Home
About
Al igual que otras variedades de té, el té verde proviene de la planta Camellia sinensis, pero se distingue de los demás en que no pasa por un proceso de fermentación para su ingesta, puesto que las hojas se recogen frescas, se prensan, se enrollan, se trituran y, por último, se procede a su secado