabinoids puts the psychotogenic effect
beyond doubt


CANNABIS Y SNC


We observed a consistent
increase in the risk of
psychosis-related
outcomes with higher
levels of cannabis
exposure in all the
included studies


CANNABIS Y PSICOSIS

Caspi et al. Biol Psychiatry. 2005. Dr. Manuel Isorna Folgar


CANNABIS Y PSICOSIS
Fuente: Di Forti et al. Biol Psychiatry, 2012.


¿En qué
enfermedad

es el
cannabis
tiene efectos
positivos e
incluso
puede estar
“indicado”?


USOS TERAPEUTICOS USOS TERAPEUTICOS

- Espasticidad esclerosis múltiple - Antiemético (paliar síntomas de naúseas y
- Dolor Artirtis Reumatoide vómitos)

USOS TERAPEUTICOS Epilepsia Infantil: Síndrome de Lennox-Gastaut (SLG), que
generalmente aparece entre las edades de 3 y 5 años
- Estimulación apetito (anorexia, y
personas SIDA,…) Síndrome de Dravet, que aparece incluso a edades más tempranas.

- Dolor Artirtis Reumatoide


El cannabis fumado
regularmente está
asociado
con incremento del
riesgo de
desarrollar

ESQUIZOFRENIA y
otras formas de
PSICOSIS (cuanto
más se consuma,
mayor será este
riesgo).


• Esta sobrecarga informativa engañosa o
infoxicación sobre los supuestos
beneficios terapéuticos del cannabis llega
a la ciudadanía a través de internet,
principalmente páginas webs que en la
mayoría de las ocasiones son dominios
propios de lo que denominamos
“movimientos procannábicos”, financiados
directa o indirectamente por la industria
cannábica.

• Su objetivo principal es crear en las redes
sociales un estado de opinión favorable
hacia el consumo del cannabis y su
legalización, lo cual repercutirá finalmente
en las actitudes y comportamientos de las
personas fuera de la red y por ende en la
sociedad en general.


Uno de los últimos estudios difundidos por
estos colectivos tratan de presentar a la cannabis
sativa (concretamente extractos con alto contenido
en CBD) como una sustancia más efectiva en la
prevención y tratamiento del COVID-19 que la
Hydroxicloroquina, señalando los efectos
perniciosos de esta última; no obstante, se trata de
un estudio prepint sobre el uso de cannabis con
u n alto contenido de CBD como hipótesis para
tratar los procesos inflamatorios del COVID, de
momento en modelos de tejidos 3D humanos
artificiales de vía oral, vía aérea e intestinal,
concluyendo que al no ser concluyentes los
resultados, se precisan más estudios (Wang et al.,

2020).


• La falsa afirmación de que ciertos
cannabinoides "refuerzan el sistema
inmunitario" o la falacia sobre los
potenciales efectos antivirales del
CBD son refutados por la evidencia
farmacológica y clínica actual que
manifiesta que el CBD (y el THC)
podrían disminuir la capacidad de
combatir infecciones; lo cual
contrasta con sus posibles usos
clínicos como antiinflamatorio.

• Este riesgo puede ser incluso mayor
en las infecciones virales y
respiratorias (Brown, 2020).

• Por lo tanto, ES NECESARIO
RECOMENDAR A USUARIOS Y
PERSONAL SANITARIO EVITAR EL
CONSUMO DE CBD Y OTROS
CANNABINOIDES DURANTE ESTA
PANDEMIA, a menos que sea por
prescripción facultativa (por
ejemplo, convulsiones, cáncer,
dolor crónico).


Nora Volkow (2020), directora del Instituto Nacional sobre el
Abuso de Drogas (NIDA), al respecto en el contexto de la
pandemia de COVID:

“El riesgo de gravedad e incluso de muerte
producida por el COVID-19 aumenta con la
edad avanzada pero también se concentra
entre quienes están inmunocomprometidos
o tienen su salud comprometida con
distintas afecciones como diabetes, cáncer,
cardiopatías y enfermedades respiratorias.
Muchos de estos últimos surgen de fumar y,
por lo tanto, puede aumentar el riesgo de
muerte y enfermedad entre fumadores
(tabaco y/o cannabis)”.


• Satre, Hirschtritt, Silverberg y Sterling (2020) proponen que, en el contexto de la pandemia:

• El personal sanitario y proveedores deben aconsejar a los consumidores adultos mayores de 60 años de
cannabis, que deben ABANDONAR EL CONSUMO FUMADO Y EL VAPEO o al menos REEMPLAZARLO POR
FORMAS COMESTIBLES; medidas que, de aplicarse, probablemente mejoren las posibilidades de supervivencia
de COVID-19.

• También se les debe alertar de los efectos adversos incluidas las caídas, la ansiedad y la dependencia.

• Del mismo modo a los fumadores de tabaco:

• Proponer que eliminen el tabaco fumado y el vapeo,
• Alentar a los consumidores a utilizar sustitutos de la nicotina fumada (Ej., Parches o chicles) y medicamentos

contra el síndrome de abstinencia como el bupropión.

• Dejar de fumar reduce los problemas cardiovasculares y otros problemas de salud (Mons et al., 2015) lo que
aumenta las probabilidades de supervivencia al coronavirus tal y como muestran los datos del
Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades los cuales revelan que el COVID-19
tiene una tasa de letalidad del 6,3% para las personas con enfermedad respiratoria crónica, en
comparación con el 2,3% de la población general (Wu y McGoogan, 2020).


Conclusiones de los autores
No se hallaron pruebas convincentes, no
sesgadas y de alta calidad que indicaran que la
nabilona es útil para el tratamiento de los
pacientes con fibromialgia. La tolerabilidad de la
nabilona fue baja en los pacientes con
fibromialgia.


Conclusiones de los autores
Los efectos del cannabis y del aceite de cannabis
en la enfermedad de Crohn no están claros. Por lo
tanto, no se pueden establecer conclusiones
firmes con respecto a la eficacia y la seguridad
del cannabis ni del aceite de cannabis en
pacientes adultos
con enfermedad de Crohn activa. No se han
investigado los efectos del cannabis ni del
aceite de cannabis en
la enfermedad de Crohn inactiva.

Se necesitan estudios adicionales con un gran
número de participantes para evaluar los efectos
beneficiosos y perjudiciales potenciales del
cannabis en la enfermedad de Crohn. Los estudios
futuros deben evaluar los efectos del cannabis en
los pacientes con enfermedad de Crohn activa e
inactiva. Se deben investigar diferentes
dosis y vías de administración del cannabis.


Conclusiones de los autores
Los efectos del cannabis y del cannabidiol sobre
la CU no están claros, por lo que no se pueden
establecer conclusiones firmes con respecto a
la eficacia ni la seguridad del cannabis o
cannabidiol en los adultos con CU activa.

No hay evidencia del uso del cannabis o
canabinoide para el mantenimiento de la
remisión en la CU.

Se necesitan estudios adicionales con un
número mayor de pacientes para evaluar los
efectos del cannabis en los pacientes de CU con
enfermedad activa e inactiva. Se deben
investigar diferentes dosis de cannabis y vías de
administración. Por último, se necesita un
seguimiento para evaluar los resultados de
seguridad a largo plazo del consumo frecuente
de cannabis.


Resultados secundarios
Los fármacos con cannabis probablemente aumentan el número
de pacientes que logran un alivio del dolor del 30% o más en
comparación con placebo (39% versus 33%; DR 0,09 [IC del
95%: 0,03 a 0,15]; NNTB 11 [IC del 95%: 7 a 33]; 1586
participantes, 10 estudios, evidencia de calidad moderada).
Los fármacos con cannabis pueden aumentar los eventos
adversos del sistema nervioso en comparación con placebo (61%
versus 29%; DR 0,38 [IC del 95%: 0,18 a 0,58]; NNTD 3 [IC del 95%:
2 a 6]; 1304 participantes, nueve estudios, evidencia de baja
calidad). Los trastornos psiquiátricos ocurrieron en el 17% de
los participantes que utilizaron fármacos con cannabis y en el
5% de los que utilizaron placebo (DR 0,10 [IC del 95%:
0,06 a 0,15]; NNTD 10 [IC del 95%: 7 a 16]; 1314 participantes,
nueve estudios, evidencia de baja calidad).
En los estudios analizados no se encontró información acerca
de los riesgos a largo plazo.

Conclusiones de los autores
Los posibles efectos beneficiosos de los fármacos con cannabis (hierba de cannabis, THC obtenido de la planta o
sintético, aerosol para la mucosa oral de THC/CBD) sobre el dolor neuropático crónico podrían importar más que
sus posibles efectos perjudiciales.
La calidad de la evidencia para los resultados de alivio del dolor refleja la exclusión de los estudios de los
participantes con antecedentes de consumo de sustancias y otras comorbilidades significativas, junto con los
tamaños pequeños de la muestra.


Conclusiones de los autores
A pesar de que el dronabinol fue registrado al menos
por algunas autoridades reguladoras de
medicamentos para el tratamiento de la anorexia
asociada con el SIDA, y algunas jurisdicciones
permiten el uso "médico" de la marihuana por parte
de los pacientes con infección por VIH/SIDA, existe
una falta de pruebas de la eficacia y la seguridad
del cannabis y los canabinoides en este contexto.

Los estudios como los realizados han sido de corta
duración, en números pequeños de pacientes y se
han centrado en medidas de eficacia a corto plazo.
Aún deben presentarse datos a largo plazo, que
muestren un efecto sostenido sobre la morbilidad y la
mortalidad relacionadas con el SIDA y la seguridad en
los pacientes que reciben un tratamiento
antirretroviral efectivo.

No se conoce si las pruebas disponibles son
suficientes para justificar una revisión general de la
práctica reglamentaria de los medicamentos.


Click to View FlipBook Version
Previous Book
LAPORAN PROGRAM FASA 1
Next Book
นำเสนองาน2หัวข้อ(กลุ่มรุ่งรวี)